La glándula pineal, cada día más interesante

57
212

La glándula pineal, o epífisis, es un órgano atrofiado del tamaño de un piñón situado justo en el centro geométrico de nuestro encéfalo. Hasta hace poco se la consideraba un residuo procedente de fases anteriores de nuestra evolución, un vestigio sin utilidades importantes en nuestra actual fase evolutiva. Sin embargo, los últimos descubrimientos científicos, unidos al cada día más popular asunto de lo ultradimensional, la han puesto de moda.

Hoy sabemos que su misión biológica es la secreción interna de melatonina, hormona cuya cantidad disminuye con la edad y que está relacionada con la regulación de los ciclos de vigilia y sueño (ritmos circadianos) y con los procesos de la pubertad, además de ser un poderoso antioxidante y participante en la apoptosis de células cancerosas en el timo.

Es una glándula fotosensible, es decir, responde a las variaciones de luz que se dan a nuestro alrededor. De esta manera, se activa en la oscuridad para segregar melatonina, la cual nos induce a un estado de calma e introspección.

De todos es sabido que la circulación de hormonas por nuestro organismo provoca una serie de emociones y sensaciones concretas. Las sustancias endorfinas segregadas por la glándula pineal nos ayudan a entrar en un estado de conciencia más íntimo provocado por la sensación de tranquilidad que aporta la melatonina.

Esta segregación de endorfinas permite disminuir y relajar los sentidos, lo que se refleja en el cuerpo mediante una reducción del glucógeno en la sangre, induciéndonos al sueño y llevándonos a un estado de duermevela. Al ser éste un estado en el que la actividad cerebral está bajo mínimos, reduce las interferencias del mundo externo y la concentración sobre uno mismo es superior. Esto, a nivel práctico, nos permite distanciarnos de los problemas y observarlos con una nueva perspectiva, por lo que la mayoría de nosotros lo aprovechamos para reflexionar y repasar los acontecimientos cotidianos, encontrando a veces respuestas y soluciones que sin esa calma y concentración nos resultarían difíciles de intuir.

También te interesara:  ESCUCHA LA SABIDURÍA DE TU CUERPO

Más allá de su capacidad fotosensible, los últimos estudios científicos insisten en que la glándula pineal es también un magnetorreceptor, es decir, resulta sensible a los campos magnéticos y transforma sus ondas en estímulos neuroquímicos.

El profesor José Luis Bardasano, de la Universidad de Alcalá de Henares, es uno de los mayores especialistas en temas relacionados con bioelectromagnetismo. En su ponencia “Electromagnetismo, glándula pineal y salud pública” nos dice que

En el organismo existen dos sistemas de comunicación: el de base química y el de base eléctrica. En el primero (sistema endocrino), las señales de información (mensajes) son las hormonas que se transmiten a través de canales de información: vasos sanguíneos, vasos linfáticos, canal neural, etc. alcanzando los órganos diana o efectores. En el segundo (sistema nervioso) las señales son electromagnéticas y poseen una red de distribución con centros y ”subestaciones” que asienta sobre las células neuronales (neuronas) alcanzando los músculos, corazón, glándulas, etc.. Éstos dos sistemas han evolucionado paralelamente y colaboran mutuamente desde sus orígenes en perfecta armonía cronobiológica (la cronobiología es la ciencia que estudia los ritmos). Los ritmos y ciclos que en estos dos sistemas se suceden están coordinados por la “glándula pineal”.
Para el profesor Bardasano, la luz es el temporizador o sincronizador principal de los ciclos vitales, mientras que los campos electromagnéticos constituyen el sincronizador adicional. Los estudios realizados han llevado a concluir que las alteraciones electromagnéticas, al igual que lo hace la luz, interrumpen el proceso de secreción de melatonina. Una exposición continuada y la consiguiente reducción de actividad en la glándula pineal provoca casos habituales de fatiga,estrés, trastornos del humor, trastornos del sueño, rendimiento profesional disminuido, depresión e incluso riesgos de padecer cánceres como el de mama.

También te interesara:  METAFORA DEL PLATO ROTO: EL PERDON

Según Bardasano, no sólo hemos de tener cuidado con las alteraciones provocadas por los campos electromagnéticos artificiales (antenas, telefonía, radares, etc.), sino también con las variaciones de los campos magnéticos naturales, como pueden ser las provocadas por fuertes tormentas solares. Así, la glándula pineal sería receptiva no sólo a las ondas emanadas del campo geomagnético, sino a otras tan importantes como la resonancia Schumman, las micropulsaciones de origen cósmico y cualquier campo ELF o de baja frecuencia en general.

