Conciencia Corporal

Aprende a observar tu cuerpo. Trofología

By  | 

El término Trofología viene del griego antiguo donde «trofos» significa alimento, y «logía» ciencia.
La trofología investiga el cultivo de los alimentos y nos enseña a restablecer la salud mediante ellos, teniendo en cuenta las necesidades nutricionales de cada persona.

Trofología y la observación de tu cuerpo

Estos estudios engloban unas recomendaciones basadas en la combinación y la acidez. Hasta la fecha no están demostrados científicamente por lo que puede decirse que es una pseudociencia, pero sus recomendaciones son utilizadas por nutricionistas y no contradicen ninguna recomendación sobre alimentación del la OMS.

El premio Nobel de química, Linus Pauling, publicó en sus estudios que el cuerpo debe ser mantenido con un PH ligeramente alcalino, esta es la clave de una buena salud. Así que cuando alguien enferma es porque su cuerpo tiene un PH ácido. Actualmente muchos profesionales especialistas en nutrición recomiendan dietas teniendo en cuenta la combinación de alimentos y su acidez.

La trofología tiene en cuenta sobre todo la calidad de los alimentos y sus combinaciones, siendo las peores recomendadas las proteínas con : fécula, proteína, ácido, dulces y grasa. Y las féculas con las féculas.

Saber alimentarse es condición indispensable para conservar y también para recuperar la salud.
De todos es sabido que lo que comemos en muy importante para prevenir las enfermedades, ya que los alimentos adecuados contribuyen a que nuestro cuerpo genere sangre pura y limpia, con tejidos sanos que crearán órganos sanos. De la misma manera una alimentación incorrecta de forma continuada introduce tóxicos en el cuerpo y altera las funciones del mismo.

En nuestra cultura estamos acostumbrados a la comida que sea contra más variada mejor, pero cada vez más personas se sienten mas livianas cuando convierten las comidas en algo sencillo y combinado correctamente. Muchas culturas como la japonesa o la india valoran una alimentación sencilla, bien cocinada y con menos ingredientes que la occidental.

Como dice la famosa frase, somos lo que comemos, por eso un sistema nutrido por frutas crudas es vital y alcalino, sin materias ácidas. Son los ácidos que vienen de las fermentaciones podridas del intestino los que vuelve ácida la sangre, irritan e inflaman los tejidos y órganos , produciendo trastornos conocidos y diversos . En definitiva vuelve a la sangre impura.

Debemos pensar que comer alimentos es igual a crear sangre, con esta mentalidad contra mejores y más sanos sean estos, mejor sangre tenemos y al contrario.
Muchos dolores que sentimos están relacionados con el estómago sin saberlo. A veces creemos que la digestión es solo evacuar bien y a diario, pero, esto no significa que sea correcta nuestra alimentación, porque aunque la eliminación sea buena, pueden existir problemas en el estómago como las fermentaciones pútridas que alteran la funciones del organismo sin dar señales de aviso. Los problemas normales de malas digestiones pueden ser gases, sensación de pesadez, acidez, dolor en la espalda a la altura del esternón o incluso dolores de cabeza inexplicables.

Al mismo tiempo el intestino puede funcionar bien pero la evacuación ser deficiente, y normalmente no sabemos la causa.

Una digestión normal y un buen estado de salud se manifiesta con excrementos abundantes, inodoros, y con la sensación de que el intestino queda libre, por lo menos dos veces al día. Una sola vez al día es insuficiente, porque indica que los residuos de la digestión no han sido eliminados y han sido retenidos durante un día entero. Lo normal es cada ocho horas.

Normalmente estos problemas pasan desapercibidos para todos , ya que no hay dolor, y al no tener dolor parece que está libre de mal. Hay personas que presumen de que comen de todo y nada les sienta mal, la comida y la bebida nunca les hace daño, sin embargo, estas personas deben observar si su cuerpo está cumpliendo correctamente su función.

Una de las enfermedades crónicas del siglo XXI es el estreñimiento, sobre todo en las mujeres, muy vinculado con la alimentación rápida, no estudiada y las prisas del día a día. Es uno de los mayores males que sufre la población. La medicina vive de ello al igual que la cirugía. Se ha vuelto normal utilizar productos que ayudan a hacer lo que el cuerpo debería saber hacer de forma natural y cada día la televisión nos sorprende con más productos, jarabes y cápsulas que nos ayudan inmediatamente. Incorporando los alimentos correctos, observando detenidamente nuestro cuerpo cada día para saber cómo se siente y llevando una vida activa podemos solucionar este problema o atenuarlo. Siempre, eso si, debemos consultar con un profesional que es la persona indicada para orientarnos sobre alimentación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *