Linaza y anís para hígados grasos e inflamados

42
753

linaza

La linaza o semillas de lino son uno de los elementos naturales que más beneplácito suelen tener dentro de las personas que quieren perder peso de manera natural. ¿Por qué? Porque tienen aportes realmente valorables para los que buscan adelgazar, siempre tomando a este cereal como un complemento de una dieta equilibrada, acompañada de actividad física.

El té o infusión de linaza, semilla de la planta de lino, cuyo nombre científico es Linum usitatissimum, posee muchos usos medicinales y aplicaciones curativas que están determinados por las propiedades de los principios activos presentes en su composición.

La planta de lino es originaria de la región de los ríos Éufrates, Tigris y Nilo, y sus semillas se utilizan tanto para la elaboración de harina como para la preparación de deliciosas infusiones.

Mientras que el aceite de linaza es rico en ácidos grasos omega 3, omega 6 y omega 9 (siendo a su vez muy utilizado en la industria cosmética), la linaza en sí misma como alimento destaca por su riqueza en ácidos grasos poliinsaturados, fibra dietética y fitoquímicos (como los lignanos).

La infusión de linaza es muy útil para tratar problemas de digestión lenta. Para esto es necesario dejar reposando durante 12 horas las semillas de linaza, en un vaso de agua. Este brebaje se debe beber principalmente en ayunas. Si se le añade anís, se suman las propiedades estomacales, carminativas –para aliviar los gases-, antiespasmódicas y sedantes.

El té de linaza, tiene propiedades diuréticas, ya que actúa estimulando la función renal, generando un aumento en la eliminación de líquidos del organismo, debido a esto es muy útil para tratar casos de cistitis e infecciones urinarias, también ayuda a prevenir la aparición de cálculos renales. Además disminuye la inflamación de los riñones y también de la vejiga e hígado.

También te interesara:  JARABE CASERO DE PASIFLORA

Para la preparación de la infusión de linaza con anís, se necesitan los siguientes ingredientes:

25 gramos de linaza.
1 cucharadita de anís.
1 litro de agua.
La preparación de la infusión de linaza se realiza de la siguiente forma:

En primera instancia se coloca a hervir los 25 gramos de linaza y el anís en el litro de agua en una olla.

Se debe dejar hervir por aproximadamente 20 minutos.

Luego se deja reposar unos 5 minutos, se cuela y se sirve.

Beneficios de la infusión de linaza

Estimula el buen funcionamiento de los riñones, siendo útil para depurar los riñones y para mejorar la propia función renal.

Previene y trata la retención de líquidos.

Ayuda en el tratamiento de las infecciones urinarias (y cistitis).

Previene la formación de cálculos renales (piedras en los riñones).

Aconsejamos que consulte siempre a su medico y que se realice controles mensuales si su salud lo necesita.

 

Un momento!! Todavía no salgas de aquí!!!

 

Estamos convencidos de que el contenido relacionado que te mostramos a continuación también te va a interesar.
Loading...
Con el podrás: Descubrir artículos relevantes que todavía no conocías. Invertir menos tiempo en ir a la búsqueda de artículos. Interactuar con paginas afines a la nuestra donde nos importa la calidad. Y es que estos artículos están pensados para completar la información que acabas de leer. Por eso, te invitamos a que lo visites y que disfrutes mucho de su lectura.
También te interesara:  11 PUNTOS DE REFLEXIÓN: EL PODER DE LOS PENSAMIENTOS

42 Comentarios

  1. Al hervir el litro de esta agua se debe de acabar todo el litro o bien se puede reservar para el día siguiente y por cuanto tiempo es para q ayude a limpiar el hígado graso. Gracias por toda su información

  2. Las semillas que se ven son sin la piel o cáscara? Pues las que yo compro son marrón oscuro. Y pueden ser consumidas por una persona con diabetes?. Gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here