Desde un punto de vista espiritual, las doctrinas esotéricas de Oriente se refieren desde hace milenios a la glándula pineal como un tercer ojo capaz de hacer consciente la realidad espiritual del ser humano, el punto de unión entre el mundo físico y las dimensiones superiores del universo. Precisamente por esa situación de introspección que nos proporcionan los estados de duermevela o semivigilia a los que hacíamos referencia, éstos se hacen altamente apropiados para conectarnos con el mundo inconsciente, ya sean nuestros propios recuerdos, la memoria colectiva y quién sabe cuantas posibilidades más que sólo el entrenamiento nos permitiría descubrir.

La segregación de melatonina se reduce drásticamente a partir de los siete años de edad, período en el que también tienen lugar otra serie de cambios en la estructura cerebral. Este hecho ha llevado a muchos a interesarse por la posible vinculación entre tales cambios y las capacidades psíquicas de muchos niños de menor edad, entre ellas la del controvertido fenómeno de los “amigos imaginarios”. Siguiendo con estos asuntos, el profesor Sergio Felipe de Oliveira, neurocientífico de la Universidad de Sao Paulo, lleva años investigando casos de tipo extrasensorial y de clarividencia. Según él, las capacidades mediúmnicas estarían relacionadas con la presencia de mayor o menor cantidad de cristales de hidroxiapatita en la epífisis.

También te interesara:  TEORÍA DEL ESLABÓN PERDIDO

Sea como fuere, parece claro que mediante la disciplina y la práctica contínua, la activación de la glándula pineal se convierte en el camino para acceder a experiencias que nos hacen darle otro sentido a la vida y darnos cuenta de que no todo se mueve bajo las reglas de lo material y lo lógico, sino que hay otros mundos tan reales o más que el que alimentamos contínuamente.

Un momento!! Todavía no salgas de quí!!! Estamos convencidos de que el contenido relacionado que te mostramos a continuación también te va a interesar. Con el podrás: Descubrir artículos relevantes que todavia no conocias. Invertir menos tiempo en ir a la busqueda de articulos. Interactuar con paginas afines a la nuestra donde nos importa la calidad. Y es que estos articulos estan pensados para completar la información que acabas de leer. Por eso, te invitamos a que lo visites y que disfrutes mucho de su lectura.

Y si no queremos ir tan lejos, tampoco parece poca recompensa el poder acabar con el estrés diario, evitar problemas cardiovasculares y obtener cierta serenidad para ver las cosas desde una perspectiva más positiva, todo lo cual nos lleva a establecer con los demás relaciones más armónicas y sensibles que mejoran sobremanera nuestra calidad de vida. De cada cual depende el uso que le quiera dar y hasta dónde quiera llegar en el intento.

Compartir

57 Comentarios

    • dicen que esta atrofiada por el hecho de que no la usamos y como todas las partes del cuerpo si no se usan se van atrofiando con el tiempo .pero podemos revertir esto de manera positiva mediante la meditacion

    • dejando TODO consumo de fluor y metales pesados
      alimentándose con muchos vegetales para alcalinizar el cuerpo
      mover el cuerpo, liberar toxinas
      mantener una mente positiva y abierta a las experiencias que se pueden tener cuando te guía tu intuición

    • No. La Epífisis es precisamente la Pineal. La hipófsis ezs la Pituitaria: aquella por encima o a un lado del hipotálamo, y ésta por debajo.

  1. Me gustaria saber sobre la activacion de la glandula pineal, alguien que realmente sepa y nos indique, nos enseñe como hacerlo a plenitud.

  2. el chip biologico implantado desde antes de que fuéramos anfibios, es un conector electromagnético,que tiene como propósito utilizar ese enchufe para recordar el proceso de capacidad evolutiva y no sucumbir como linaje terrestre.

  3. Todos los días entro en lo que yo llamo: una siesta-meditación. Dejo inmovil el cuerpo completamente y le siento en su conjunto. A veces entro en ese estado de duermevela, un estado entre la vigilia y el sueño y ora voy ora vengo y me mantengo en ese estado de transicion de los dos mundos. Parece que en Yoga lo denominan Yoganidra. En un estado intermedio, en el que no estoy ni dormido ni totalmente despierto, pero con conciencia, a veces me quedo parado en el aquí-ahora.
    Hace una semana en vez de sentir el cuerpo en su conjunto, puse mi atención en el 3º ojo. Me quedé parado en el aquí-ahora por largo rato. Al salir del trance y desde entonces estoy mareado, se me va la cabeza y no he vuelto a repetir la práctica, por miedo a no se qué. Los mareos van remitiendo lentamente, pero aun perduran. Si alguien sabe, que comente, si no que permanezca callado, para imaginación la mía. Un abrazo

  4. muy interesante artículo la verdad esa formula de “me amo me perdono, te amo te perdono” es sin duda alguna estar bien co uno mismo y el universo entero. gracias.

  5. Cada día se descubren más cosas de como la Contaminación Electromagnética (CEM) afecta al funcionamiento del cuerpo humano. La glandula pineal estoy seguro, como afirma el Doctor Bardasano, que también ve alterado su normal funcionamiento.

  6. Yo tuve un tumor en el cerebro, un pinealoma, que hace casi 15 años me fue extraído. Junto con el tumor perdí la glándula pineal. En ese momento la información que recibí es que, efectivamente, no había perdido nada! Ahora, luego de haber pasado los últimos 5 años en contacto con Ciencia de la Mente, sé que esto no es así. En mi caso, no hubo otra opción y lo que me tranquiliza es confiar en que las funciones de esta glándula, serán o han sido, asumidas por otra. Continuaré con mi proceso evolutivo, sanando las heridas que me crearon ese tumor y agradeciendo el haber podido contar con esta oportunidad.

  7. Me sorprende que en un artículo sobre la glándula pineal no se cite al catedrático de anatomía de Valencia doctor Francisco Martínez Soriano, uno de los científicos que ha dedicado su vida a investigar el tema.

    • ES una glandula que se encuentra detras del esternon que es la que nos “defiende” de infecciones, la que nos avisa de situaciones incomodas o no convenientes para nuestro ser; pero tambien , al igual que la pineal hay que trabajar con ella para que se active . por lo gral con un buen trabajo de meditacion- respiracion contigo mismo , en forma paulatina ..se van notando los cambios !!exito !!!

  8. Javier, creo que te referis a otra glandula hubicada en el entresejo llamada hipofisis, y que al activar la pineal se activa, tambien en concecuencia la hipofisis, lo que comunmente es llamado el tercer ojo, habria que descubrir, haciendo el trabajo, si realmente podemos ser mas perseptivos, esa es la cuestion, o por lo menos es lo que yo he entendido..

    • Manuel, yo tambien tomo un medicamento que contiene melatonina para dormir y hace poco tiempo commence a activar la gandula pineal a traves de ejercicios, pero aun no siento los resultados, aun asi seguire persistiendo., Para descifrar lo verdadero hay que trabajar mucho..

      • Hola, Marta, en los ultimos meses mehan hablado de esta glandula y me gustaria saber los ejercicios que haces para activarla, es posible me expliques un poco, o si tienes un lien en la red que pueda visitar para informarme ? seria genial! muchas gracias !

    • Se conoce como quiste una formación redondeada, formada por una cubierta que encierra una sustancia líquida blanda (raramente sólida), sin comunicación con el exterior y cuya pared no tiene conexiones vasculares con el contenido. Esta formación puede ser benigna o maligna.
      La bola que forma el quiste representa un pesar, una pena acumulada durante mucho tiempo; son comunes para amortiguar los golpes recibidos por nuestro ego. La persona con uno o varios quistes mantiene un dolor del pasado que todavía no se decide a resolver. Si el quiste es maligno, véase también cáncer. Si se tiene en cuenta la utilidad de la parte del cuerpo afectada, se puede saber en qué área se acumuló este pesar. Por ejemplo, los quistes en los senos tienen un nexo con el lado materno de la persona.
      Este quiste es una advertencia de que es el momento de perdonar en lugar de alimentar esa vieja herida. Te indica que lo que guardas dentro de ti te perjudica. Quizás crees que alguien te hizo daño o que todavía lo hace, pero es sobre todo tu actitud interior la que te perjudica. Este padecimiento te indica que no necesitas crearte una protección contra los golpes y sólo quiere ser un recordatorio de la necesidad de perdonar a los demás y a ti mismo (ver las etapas del perdón).

      Un quiste se forma cuando entretengo remordimientos frente a una situación pasada, cuando guardo en mí pena, aflicción, dolores; también pueden ser remordimientos frente a un proyecto, a un deseo que no pude realizar. Me “hinché”, “acumulé” informaciones, datos de todo tipo para un proyecto que jamás pude llevar a cabo: se volvieron presos de mi cuerpo y de mi mente. Es una negación del perdón. “Me perdono, me amo. Me giro hacía el porvenir, estoy en paz”. El quiste puede corresponder también a la solidificación de actitudes y de patrones mentales (esquema de pensamiento que hace que se repitan acontecimientos en mi vida) que se acumularon inconscientemente durante cierto período de tiempo. Éstos pueden servirme de barrera de protección, manteniéndome apresado dentro de un marco bien delimitado y evitándome enfrentarme con ciertas personas o ciertas situaciones. Esto también me hace frenar y me impide ir hacia delante porque tengo dificultad en abrirme a otras opiniones o a otros modos de pensar. Mi ego puede estar profundamente herido y mi rencor se solidifica para hacer un quiste. Acepto dejar circular la energía libremente a través mío y tengo confianza en el hecho de poner por delante mis proyectos y pido ver las soluciones para que todo “fluya” mejor en mi vida.

      • Que grande. Quite maligno! Hacía mucho que no me reía tanto. Casi me meo cuando he leído que existe y es lo mismo que el cancer.

        Lástima que luego se estropee con los tópicos de “sentimientos estancados” y esas cosas tan trilladas. Por un momento pensaba que sería comedia más original.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here