; SOLUCIÓN PARA PONER FIN A LAS QUEJAS - Barcelona Alternativa

Conciencia Emocional

SOLUCIÓN PARA PONER FIN A LAS QUEJAS

By  | 

las quejas son las protagonistas de tu vida cotidiana? ¿Cómo Dejar De Quejarse?

Dejar de quejarse tiene grandes beneficios.

Quejarse todo el tiempo es natural en los seres humanos.

Sin embargo, es un comportamiento negativo que le impide a mucha gente contar con paz interior, diálogo interno y éxito subconsciente.

Son muchos los perjuicios causados por las quejas que algunos tienen día a día.

Quejarse nos entona en una frecuencia negativa, nos hace ver el mundo de manera pesimista.

Y lo peor de todo, al quejarnos descargamos la culpa en algo o alguien más, creyendo que con esto nos libraremos de la responsabilidad.

Quienes se quejan todo el tiempo, lo que hacen es señalar a otros como culpables por sus desgracias, y no se dan cuenta que son ellos mismos quienes las han creado para sí.

Muchos podrían quejarse de cosas como su empleo, su jefe, su casa, su ciudad, su país, sus oportunidades, su edad (algunos se quejan de sí mismos), sus amigos, sus familiares… etc.

Y muchos incluso han llegado a crear del quejarse, un hábito.

Es por esto (y por muchas otras razones) por lo que es importante dejar de quejarse en primer lugar.

Sin embargo, no es tan sencillo como en principio parece.

T. Harv Eker propone en su libro Los Secretos De Una Mente Millonaria, un gran ejercicio para limpiar mente y alma:

Dejar De Quejarse Durante 7 Días

Justo al detectarnos quejándonos, debemos detenernos, corregir el error y reescribir nuestros pensamientos en forma de frases para adaptarlos a una no-queja.

Haver Eker dice que este ejercicio puede cambiar tu vida, que puede ayudarte a estar en armonía con tu entorno, con quienes te rodean.

Y lo mejor de todo, que puede permitirte lograr la claridad necesaria para aceptar la responsabilidad por tu vida y empezar el camino del crecimiento personal.

Nada de esto es posible sin una actitud positiva hacia la vida y una buena predisposición a aceptar las situaciones e incluso a aceptarse a sí mismo.

Si quieres mejorar tu vida significativamente, a continuación expondré básicamente lo que se requiere para dejar de quejarse efectivamente y para empezar a crear las situaciones propicias para el éxito.

Quizás el paso más importante para dejar de quejarse, es el de desconectar el indeseable hábito de tu identidad como tal.

No Te Identifiques Como Una Persona Quejumbrosa

Muchas personas cometen el error de auto-identificarse como Quejumbrosas.

Una persona de estas podría decir algo como:

“Sé que soy responsable por mis pensamientos, pero no sé cómo dejar el negativismo”.

Este parece ser un buen paso en la dirección correcta, y en cierta forma lo es, pero también es una trampa indetectable.

Es bueno tomar responsabilidad por tus pensamientos y tus acciones, pero no quieras identificarte con una personalidad negativa, pesimista y quejumbrosa.

Esto sólo podría lograr que te sintieras mal y que cayeras en la auto-flagelación.

Una mejor manera de afrontar esta situación, podría ser: “Reconozco estos pensamientos negativos que cruzan por mi mente, pero este no soy yo, verdaderamente este negativismo no forma parte de mi ser”.

Conforme obtengas claridad y conciencia sobre tu propio ser, te darás cuenta de que eres una gran persona con valores y principios.

Y que el negativismo es algo que puedes cambiar si no llegas a aceptarlo como parte intrínseca de ti.

No caigas en el conformismo de decir: Así soy yo.

Condicionamiento mental

A pesar de que tus pensamientos no te componen al 100%, la repetición y fijación de los mismos en tu mente, sin duda alguna logran cambios en tu ser, incluso cambios fisiológicos.

Considera tus pensamientos como la comida que consumes.

No vas a engordar por una hamburguesa que hayas consumido el día de hoy.

Pero si te comes una o más diariamente, sin duda alguna esto producirá cambios en tu ser, cambios incluso fisiológicos.

Asumiendo La Responsabilidad

La verdadera solución al mal hábito de quejarse, es la responsabilidad.

Lo que implica responsabilizarte por tu vida, por ejemplo:

Si no soy feliz, es porque estoy creando infelicidad yo mismo.

Cuando en el mundo existe un problema que me molesta, es mi responsabilidad corregirlo o evitarlo.

Mis objetivos personales (definirlos y lograrlos), dependen completamente de mí.

Si quiero cierto tipo de personas junto a mí, debo atraerlos y aceptarlos

Mis condiciones actuales, yo las creé, yo las puedo cambiar.

En contraste, también es bueno tomar responsabilidad por todo lo bueno que pasa en tu vida, todas aquellas cosas buenas, incluidos éxitos, logros, triunfos… etc…

…son cuestiones que tú mismo has creado o permitido y son hechos destacables que puedes sumar a tu lista

Quejarse, es negar la responsabilidad, y culpar a otros no es más que crear excusas para dejar de sentirse responsable.

Lo que se requiere aquí para verdaderamente cambiar el hábito es disciplina, muchas personas leen artículos como este, aplican lo que dice algunos días y luego lo olvidan.

Podrían leerlo meses después sin recordar una sola palabra e incluso creer que es un artículo nuevo.

No dejes que te pase a ti.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *