Psicología

Trastorno narcisista: Yo, yo, yo!

By  | 

Trastorno narcisista: Yo, yo, yo!

No hace falta agudizar la vista para ver a nuestro alrededor a personas con rasgos narcisistas que muestran una gran confianza en sí mismas, sobreestiman sus cualidades, agradecen con una sonrisa de oreja a oreja los cumplidos pero, en cambio, no son muy dadas a elogiar a los demás, ni tampoco son muy capaces de ponerse en la piel de los otros para comprender sus sentimientos o tener en cuenta sus opiniones. Este estilo de personalidad solamente se convierte en un problema cuando estos rasgos se vuelven rígidos, desadaptativos e interfieren significativamente en la vida del sujeto y/o de las personas con las que se relaciona, a partir del inicio de la edad adulta. Podemos hablar entonces de trastorno narcisista de la personalidad.

La persona que manifiesta este trastorno tiene una gran necesidad de admiración, una conducta egocéntrica y una intensa falta de empatía. Y es que el narcisista patológico se idealiza a sí mismo a través de la relación con los demás. Éstos le hacen de espejo y de ellos espera que le devuelvan esa imagen perfecta y exitosa que él mismo se ha creado, y que necesita para mantener su autoestima en condiciones.

Consecuentemente, la autosuficiencia grandilocuente con la que esta persona interactúa con los otros acaba provocando rechazo, pues el narcisista intenta alcanzar sus objetivos de éxito ilimitado a toda costa, aunque esto implique utilizar a las personas con las que interactúa a su antojo.

Por otra parte, cuando comete un error, para continuar reconstruyendo su imagen de persona perfecta y especial, evitando las críticas que amenazarían su sentido de superioridad, pasa a racionalizar este error y a atribuirlo a los demás o a causas externas a él a través de historias inventadas. Estas historias pueden llegar a ser muy rebuscadas y en su narración también aparece el estilo presuntuoso y arrogante que caracteriza al narcisista patológico. Evidentemente, llega un momento en que las personas de su alrededor se sienten manipuladas por este amigo o familiar, excesivamente narcisista, que continuamente los intenta explotar o les miente para saciar sus fantasías de grandiosidad.

Además, estas personas suelen presentar otras características como la fuerte tendencia a envidiar a las que son elogiadas, pensar que ellas mismas son fruto de la envidia de los demás, o creer que sólo se merecen su compañía y trato aquellos sujetos que, como él, son especiales.

Al igual que en otros problemas mentales, la persona con trastorno narcisista de la personalidad vive su manera de ser inflexible y disfuncional de manera egosintónica, lo que significa que se siente bien con ella misma. Así pues, no percibe su patrón de personalidad como un problema, a pesar del malestar que puede llegar a provocar a las personas con las que mantiene una relación estrecha.

De hecho, muchas de las personas que manifiestan este trastorno no piden ayuda psicológica por iniciativa propia. Por el contrario, llegan a la consulta del psicoterapeuta presionadas por sus allegados (frecuentemente la pareja), pues son éstos los que están sufriendo las consecuencias de esta problemática y sienten que han llegado al límite.

Otras veces el individuo con este trastorno acude a un psicólogo por voluntad propia, no porque reconozca que tiene necesidad de admiración, sentimiento de grandiosidad y falta empatía, sino porque afirma que se siente vacío, triste, apático, frustrado, ansioso, decepcionado con la gente, etc., y no encuentra la causa ni tolera este estado tan incongruente con su sentido de grandiosidad.

Y es que la visión distorsionada de sí mismo y los conflictos interpersonales que ésta conlleva pueden acabar provocando, entre otros problemas psicológicos, la manifestación de sintomatología depresiva o ansiosa. No es para menos: el que no reconozcan tu gran talento cuando tú te defines como alguien perfecto y te sientes superior a los demás; el que no te digan que eres especial y te traten como tal, cuando tú estás convencido de que lo eres; el que, en definitiva, veas cómo el mundo no te responde con una admiración incondicional cuando siempre has pensado que lo tienes bajo tus pies, frustra, entristece y provoca un gran sufrimiento. Es sólo entonces cuando aumenta la probabilidad de que la persona con trastorno narcisista de la personalidad se decida, por propia iniciativa, a seguir un tratamiento psicológico.

En este caso, algunos de los objetivos de la psicoterapia serán, por un lado, la adquisición de un punto de vista más objetivo en relación a sus capacidades y problemas reales y, por otro, la mejora de las relaciones sociales. Dejamos para futuros posts el desarrollo de estos aspectos.

24 Comments

  1. Olivia Aguilera Rodriguez

    Olivia Aguilera Rodriguez

    24/10/2016 at 01:38

    Uy que miedo , a poco yo, hijole creo que sip. Gracias

  2. Consuelo Gisbert Llorca

    Consuelo Gisbert Llorca

    15/09/2016 at 19:39

    Suelen ser personas con baja autoestima y necesitan el ego alto para sentirse mejor.

  3. Carlita Flores Duran

    Carlita Flores Duran

    25/12/2015 at 02:53

    Camilo 😮

  4. Eloisa Lobos

    Eloisa Lobos

    24/12/2015 at 16:01

    Se de una y es yo, yo y yo ?

  5. Silvia Gago

    Silvia Gago

    24/12/2015 at 11:02

    IN SO POR TA BLES !!!!!!!

  6. Viviann Parodi Peters

    Viviann Parodi Peters

    24/12/2015 at 10:27

    Ups. Me he topado con algunos… Jejejeje

  7. Maria Felix Lopez

    Maria Felix Lopez

    24/12/2015 at 10:23

    Conozco unos cuantos!!!!!

  8. Evita Dinamita

    Evita Dinamita

    24/12/2015 at 09:35

    Que bien explicado!! tengo en mente algunas personas con nombres y apellidos..

  9. Doris Barbosa

    Doris Barbosa

    24/12/2015 at 09:13

    Gracias…..

  10. Monica Sanchez

    Monica Sanchez

    28/04/2015 at 04:22

    Conozco a alguien con ese problema y es muy difícil que reconozcan
    Que no son el ombligo del mundo! !!!

  11. Daniela Ariadna Ciraolo

    Daniela Ariadna Ciraolo

    27/04/2015 at 04:46

    No sé… fijate… jeje

  12. Natty Heredia

    Natty Heredia

    27/04/2015 at 04:15

    Conozco un par.

  13. Ana Machado

    Ana Machado

    27/04/2015 at 04:11

    la docencia esta llena de personas con estas patologias !!!

  14. Mario Guillen Romero

    Mario Guillen Romero

    27/04/2015 at 04:06

    El mayor dolor de un narcisita es pensar en un mundo sin ellos

    • Sagrario Lopez Romero

      Sagrario Lopez Romero

      27/04/2015 at 11:42

      Si asi es , tengo una compañera asi y cuando la quitamos protagonismo, no la necesitamos o nadie la elogia hay q jorobarse lo que sufre y ademas se la nota un monton jajajaja

    • Ana Martinez

      Ana Martinez

      27/04/2015 at 12:21

      Ahhhhhhh y son las personas más inseguras.

      • Irene Rafaniello

        24/12/2015 at 13:42

        Es cierto. Y Aunque los valores, cuides, para darle seguridad…no pueden amar y cuanto más les des más te desprecian….

    • Mario Guillen Romero

      Mario Guillen Romero

      27/04/2015 at 14:44

      Asi es se disfrasan con in manto de soberbia y seguridad

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *