ÓRGANOS INTERNOS: El Intestino Grueso

13
53

El Intestino Grueso tiene que ver con la materia sólida y esto nos muestra si somos capaces de lidiar bien con todos los temas materiales.

El Intestino Grueso tiene que ver totalmente con dejar ir y soltar todas las cosas que no nos sirven, y la incapacidad de dejar ir puede ser el resultado de un miedo a la pérdida.

¿Qué es lo que se pierde si se deja ir?

Tienen que fijarse de vuelta en el momento de la concepción, qué es lo que formó la actitud de la personalidad de esa persona.

Tiene que ver con la materia sólida y esto nos muestra si somos capaces de lidiar bien con todos los temas materiales.

El Intestino Grueso tiene que ver totalmente con dejar ir y soltar todas las cosas que no nos sirven, y la incapacidad de dejar ir puede ser el resultado de un miedo a la pérdida. ¿Qué es lo que se pierde si se deja ir?

Tienen que fijarse de vuelta en el momento de la concepción, qué es lo que formó la actitud de la personalidad de esa persona.

Tiene que ver con la materia sólida y esto nos muestra si somos capaces de lidiar bien con todos los temas materiales.

El Intestino Grueso tiene que ver totalmente con dejar ir y soltar todas las cosas que no nos sirven, y la incapacidad de dejar ir puede ser el resultado de un miedo a la pérdida.

También te interesara:  RELACION ENTRE LA ESPALDA Y LAS EMOCIONES

¿Qué es lo que se pierde si se deja ir? Tienen que fijarse de vuelta en el momento de la concepción, qué es lo que formó la actitud de la personalidad de esa persona.

¿Cuántos de nosotros hemos experimentado una diarrea, o inflamación, o dolor abdominal después de algún disgusto, un susto muy grande, o cualquier otro impacto emocional?

Las emociones son reacciones que se viven como una fuerte conmoción del estado de ánimo. Derivado de las emociones, el cuerpo experimenta cambios y reacciones de tipo fisiológico. A estas reacciones se las denomina psicosomáticas.

Si el intestino está sano, vital y se encuentra limpio, prácticamente está garantizado que las materias de desecho (heces) estarán debidamente lubricadas y que el ritmo de evacuación será ideal. Además, un buen estado intestinal colabora en la comunicación entre neuronas, haciendo que las conexiones neuronales se realicen con más velocidad y sean más eficaces, pues allí es donde se ubica uno de los principales centros energéticos del organismo humano.

El intestino grueso se divide en tres regiones: ciego, colon y recto. El colon es la parte más larga del intestino grueso y es el lugar donde la materia fecal permanece antes de ser eliminada. Se puede decir que es como un almacén donde hay deshechos corporales, y también el medio donde se desarrollan bacterias que ayudan a la absorción de nutrientes, como es el caso de la flora intestinal.

También te interesara:  LAS ENFERMEDADES HEREDADAS DE NUESTRO ÁRBOL GENEALOGICO

¿Conocías esto?

Desde hace aproximadamente 15 años, se conocen las relaciones que existen entre las emociones y el organismo y cómo afectan al cuerpo humano. La presencia de neuronas en el aparato intestinal (sí, lees bien…), así como en el cerebro, son capaces de provocar crisis, u otros síndromes que afectan al individuo. Eso lo convierte en un “segundo cerebro” (su denominación técnica es “sistema nervioso entérico”), el cual está siendo investigado por la neurogastroenterología, una disciplina relativamente nueva.

Las emociones combinan tanto aspectos fisiológicos como psicológicos, repercutiendo en nuestro organismo, y manifestándose de una manera particular en cada uno de nosotros. Un individuo toma decisiones, almacena en su memoria ciertos sentimientos, situaciones vividas, se estresa, se altera, pone atención, percibe, imagina, etc. Esta interacción del organismo con el entorno constituye la matriz biológica y social del ser humano, y de este modo identifica el carácter favorable o desfavorable del entorno.

El 80% de los padecimientos tienen un origen psicosomático. Por eso, cuando una persona manifiesta decaimiento, disminución de la vitalidad, depresión, insomnio e incluso mal humor, es probable que en su entorno emocional algo lo esté alterando, y como respuesta a esa alteración, somatiza.

Si el individuo somatiza hacia el intestino grueso, es posible que se manifiesten diferente trastornos como: estreñimiento o diarrea; heces fecales más delgadas y secas de lo normal; incomodidad y dolor abdominal, frecuentemente ocasionado por la presencia de gases; apetito excesivo o ansioso, o por el contrario, su falta; calambres en la zona abdominal; acidez estomacal o agruras, náuseas o vómito; y alteración de la mucosa intestinal, entre las repercusiones menos agresivas, ya que también se pueden llegar a desarrollar enfermedades que pongan en riesgo la vida.

Un momento!! Todavía no salgas de quí!!!
También te interesara:  Terapia con SALES DE SCHÜSSLER
Estamos convencidos de que el contenido relacionado que te mostramos a continuación también te va a interesar. Con el podrás: Descubrir artículos relevantes que todavia no conocias. Invertir menos tiempo en ir a la busqueda de articulos. Interactuar con paginas afines a la nuestra donde nos importa la calidad. Y es que estos articulos estan pensados para completar la información que acabas de leer. Por eso, te invitamos a que lo visites y que disfrutes mucho de su lectura.

Para concluir, es en el intestino donde se conectan las realidades interna y externa, nosotros y nuestro entorno. Apreciar los mensajes del intestino ayuda a conectarnos con el cuerpo, con lo primigenio y lo intuitivo, con nuestro entorno.

Compartir

13 Comentarios

  1. Si piensan que hace 15 años se descubrió ésto, les falta leer medicina asmyurvedica, que tanto se la discrimina, las culturas milenarias sin el método objetivo científico, han llegado a conocimientos mucho más avanzados que la ciencia, en lo que respecta al mundo cotidiano del organismo y la actividad del cuerpo en todos sus aspectos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here