Conciencia Emocional

Piénsalo, hay que sentirse bien

By  | 

Piénsalo, de una u otra manera implica conexiones neuronales diferentes, sustancias químicas distintas y, por tanto, emociones negativas o positivas en cada caso. De ahí que cambiar el pensamiento cambia la emoción.

Si te ocupas de concentrarte en qué harás para salir de una determinada situación actual dejarás automáticamente de preocuparte por las razones que te llevaron allí. Es conectar con la solución en vez de centrarse en el problema.

El Dr. Richar Davindson, director de la Universidad de Neurociencia Afectiva de la Universidad de Winsconsin, demostró que cuando se tienen pensamientos nuevos y diferentes se forman nuevos conductos neuronales. Eso quiere decir, si tienes más pensamientos positivos más se bloquean los negativos.

Un ejemplo, esta mañana me dolía la cabeza. Durante un buen rato estuve tan pendiente del dolor que éste no remitía ni aún tomando un analgésico. Me di cuenta que me había metido en un pensamiento que, además, estaba potenciando ese dolor. ¿Qué he hecho entonces?

Respirar y tomarme un rato para conectar con mi interior.
Preguntarme a mí misma qué estaba necesitando, para qué estuviese esa sensación ahí y qué me hacía quedarme enganchada.
Tomar las acciones oportunas para responder a esas necesidades y enfocarme en las cosas positivas a través del agradecimiento.

Realización:

Cuando te despiertes a la mañana, vé al baño y regresa a la cama.
Pon el reloj para que suene a los quince minutos, por si te llegaras a quedar dormido durante el ejercicio.
Cierra los ojos y con los párpados bajos, diríjelos hacia arriba. Esta posición de los ojos induce el nivel alfa de las ondas cerebrales
Cuenta lentamente, en forma regresiva del 100 al 1, concentrándote sólo en el conteo.
Con frecuencia, por la mañana, se está en el nivel alfa por algún tiempo, para pasar del nivel theta del sueño, al nivel beta de la vigilia. Por tal motivo, es posible que este ejercicio no te aporte una sensación nueva o especial, significa que estás habituado al nivel alfa.

Eso es bueno, aún así debes aprovechar el particular estado matinal, para realizar estos ejercicios e incorporarlos a tu rutina diaria, pudiendo pasar luego, a niveles más profundos de la mente. Repite el conteo de 100 a 1, durante 10 mañanas. Luego del 50 al 1, del 25 al 1, del 10 al 1 y del 5 al 1, por otras 10 mañanas en cada caso. Completando las 7 semanas de práctica básica para incorporar este hábito.

Usa sólo un método para salir, eligiendo determinadas palabras, eso evitará la salida espontánea y te permitirá un mayor control. Lo habitual es hacer un conteo del 1 al 5, a la inversa del empleado para entrar a nivel.

e pueden manejar los sentimientos aprovechando los estímulos que nos ofrece nuestro entorno, y si pensamos que es difícil, es porque nos agarramos a la teoría de que es muy difícil y ni tan siquiera lo intentamos, pero como siempre digo todo es cuestión de entrenamiento y de utilizar algunos pequeños truquitos.

Hay diversas herramientas a nuestro alrededor que nos pueden servir para manipular los sentimientos como la música, los productores de endorfinas (como el chocolate, el ejercicio, la risa y algunos alimentos), una película, los colores, las personas e incluso como no, tu actitud.

Se trata de utilizar cada una de ellas en función del sentimiento que quieras obtener.

Recuerda que el cerebro es otro músculo, para cambiar a este nivel, hay que trabajar el músculo utilizándolo, como el que va a un gimnasio.

La música, los colores, las películas?.

La música es una herramienta altamente efectiva para conseguir determinados estados de ánimo. Se puede conseguir estados de todo tipo: alegría, tristeza, emoción, energía, relajación?.. Utiliza la música para conseguir el estado de ánimo que requieras para una determinada actividad.

Lo más práctico es tenerla previamente seleccionada y archivada en tu ordenador o tu mp3 para que así esté siempre disponible cuando la necesitas.

Imagínate que tienes una reunión con una clienta que es muy enérgica y tú eres una persona apagada, necesitarás una música que te dé energía para empatizar mejor con esa persona y conseguir así la venta.

También podemos utilizar películas que nos crean estados de ánimo o colores en las cosas que nos rodean que nos van a producir un resultado deseado, ya sea la pared de tu habitación, o el color de la tinta del bolígrafo con el que escribes.

Los productores de endorfinas

Utiliza los productores de endorfinas para cuando te sientas deprimida. Las endorfinas son unas hormonas que produce nuestro cuerpo de manera natural cuando sentimos felicidad.

Hay maneras de producir endorfinas para cuando las necesitamos, ya que nos sentimos depres como son el chocolate, el sexo, la comida, el deporte, la risa?

Todos estos elementos te producirán endorfinas. Con el chocolate ten cuidado si quieres cuidar la línea, porque además es adictivo, aunque de vez en cuando y como postre no está mal. El deporte es de los mejores, aunque no te apetezca haz un esfuerzo, luego te sentirás mejor.

Procura tener la disposición a reírte, mirar un buen chiste a diario. Cuando saludes a la gente en la calle o en el trabajo procura que sea con predisposición a la risa y al buen humor.

También hay determinados alimentos productores de endorfinas como vegetales, cereales e hidratos de carbono.

Postura corporal y comportamiento

Nuestra postura corporal así como nuestro comportamiento dice mucho de nuestros sentimientos y emociones, dice tanto que hasta nuestro cuerpo lo ha aprendido.

Con lo cual obsérvate y adopta la postura que pones cuando tienes el sentimiento que quieres obtener y compórtate como si lo sintieras, aunque no lo sientas, esto ayudará a tu cuerpo a provocar el sentimiento deseado.

Las personas que te rodean

Las personas que te rodean son un elemento muy importante en tu estado de ánimo. Con lo cual, mi sugerencia es que te alejes de las personas que te chupan la energía o no te hacen sentir bien y procures rodearte sólo de las personas que te hagan sentir a gusto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *