Salud Natural

SÍNTOMAS DE DESEQUILIBRIO HORMONAL: ACNE

By  | 

¿Es el acné un signo de un desequilibrio hormonal?

El acné es una afección cutánea a consecuencia del exceso de grasa que producen las glándulas sebáceas; aparece generalmente en la cara y espalda, aunque también puede ser visible en hombros y pecho.

El acné suele empezar durante la adolescencia y puede persistir hasta la edad adulta. Algunos factores como el estrés, la alimentación y el uso de algunos cosméticos pueden desarrollar brotes de acné, sin embargo el principal desencadenante del acné es el desequilibrio hormonal o los cambios hormonales en la pubertad.

¿Qué son las hormonas?

Las hormonas juegan un papel importante en la salud femenina, son esenciales para la reproducción, la sexualidad, el metabolismo y el bienestar general. Son mensajeros químicos del cuerpo y viajan en el torrente sanguíneo por todos los tejidos y órganos.

Cuando los niveles hormonales están desequilibrados, pueden causar acné y afectar al estado de ánimo. Otros síntomas relacionados con el desequilibrio hormonal son: fatiga, insomnio y aumento de peso.

La fluctuación de las hormonas durante el ciclo menstrual puede provocar brotes de acné que desaparecen en unos pocos días. Las glándulas sebáceas son más activas tanto antes como durante el ciclo y se produce un exceso de aceite o grasa en la piel.

Sin embargo, el acné y la sequedad de la piel también pueden ser síntomas de un desequilibrio hormonal y pueden manifestarse con mayores problemas de salud.

Desequilibrio hormonal: Acné y sequedad

sequedad en la piel y acné

Acné a los 20 años

A medida que tus hormonas todavía están fluctuando, tu piel segrega más grasa. Ésta es una de las principales causas de los poros, granitos y espinillas. Por lo general, los brotes se producen en la zona T, donde se tiene la mayor cantidad de glándulas sebáceas. En esta zona pueden aparecer puntos blancos, espinillas o incluso quistes llenos de pus.

Acné a los 30 años

A partir de los treinta años, los niveles de estrógenos disminuyen más rápidamente que los niveles de testosterona, lo que favorece el aumento de la producción de grasa pudiendo provocar manchas en la piel y pequeñas protuberancias o granitos rojos a lo largo de la línea de la mandíbula o alrededor de la boca, resultando un signo revelador de desequilibrio hormonal.

El #acné suele empezar durante la adolescencia y puede persistir hasta la edad adulta
Click To Tweet

Sequedad en la piel

Todos tenemos un tipo de piel con unas características específicas y diferentes necesidades de atención: piel seca, normal o grasa. Si existe un desequilibrio hormonal puede afectar a la piel provocando sequedad.

Piel seca: Si tu piel es generalmente muy tirante, con poros casi invisibles y las líneas de expresión más visibles, entonces tu piel es seca.
Piel normal: Con aspecto suave, firme y homogéneo. Los poros se ven, pero no están dilatados.
Piel grasa: Principalmente brilla en la zona T (frente, nariz y barbilla), presenta poros dilatados y en algunos casos espinillas o granitos.
Causas de sequedad en la piel

Es muy común que en invierno, con temperaturas bajo cero, viento y aire, la piel esté mucho más seca. Sin embargo, cuando la piel se vuelve inesperadamente seca y es inusual por tu tipo de piel y para la época del año, puede ser que esté relacionado con varios factores:

Disminución de los estrógenos: Una disminución de esta hormona puede provocar sequedad en la piel.
Hipotiroidismo: La función tiroidea juega un papel fundamental en la producción de hormonas. Cuando los niveles de la hormona tiroidea son bajos la piel se vuelve seca y escamosa. Por lo general, las mujeres diagnosticadas con hipotiroidismo suele ser a partir los treinta años y durante o después del embarazo.
Deshidratación: La pérdida de hidratación de la piel puede causar sequedad. El ácido hialurónico se ve reforzado por el estrógeno. Cuanto menor sea la cantidad de estrógeno y ácido hialurónico en la piel, menor será el grado de humedad dando como resultado una piel agrietada.
Causas de la #PielSeca: disminución de los estrógenos, hipotiroidismo, deshidratación
Click To Tweet

Las hormonas y sus efectos en la piel entre los 20 y los 30 años

Ésta es la década más importante para la piel, dependiendo de cómo cuides la piel durante esta época se determina cómo será su apariencia durante el resto de tu vida.

cuidarse para prevenir el acné

Éste es también un período en el que tus hormonas comienzan a equilibrarse o regularse y la mayoría de las mujeres experimentan un ciclo menstrual regular, sin embargo debido a que las hormonas fluctúan durante el ciclo la piel también cambia su apariencia.

Los efectos de las hormonas antes de la ovulación

Brillos en el cutis: Es posible que la piel sea más grasa y brille más de lo habitual e incluso puede desencadenar un brote de acné justo antes de la ovulación. Es debido a los picos de estrógenos y testosterona que se producen en este momento del ciclo.

Piel tersa y luminosa: Si tus hormonas están en equilibrio, el sebo secretado por las testosteronas le dará a tu piel un aspecto radiante.

Los efectos de las hormonas después de la ovulación

Pérdida de elasticidad en la piel: En este momento del ciclo menstrual los niveles de estrógenos y testosterona descienden causando una ligera disminución en el colágeno y la elastina de la piel.
¿Cómo equilibrar tus hormonas de forma natural?

Alimentación adecuada para prevenir el acné

Una dieta pobre y especialmente alta en azúcares y almidones puede alterar el equilibrio natural entre el estrógeno y la testosterona, lo que agrava los problemas de piel. Trata de comer estos alimentos para equilibrar tus hormonas y para lucir una piel sana y radiante:

Aceite de coco: Esencial para la producción de hormonas y muy saludable para la salud en general.
Almendras: Ricas en vitamina E, ayudan a cuidar de la salud de tu piel a la vez que la protege de los rayos UV.

Huevos: Contienen colesterol HDL (el bueno), que es un elemento fundamental para la producción de las hormonas. Los huevos también contienen otros nutrientes como: colina, luteína y yodo que son importantes para mantener las células sanas.

Brócoli: Contiene altos niveles de fitoestrógenos que favorecen el equilibrio hormonal y también es rico en vitamina C y E. Estas vitaminas ayudan a la producción de colágeno y protege la piel de los rayos UV.

Aguacates: Poseen múltiples beneficios para tu salud y excelentes para hidratar la piel. Son ricos en aceites grasos omega 9, que ayudan a reparar las células dañadas de la piel, reducen el enrojecimiento y calma la piel irritada. El aguacate además, contiene fibra, potasio, magnesio, ácido fólico, vitamina E, C y B, vitaminas que son esenciales para mantener tus hormonas equilibradas.

Reduce el consumo de cafeína

La cafeína eleva los niveles de cortisol, reduce los niveles de la hormona tiroidea, creando el caos, no sólo con tus hormonas, ya que además puede causar trastornos en el sueño. Sustituye tu adicción al café tomando té verde, ya que te ayudará a aumentar los niveles de hormonas y posee otros beneficios para la pérdida de peso, para combatir la inflamación y para regular los niveles de insulina inestables.

Ejercicio físico

Practicar ejercicio con regularidad además de ser muy beneficioso y saludable para mantenerte en forma, es fundamental para el equilibrio hormonal.

Te sugerimos ejercicios de fuerza con pesas y sentadillas. Son actividades indicadas para equilibrar las hormonas ya que provocan muchas reacciones hormonales saludables y producen endorfinas que crean bienestar y mejoran el estado de ánimo.

Si tus hormonas están desequilibradas evita el ejercicio intenso y prolongado como correr, ya que puede empeorar el problema a corto plazo. Una vez hayas conseguido regular las hormonas puedes retomar esta actividad.

Aceite de onagra

El aceite de onagra contiene ácido linolénico y ácido gamma linolénico (GLA), que son los dos ácidos grasos Omega 6. Este ácido graso en particular, juega un papel importante en la regulación de las hormonas y favorece la elasticidad de la piel.

Aceite de onagra para el acné

Posee otras propiedades muy beneficiosas para la salud ya que mejora de la función nerviosa y el estado de ánimo.

Para el eczema: Los estudios indican que el aceite de onagra puede ayudar a aliviar la inflamación relacionada con el eczema, así como la picazón y la descamación asociados con esta afección cutánea.

Para el acné: Trabaja para diluir la sobredosis de sebo causada por la testosterona. Los ácidos grasos Omega 6 del aceite de onagra ayudan también a reducir el riesgo de que los poros se obstruyan.

Para la rosácea: Los ácidos grasos esenciales ayudan a tratar la rosácea reduciendo la inflamación.
Dormir más

La falta de sueño hace estragos en los niveles hormonales, aumenta el cortisol pudiendo provocar fatiga, aumento de peso y antojos por alimentos repletos de azúcar. A ser posible, trata de dormir 8 horas cada noche para ayudar a tus hormonas a recuperar su equilibrio natural y estén de nuevo bajo control.

Prevención

La mejor clave para tratar el acné es prevenirlo antes de que suceda. Prueba a utilizar productos antiacné como limpiadores y cremas que contengan ácido salicílico o peróxido de benzoilo para el tratamiento de puntos negros, unos días antes del comienzo del período.

La piel con el aspecto juvenil de los veinte años no dura para siempre… Sin embargo, si cuidas y proteges tu piel, tendrá un profundo impacto en el futuro.

3 Comments

  1. Angie Mafis

    Angie Mafis

    26/03/2016 at 01:58

    Jessica Huaman Rosales

  2. Miranda Maturana

    Miranda Maturana

    25/03/2016 at 14:12

    Camila Concha lee esto

  3. Luby Militza Góngora García

    Luby Militza Góngora García

    18/12/2015 at 23:29

    Andres Zamora

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *