Conciencia

SOBRE EL AMOR PURO

By  | 

Es la unión pura y espiritual, en cuerpo y alma, de dos seres cuya energía, previamente equilibrada en el interior, se complementa para vivir la Unidad y el equilibrio perfecto en la dualidad de este plano, desde el amor de planos superiores.

No es casualidad la existencia del hombre y la mujer en este plano de la materia. Es el resultado de la “división” de una energía pura en sus dos partes completas y sublimes para experimentarse y fortalecer su esencia. No porque una sea la mitad que al otro le falta. Una encontrará a la otra sin importar el espacio y el tiempo, de hecho, en el plano espiritual nunca se han separado.
Podrán pasar milenios antes de que una reunión física se dé. Pueden encontrarse y separarse una y otra vez…, vivir experiencias en la separación o en el apego; quizá procreen y hagan grandes cosas con seres hermosos que llegarán a sus vidas solo con el fín de aprender o de enseñar. Porque todos somos maestros y alumnos a la vez ¡Demos las gracias y amemos a esos hermosos maestros que nos ayudan día a día a elevar nuestro espíritu!

En algún momento, si no se han encontrado desde el espíritu, se cansarán de compartir sus cuerpos con almas que no les complementan y, quizá en ese proceso, busquen la castidad del cuerpo pensando que no existe la unión perfecta del hombre y la mujer. O desearán experimentar la soledad. Éstos son solo procesos naturales de purificación para estar libre de energías que no les pertenecen y recibir en plena armonía a ese amado complemento cuando ya hemos experimentado las relaciones desde el dolor y el sufrimiento. Quizá sea entonces el momento de recibir el verdadero AMOR de pareja…, ese que no depende del cuerpo, pero que une al cuerpo de manera sublime e indescriptible.
Pero llegará ese momento, solo cuando ambos (que son UNO) estén preparados; cuando el deseo físico pierda importancia para ambos. Entonces, si se permiten vivirlo, se dará el pleno goze de su unión…por primera vez en milenios ¡harán el verdadero amor! Se reencontrarán y se reconocerán para vivir la unión más sublime del cuerpo y del espíritu. Es señal, entonces, de que sus almas volverán a ser UNA con Dios y recorrerán juntos el resto del camino.
Si tu espíritu está listo, reconocerá la llegada de ese maravilloso ser. Llegará a tu vida de manera mágica e inesperada. Observarás sus ojos y se generará magia entre ustedes con solo mirarse. Rozarán sus manos y sentirán como el cuerpo se estremece, pero no desde el deseo físico, sino desde el alma. Será tan fuerte la experiencia, que probablemente alguno no se atreva a acercarse, pues sabe que será eterna la unión y eso, a veces genera cierto temor debido a las experincias anteriores. No importa cuantos segundos o milenios callen el haberse encontrado; no importa si se alejan, o si solo viven una unión espiritual; una vez listos, es un efecto en cadena que los unirá definitivamente en el momento justo.
¿Cómo reconoces ese maravilloso reencuentro? Tu corazón laterá de manera espontánea para abrazar a ese hermoso ser y, en ese abrazo, sentirás la energía que fluye de manera perfecta. Si se da la unión, está no genera ningún tipo de dependencia. El espíritu reconoce la eternidad de la misma y sabe que no hay ni distancia ni tiempo para estar juntos. Siempre lo están y crecen en su individualidad de este plano respetándose y en libertad. Y son UNO en los planos superiores. Sencillamente, son almas libres amándose. Uno eleva al otro a cada momento y no hacen falta las palabras para saberse amados.
Podemos concluir entonces que no hay castidad más grande que el AMOR PURO. Y el AMOR PURO no debes buscarlo, siempre llega. Si lo buscas, es porque aún o estás listo para el reencuentro.
Solo aquel que vive la paz de su alma, con su energía masculina y femenina totalmente reconciliadas en el interior y permanece en el amor infinito de todo SER, está listo para encontrar su pareja. Y no hablo solo de almas gemelas, hablo de cualquier relación sana. Vive tu espiritualidad y quizá te des cuenta de que ya está contigo.
¡NUNCA ESTÁS SOLO! Recuerda que, a la luz de la Eternidad, ya eres UNO con el otro. El deseo impaciente y ansioso de encontrar a tu alma gemela, solo te aleja de tu paz interior. Disfruta cada momento y sé capaz de ver en cada relación, la magia del amor y en cada crisis observa la oportunidad y aprovéchala.

5 Comments

  1. Tatú Cue

    Tatú Cue

    18/09/2016 at 16:36

    Manuel Alejandro Delgado Esparza

  2. Yazz Morales

    Yazz Morales

    26/12/2015 at 02:33

    Yanine Santaella

  3. Alicia Cortes Becerra

    Alicia Cortes Becerra

    25/04/2015 at 20:04

    me confirma lo que tanto siento.

    • Anna

      03/06/2015 at 13:30

      Buff! Es una pasada! Es lo que yo siento ahora mismo… Yo he experimentado esta sensación con un chico.. pero ha sentido pánico y se ha alejado de mi..pero sé que volverá..

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *