Energía

TÉCNICA DE LA MENTE DINÁMICA

By  | 

¿QUÉ ES LA TÉCNICA DE LA MENTE DINÁMICA?
La Técnica de la Mente Dinámica , o TMD, es un método seguro, fácil y efectivo de curar basado en una mezcla de palabras, tacto, respiración y algunas veces, imágenes. Ha sido diseñado para que la mayoría de las personas puedan usarlo para ayudar a aliviar la mayoría de sus problemas la mayor parte de las veces en menos de una hora. Se puede utilizar en combinación con otros tratamientos para ayudar a las personas con todo tipo de enfermedades y hacerlo en varias ocasiones.

Toda curación proviene del interior. TMD por sí sola no alivia nada, pero ayuda a preparar la mente y el cuerpo para que la curación pueda ocurrir más fácilmente. Se ha probado que ha sido muy efectiva como un apoyo en la curación de una variedad muy amplia de problemas físicos, emocionales y mentales, y hay un grupo internacional de practicantes que la están probando frente una variedad más de enfermedades.

TMD se puede utilizar por sí sola o en combinación con otros métodos de curación convencionales, complementarios o de alternativa. Se puede usar con niños y con adultos y también ha sido utilizada con mucho éxito en la curación de animales.

La Técnica de la Mente Dinámica es sencilla de aprender y de usar. No es necesario aceptar algún sistema de creencias o de filosofía para que funcione; de hecho funcionará aunque no se crea en ella. Sin embargo, una actitud activamente negativa disminuirá su efectividad. La puedes utilizar para tí mismo o compartirla con tu familia, amigos o con aquellos que tengan necesidad.

¿CÓMO FUNCIONA?

La efectividad de la Técnica de la Mente Dinámica se basa en una teoría de que todo problema físico, emocional o mental está relacionado con la tensión excesiva del cuerpo. La teoría sugiere que la tensión se acumula en capas, con puntos focales que producen síntomas específicos. La curación comienza a ocurrir cuando se relajan las capas de tensión.

De acuerdo con esta misma teoría, cuando el cuerpo está en un estado de tensión dinámica – una especie de ola de ciclos de tensión y relajamiento – el cuerpo inmediata y automáticamente entra en un módulo de curación cuando encuentra alguna tensión extraña. Siempre y cuando se mantenga el estado dinámico, la curación es muy rápida. Durante este mismo estado la mente se recupera con rapidez de cualquier tensión y los trastornos emocionales son temporales y moderados.

Si el cuerpo entra a un estado de tensión estática – un ciclo de edificación de murallas de resistencia incrementadas – entonces se inhibe la respuesta de curación, permitiendo que florezcan las enfermedades y el mal funcionamiento, la confusión y el pensamiento negativo, o la ira y el temor. Cualquier método que ayude a que el cuerpo cambie de un estado de tensión estática a uno de tensión dinámica liberará o estimulará la respuesta natural curativa del cuerpo.

No se tiene que aceptar la teoría para utilizar efectivamente la Técnica Dinámica.

¿POR QUÉ FUNCIONA?

Cada segmento de la Técnica de la Mente Dinámica es en sí una técnica distinta de curación. Aunque la fuente específica de estas técnicas provenga de una antigua tradición hawaiana, se encuentran técnicas similares en muchas otras partes del mundo. Se trata del efecto combinado y acumulativo de estas técnicas lo que produce los resultados sorprendentemente rápidos de TMD.

FORMATO BÁSICO

1. Selecciona el problema físico, emocional o mental que quieres resolver.
2. Pon las manos juntas, con las puntas de los dedos tocándose.
3. Haz la siguiente afirmación, en voz alta o en silencio: “Tengo un problema y eso puede cambiar; quiero que el problema se vaya.”
4. Con dos o tres dedos golpea ligeramente siete (7) veces cada uno de los siguientes puntos: el centro de tu pecho, el área exterior entre el pulgar y el dedo índice de ambas manos; el hueso en la base del cuello.
5. Inhala con tu atención enfocada en la parte superior de tu cabeza; exhala con tu atención en los dedos de tus pies.
6. Los síntomas pueden cambiar en intensidad, ubicación o tipo. Repite los pasos anteriores para continuo beneficio.

LA POSICIÓN DE LAS MANOS

Se comienza la Técnica de la Mente Dinámica poniendo ambas manos juntas con solo la punta de los dedos tocándose, como si tuvieran una pelota en medio. Es una posición usada en algunos tipos de meditación para ayudar a inducir el relajamiento.

Tiene también el beneficio de servir como una señal subconsciente de que un proceso de curación está por comenzar. En la práctica, la Posición de las Manos debe mantenerse durante todo el proceso con excepción del segmento de tacto.

LA AFIRMACIÓN
La Afirmación Básica de la Mente Dinámica , compuesta por tres partes, no es una petición ni aserción. En realidad es el reconocimiento de un problema, una declaración de expectativas y un mandato específico. Analicemos la Declaración Básica de la siguiente manera:
“Tengo un problema…” Es el reconocimiento de que existe algún problema. Funciona mejor si el problema se define claramente en términos de síntomas, intensidad, sensación y ubicación. El simple reconocimiento inclusive inicia a menudo el proceso de relajación.
“…y eso puede cambiar.” Es una declaración de expectativas, de que el problema no es permanente y de que el alivio es posible; es una idea que también es relajante.
“Quiero que el problema se vaya.” Este es un mandato. Si quieres pensar que lo diriges al cuerpo, al subconsciente o cualquier otra cosa, no importa. Cuando expresas un mandato que te das a tí mismo, comienza en cierta forma a surtir efecto. Esta directiva básica fue elegida porque funciona para la mayoría de las personas casi siempre.
Se puede modificar cualquier parte de la Afirmación para que produzca mayor efecto.
A continuación sigue lo que ayuda a una mayor efectividad.

EL TACTO

Cuando se toca el cuerpo en cualquier lugar, se estimula una respuesta de energía que afecta todo sistema físico, mental y emocional. Al tocar el cuerpo en ciertas partes y en cierta manera se puede evocar una respuesta específica que es tanto relajante como vigorizante al mismo tiempo.

La Mente Dinámica utiliza cuatro áreas específicas del cuerpo para el segmento del Tacto de la Técnica en la siguiente secuencia:

1. El área del timo en el centro del pecho. Es sabido que el tocar en cierta forma esta área ayuda a aliviar la ansiedad, relaja los músculos del pecho y de los pulmones y estimula al sistema inmune.

2. Los puntos HOKU de ambas manos. Estos puntos, muy conocidos en la acupuntura china, se estimulan a menudo para alivio de dolores de cabeza y se consideran que tienen un efecto revitalizante en todo el cuerpo. Están ubicados en el área dónde se forman líneas entre el pulgar y el dedo índice.

3. La 7a. vértebra cervical (la joroba ósea en la parte superior de la espina/base del cuello.) En el trabajo hawaiano del cuerpo, el estímulo a esta área es considerado como que tiene efecto revitalizante y relajante en la parte superior del cuerpo, espina dorsal y en el área pélvica.

4. Se podrían haber utilizado otros puntos o áreas, sin embargo éstas tienen la ventaja de que abarcan el frente, los costados y la parte posterior del cuerpo y son fáciles de alcanzar. Cada uno de estos puntos es altamente efectivo, ya sea que se utilice sólo y aún más cuando se utilizan juntos. Es necesario sólamente tocar el área general de los puntos antes mencionados para obtener el efecto adecuado. No se requiere ni masaje ni presión fuerte.

En general la Técnica de la Mente Dinámica utiliza cuatro métodos de tacto:

1. Ligeros golpecitos.
2. Vibración suave.
3. Contacto prolongado (con un poco de presión)
4. Contacto prolongado con canturreo.

Cada forma de tacto debe mantenerse contando hasta siete, no por alguna razón esotérica, sino porque es un ritmo fácil de recordar y no es ni demasiado corto ni demasiado largo.

LA RESPIRACIÓN

La Técnica de la Mente Dinámica termina con un tipo especial de respiración llamado “piko-piko” en hawaiano. Este tipo de respiración consiste en inhalar con la atención enfocada en un punto, en este caso la parte superior de la cabeza, y en exhalar con la atención enfocada en un segundo punto, en este caso los dedos de los pies. El concepto es que esto produce una ola de energía entre los dos puntos, pero en todo caso el efecto es tanto relajante como vitalizante.

LA RONDA

Cada secuencia de la Afirmación , Tacto y Respiración se llama una “ronda”. Después de cada ronda se tiene que verificar el estado o condición del síntoma y ya sea terminar el proceso, repetir el proceso, o cambiar el proceso (generalmente mediante el cambio de la Afirmación ) si la naturaleza o ubicación del síntoma ha cambiado.

IMÁGENES

Se pueden añadir imágenes simbólicas a la Técnica de la Mente Dinámica con muy buenos resultados. El proceso simplemente consiste en traducir el síntoma a un símbolo en la mente. Cuando se hace, se le llama una “llave simbólica” o “llasim” y generalmente tiene por objeto abrir una “cerradura emocional”, o “cerremo” que ocurre cuando la resistencia emocional inhibe el proceso de curación y las palabras no son efectivas. Cuando se utiliza una llave simbólica es para insertarla después de la

Afirmación y antes del Tacto.

Para muchas personas, el simple imaginarse cómo se siente el síntoma producirá un símbolo con el que se puede trabajar. Por ejemplo: “Se siente como un cuchillo”, “Como si me estuviera ahogando”, “Como si alguien me estuviera asfixiando”, etc.

La forma de trabajar con el símbolo es mediante el cambio de un símbolo negativo a un símbolo positivo con la imaginación. Si usamos los ejemplos anteriores se podría muy bien imaginar que se saca el cuchillo y se arroja lejos; que un salvavidas llega al rescate; que las manos dejan de apretar el cuello y desaparecen.

La idea es cambiar el símbolo en alguna forma para que la experimentación del síntoma cambie también y la situación se sienta mejor que antes. La experiencia nos ha mostrado que la repetición del cambio por tres veces seguidas es, a menudo, de mas beneficio.

Para aquellas personas que tienen dificultad en encontrar algún símbolo, es posible ayudarlas a crear uno mediante una serie de preguntas:

“Si el síntoma tuviera forma, ¿cómo sería?” “Si el síntoma tuviera color, ¿de qué color sería?” “Si el síntoma tuviera peso, ¿cuánto pesaría?”

La medida que sigue sería el contar con un amigo imaginario, un ángel o cualquier otro ayudante que extiende la mano hasta el cuerpo y retira el símbolo con la forma, color y peso específicos.
Nuevamente, se ha encontrado que la repetición por tres veces consecutivas mejora el efecto.

VARIACIONES

Las posibles variaciones a la Afirmación que utiliza la Técnica de la Mente Dinámica son interminables, sin embargo, las siguientes ideas han sido ya probadas con muy buenos resultados. En todos los casos las Afirmaciones van seguidas por el Tacto y la Respiración.

AFIRMACIONES DE SENSACIÓN

Entre más específicas sean, es mejor. Ejemplos:
“Siento dolor en la tercera articulación de mi dedo meñique…”
“Siento ansiedad/temor en mi pecho…”
“Siento ira en mi estómago…”
“Siento impulso de comer cuando veo la televisión… ”

En estos casos el mandato sería: “Quiero que esta sensación se vaya”.

AFIRMACIONES DE PENSAMIENTO

Estas son muy útiles cuando se trata de asuntos relacionados con el pasado o el futuro. Ejemplos:
“Cuando recuerdo lo que pasó…”
“Cuando pienso que tengo que dar un discurso…”

AFIRMACIONES HABILITADORAS

Se refiere a las Afirmaciones que parecen aserción y que tienen por meta reenforzar o crear el comportamiento positivo más que resolver un problema. Son sumamente efectivas después de usar la TMD para resolver cualquier asunto relacionado con problemas físicos, mentales o emocionales. Ejemplos:
“Tengo el poder para hablar ante mucha gente sin ponerme nervioso, así es. ¡Haz que se cumpla, haz que así sea!”
“Mi cuerpo sabe cómo deshacerse de mi exceso de grasa, lo sabe bien, y mi cuerpo está comenzando a hacerlo ahora.”

EL TONIFICADOR DE LA MENTE DINÁMICA

Es útil para alivio de tensiones generales. Se puede utilizar en la mañana, noche o cuando necesario.

Utiliza la Posición de las Manos para comenzar, seguida por la Afirmación con el Tacto y la Respiración.

“Quizá existan el temor, la ansiedad, la preocupación o la duda en mi cuerpo y en mi mente, y eso puede cambiar. Quiero que todos esos problemas se vayan.”
“Quizá existan la ansiedad, el resentimiento, la infelicidad o la culpabilidad en mi cuerpo y en mi mente, y eso puede cambiar. Quiero que todos esos problemas se vayan.”
“Existen el amor y la paz, la armonía y la felicidad en algún lugar de mi cuerpo y de mi mente, y eso es bueno. Quiero que esos sentimientos crezcan y se extiendan.”
“Existen el poder y la fuerza, la salud y la vitalidad en algún lugar de mi mente y de mi cuerpo, y eso es bueno. Quiero que estas cualidades crezcan y se extiendan.”

Siéntete en libertad de cambiar las palabras de acuerdo a tus necesidades y deseos.

ANIMALES Y NIÑOS

La Mente Dinámica funciona con los animales y los niños o con aquellas personas que no pueden seguir la técnica por sí mismos.

Paso 1

Establece una armonía emocional con los animales o la persona a quien se va a ayudar. Se puede hacer mediante el uso de palabras amables y caricias, tocando con mimos o abrazos.

Paso 2

Durante el tiempo que se mantiene el contacto físico con el animal o la persona en una manera reconfortante, haz una Afirmación a nombre del que se va a ayudar.

Ejemplo:
“(El nombre del animal o la persona) tiene un problema y eso puede cambiar. (El nombre) quiere que el problema se vaya.”

Paso 3

Toca al animal (suponiendo que es un mamífero) o a la persona en una forma preferente en el pecho, en cada articulación de los hombros y en la parte posterior del cuello. Si es muy difícil tocar la parte posterior del cuello, toca el pecho nuevamente.

Paso 4

Haz la Respiración con una mano en contacto con la parte superior de la cabeza del animal o la persona cuando inhalas y la base de la espina dorsa (o articulación de la cadera) cuando exhalas.
INDICACIONES Y SUGERENCIAS

1. Utiliza una “Escala de Intensidad”. Escoge un número para que represente la intensidad del problema antes de utilizar TMD, tomando el 0 como que no hay problema y el 10 como un problema grave, y después elige otro número después de cada ronda para verificar el progreso.

2. De ser posible, utiliza sensaciones o sentimientos específicos al describir el problema y no designaciones abstractas. “Tengo un resfriado” es abstracto; “tengo la nariz tapada” es específico. “Estoy enojada” está bien; pero “Siento enojo en my plexo solar” es mejor.

3. Si el dolor u otro síntoma cambiara de lugar después de una o más rondas de TMD, supón que la nueva ubicación representa un síntoma distinto sobre una capa de tensión diferente, ya sea que el síntoma sea del mismo tipo que el primero o no. Por ejemplo, una sesión de TMD puede comenzar con un dolor en el pecho cuando se hace la primera ronda y cambiar a un dolor en el hombro o temblores en las piernas a la siguiente ronda.

4. Si el síntoma físico no cambiara para nada después de las tres rondas de TMD, supón que hay involucramiento de alguna emoción suprimida, ya sea que exista consciencia de tal emoción o no. En general se debe suponer temor o ira mediante pruebas y experimentos. Utiliza Afirmaciones como “Quizá la ira existe en mi hombro” o “Mis ojos quizá sientan temor de algo.”
5. Cuando la TMD no funcione para nada, utiliza alguna otra cosa o combina la TMD con otro enfoque.

USOS PARA LA TÉCNICA DE LA MENTE DINÁMICA

He aquí una lista parcial de casos en que se ha utilizado la Mente Dinámica con éxito:
– Alivio de Padecimientos y Dolores Físicos
*Espalda (superior, media y baja)
* Hombros
* Articulaciones
* Músculos (incluyendo mialgia)
* Jaquecas y migrañas
* Dolor y rigidez de cuello
* Malestar de los ojos
* Dientes, encías y quijada
* Huesos
* Piel
* Corazón
* Tendones
* Uterinos, vaginales y cervicales
* Dolor generalizado
– Alivio de otros Padecimientos Físicos
* Entumecimiento y hormigueo
* Artritis (dolor, hinchazón, rigidez)
* Cáncer (alivio de dolor, náusea por el tratamiento, asuntos emotivos relacionados)
* Rigidez (articulación y músculo)
* Padecimientos de la piel (Dermatitis, eczema, roncha, hinchazón, comezón)
* Síntomas alérgicos
* Nausea (incluyendo mareos)
* Manejo del peso (control de impulsos)
* Zumbido de oídos
* Presión de oídos
* Estremecimientos diabéticos
* Síntomas de resfríos, sinus y gripe
* Falta de respiración
* Fatiga y agotamiento
* Debilidad
* Vahídos y vértigo
* Nerviosidad y energía excesiva
* Sensaciones excesivas de rubor o calor
* Síntomas de menopausia (incluyendo rubores (fogaje)
* Insómnia
* Mejora de la visión (miopía, hipermetropía, distorsión)
* Estrés y tensión física general
– Sentimientos y Dolores Emocionales
* Ansiedad (específica y generalizada)
* Ira y resentimiento
* Culpabilidad y aflicción
* Infelicidad
* Depresión
* Pérdida
* Abandono
* Traición
* Tristeza
* Abuso
* Estrés y tensión general
– Dolores y Asuntos Mentales
* Duda
* Confusión
* Indecisión
* Conflicto
* Preocupación
* Auto-valoración y auto-estima
* Crítica y pensamientos negativos
* Pesadillas
* Autismo
– Estrés y tensión mental generalizada
* Hábitos
* Morderse las uñas
* Fumar
* Eneuresia (orinarse en la cama)
* Ingestión de alcohol (control del impulso)

por Serge King

1 Comment

  1. Thamara García Zelaya

    Thamara García Zelaya

    27/03/2016 at 05:30

    TMD.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *