Salud General

Medicina Preventiva, Estrés y Ayurveda

By  | 

En esta era de medicina moderna, la medicina preventiva se ha convertido en un concepto muy respetado. En los últimos 20 años, el público en general y el establecimiento alopático han evolucionado a un lugar de reconocer la importancia de la prevención.

Antes de mediados de 1970, el término “medicina preventiva” rara vez se escuchó en los círculos tradicionales. El concepto fue relegado a una pequeña subcultura de las personas de libre pensamiento que estaban en “la vida orgánica”. Con el tiempo la sabiduría de esta simple filosofía no se puede negar. El interés creció rápidamente y la medicina preventiva entró en la corriente principal. Más y más artículos aparecieron en revistas tales como Time, Prevención y Newsweek, y numerosos libros de mayor venta han aparecido en el mercado, cada uno reclamando mantener a una persona eternamente saludable a través de las prácticas de salud adecuadas, incluyendo la dieta, las vitaminas y otras sustancias como el vinagre de sidra de manzana, etc.

Uno de los pioneros en la medicina preventiva, es el investigador médico Hans Selye, quien sacudió el establecimiento médico tradicional con su libro, “El estrés de la vida”. Publicado en la década de 1950, este libro describe en sus cartas, las reacciones del cuerpo al estrés y fue capaz de indicar que es una importante enfermedad, pasada por alto. Su investigación fue bien documentada y comprobó, que el estrés fisiológico, es el causante de la fatiga del cuerpo -mecanismo homeostático-, donde el organismo funciona mal, creando enfermedad. Hay varias enfermedades implicadas, como: la artritis, el cáncer y los trastornos del tejido conectivo (es decir, fibromialgia, lupus, etc.), como respuesta del cuerpo al estrés. Esto, naturalmente, cuestionó el enfoque médico de buscar organismos patógenos, como la causa, y el tratamiento se refirió solo a medicamentos, como la cura. El Sr. Selye, sugiere que el tratamiento -no se debería limitar a abordar el efecto del estrés. Desde entonces, muchas ideas han surgido, sobre cómo mejorar la condición física y emocional del paciente, de los efectos adversos ocasionados por el estrés, que afectan de manera negativa nuestras vidas.

La medicina preventiva implica hacer algo para prevenir la enfermedad y se ha enfocado en cuatro direcciones diferentes. En primer lugar, la detección precoz, ha sido bien promovida por la comunidad médica en general. A las mujeres se les recomienda realizarse mamografías de rutina, y tanto a hombres como a mujeres se les recomienda disponer de colonoscopias periódicas como un medio para detectar cáncer en etapas tempranas. Aunque esto realmente no previene la enfermedad, da lugar a la detección temprana, y por lo tanto a los resultados de tratamientos más adecuados.

En segundo lugar, la prevención de los efectos adversos producidos por el estrés. Ha llevado a la utilización de una amplia gama de productos nutricionales, incluyendo vitaminas (sobre todo las del complejo B), antioxidantes (que disminuyen la destrucción celular y el envejecimiento), apoyo con micro- nutrientes (algas, verdes y azules) y apoyo de otros nutrientes. Este enfoque ha creado un nuevo intento en la industria de billones de dólares para producir complementos naturales de venta al público, la idea que comunican, es que la única manera de mantenerse sano es tomando esos productos. No es mérito de este enfoque y, desde luego, en cierta medida, estos productos funcionan, pero su eficacia es limitada.

En tercer lugar, consiste en purificar nuestros cuerpos, haciendo resistencia al uso de venenos ambientales (pesticidas, metales pesados, productos químicos industriales, hormonas, etc.), por el efecto que tienen de enfermarnos. Esto ha expandido la industria de la salud, que produce alimentos orgánicos y agua purificada. Además, de sacar al mercado gran cantidad de nuevos productos, que nos ayudan a eliminar las toxinas de nuestros cuerpos. La mayoría de estos, están fabricados a base de hierbas alterantes (sangre y purificadores de hígado) y purgantes o laxantes para limpiar el colon. Pancha Karma, la ciencia Ayurveda de purificación, también se ocupa de estas toxinas, así como las toxinas creadas internamente a través de la mala digestión de los alimentos.

En cuarto lugar, aunque probablemente es el que menos gusta a la sociedad, es tal vez el más importante de todos. Se trata de mirar nuestro estilo de vida y reconocer cómo nuestras decisiones acerca de cómo vivimos y actuamos son generadores de estrés, que poco a poco nos matan. Este tema lleva el debate, lejos de la forma de cómo manejar el estrés y entra en el tema de cómo prevenirlo. Por supuesto, algo de estrés es parte de estar vivo. Como señala Hans Selye, sin él, nuestro cuerpo no podría crecer más fuerte. La tensión desafía nuestros cuerpos. Si se tienen grandes desafíos, por lo general, el resultado es que nos hacemos más fuertes. Así que, si bien, puede no ser práctico quitar todo el estrés de nuestras vidas, que en gran parte es auto-generado y, por tanto innecesario. Es sobre este tema que habla más directamente Ayurveda.

Ayurveda es la ciencia de producir armonía en nuestras vidas. En Ayurveda se dice, que donde hay armonía, hay salud, donde no hay armonía, hay enfermedad. La armonía, en este contexto significa crear una relación armoniosa con nuestro medio ambiente a través de nuestros cinco sentidos. La exposición de nuestros sentidos debería ser armoniosa, del gusto (alimentos y hierbas), de la vista (colores y belleza), de olores (aromaterapia), de sonidos (música o mantras), y del tacto (masajes y aceites) creando un estado de armonía en nuestros cuerpos. Este estado de armonía previene la enfermedad.

Ayurveda observa el crecimiento de la enfermedad, como se mira el crecimiento de un árbol. Sin irrespetar a nuestros amigos los árboles, esto es sólo una analogía. Hay una semilla que brota y desarrolla raíces. El tallo crece y se espesa el tronco. Se difunden las ramas y las hojas crecen. La mayor parte de lo que llamamos enfermedad y sus síntomas, son las hojas. Están lejos de su origen o raíz. La mayoría de tratamientos alópatas, para tratar la enfermedad, son a base de hierbas, como podando las hojas. Otros tratamientos, van más profundo, a las ramas, y algunos a derribar el árbol completo. Pero ¿qué pasa con las raíces? al tener las raíces intactas, el árbol que fue frondoso vuelve a crecer, y el jardinero de nuevo, tiene que mantener la poda.

La semilla, es la raíz de todas las enfermedades, desde una perspectiva Ayurveda, es la falta de armonía de nuestras acciones. El consumo de malos alimentos, escuchar música discordante, etc., pueden producir estrés físico directo. Un cuerpo debilitado no puede tolerar una presión continua y se deshace en la oscuridad de la enfermedad.

No sólo Ayurveda discute los factores del estrés físico, sino también de las emociones más sutiles. La enfermedad mental también puede verse como el mismo árbol. Las hojas muy distantes de las raíces son enfermedades graves como la psicosis y la esquizofrenia. Las ramas un poco más cercanas, son condiciones más leves como la ansiedad, el pánico, y las condiciones todavía más cercanas al tronco, revelan enfermedades leves como la ira, la preocupación, la pena y el apego. En la raíz, Ayurveda ve a una persona, como que olvido su propia naturaleza, su espíritu y su conexión con Dios. Ayurveda ve a Dios como el que nos conecta a todos juntos. Cuando nos olvidamos de esta relación, a menudo, actuamos como si estuviéramos separados uno del otro. Este sentido de separación es la raíz de los problemas emocionales. Al comprender esto, Ayurveda utiliza la meditación y el yoga como un camino para calmar nuestra charla o dialogo interior. En el silencio de la meditación, una persona percibe la verdad de su existencia y todas las emociones trascienden. En comparación con la verdad, podríamos decir que nuestras emociones parecen insignificantes, como nuestro apego a ellas.

En el ámbito de la prevención de enfermedades, Ayurveda nos enseña que a través de un estilo de vida saludable, diseñado individualmente para estar en armonía con nuestra propia naturaleza que es única (constitución), y las prácticas de meditación y yoga, una persona puede alcanzar su potencial físico, emocional y espiritual. En este estado, la enfermedad no existe. No tiene sentido. ¿Para qué es la enfermedad, en realidad? Es en nuestro cuerpo el comunicador de falta de armonía. Retire la falta de armonía y quitará la enfermedad.

La medicina preventiva, es un emocionante paso hacia adelante en nuestro viaje a vivir sin enfermedad. Como el viaje continúa desarrollándose, encontraremos que es paralelo a nuestro camino hacia la iluminación o el perfeccionamiento de nuestra naturaleza. La detección temprana de enfermedades, reduce los efectos del estrés y purifica nuestro cuerpo, estos son pasos importantes en nuestro viaje hacia mantenernos sanos. Nuestro estilo de vida refleja nuestra más profunda naturaleza, y como vamos a cambiar, también lo hace nuestra salud.

Namasté

4 Comments

  1. Brandon Tezcatl

    Brandon Tezcatl

    10/12/2015 at 03:26

    Brii Agadelic Contreras

  2. Dora Maria Mollinedo Sibilla

    Dora Maria Mollinedo Sibilla

    04/12/2014 at 09:01

    GRACIAS.

  3. Amparo parada

    07/08/2014 at 14:59

    Exelente

  4. Ana Isabel Sastre Larraga

    Ana Isabel Sastre Larraga

    07/08/2014 at 14:17

    Excelente información, gracias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *