Consejos

Maneras de aumentar la creatividad

By  | 

La creatividad, un patrimonio de todos

La creatividad es algo que todas las personas pueden llegar a desarrollar y que no necesariamente es patrimonio de unos pocos. Por esta misma razón, no tienes más que potenciarla. Puedes tener en cuenta las palabras que Josep Masdeu te contará en este artículo.

La creatividad es algo que puedes prender, no es exclusiva de los artistas, sino que todos la pueden desarrollar. Hoy se ha desmitificado como algo concreto de algunas personas y es que todos pueden ser creativos. Todos vienen al mundo con ciertas capacidades y la creatividad es un elemento esencial, sin ella no se hubiera podido sobrevivir y encontrar soluciones. Cuando despiertas tu creatividad, el mundo te parece más fácil y divertido y esto lo puedes conseguir en diferentes aspectos de tu vida.

La psicología positiva también se ha encaminado en estudiar las emociones y experiencias positivas de la vida y los procesos creativos son una de sus facetas. Investigadores han estudiado a personas que son muy creativas y que han sido reconocidas internacionalmente. Muchos de ellos, tanto en su infancia como en sus comienzos, no destacaban o pasaban inadvertidos en sus respectivos campos.

Eso es una demostración de cómo la sociedad te limita en la creatividad y en poder desarrollarla y con el tiempo puedes cambiarla, tanto para incrementarla o disminuirla. Hay personas que no son creativas porque no han podido desarrollar su habilidad.

Estas personas creativas, estructuralmente no son diferentes a otras, no tienen un cerebro más grande o algo por el estilo, sino que han usado habitualmente sus habilidades y han dominado el campo en donde están. Ellos se han dedicado de lleno a lo que hacen y después de haber comprendido todo y llegar al punto donde otros llegan, siguen y entonces es cuando crean cosas nuevas que los demás admiran. Podría resumirse en que han tenido un trabajo dirigido y persistente.

Muchos de ellos, que hoy se reconocen mundialmente, saben que estuvieron en el lugar exacto y en el momento indicado. ¿Cuántos pintores o músicos vivieron pobremente para ser hoy, después de su muerte, reputados y cotizados artistas?

Por eso mismo, para conseguir lo que más quieres hacer, debes estar:

En sintonía con nuestras fortalezas (talento).

Ser persistentes.

Estar en un lugar (tiempo y espacio) que sea capaz de reconocer nuestros aportes.

Ahora puedes examinar tu propio caso y valorar qué te hace falta, no sólo para desarrollar tu potencial humano, sino también para impactar vidas con tu aportación.

Como ser más creativo:

Para ser creativo, debes cultivar la curiosidad y el interés de las cosas por sí mismas… Pero, ¿cómo cultivar el interés y la curiosidad?:

Buscando que cada día te sorprenda algo.

Sorprende al menos a una persona cada día.

Escribe cada día que te ha sorprendido y en que has sorprendido a los demás.

Cuando salte la chispa del interés, préstale atención. Cuando no hay nada que te haga mantenerte concentrado, la mente empieza a perder atención.

Puedes leer también algunas frases sobre la creatividad para aprender otras visiones sobre el tema, como también ver algunos juegos para estimular la creatividad en los niños, que nunca estarán de más para tus pequeños.

Consejos para aumentar la creatividad

Escucha música nueva, ya seas fan del pop, el indie, el metal, la música clásica, bandas, norteñas o lo que sea, trata de siempre tener algo fresco en los oídos, eso te ayudará con la inspiración.

Siempre ten a la mano una libreta, uno nunca sabe cuando será necesario documentar una idea, hacer un bosquejo o simplemente garabatear para concentrarse en algo.

Visita lugares nuevos, puede ser desde un viaje al otro lado del mundo, un fin de semana en algún sitio vacacional, hasta ir a un nuevo café en tu colonia, sal de lo habitual y permítete entrar en atmósferas diferentes.

Diviértete, sal con tus amigos, practica algún deporte, baila, canta, pásala bien. El bienestar ayuda a tu cerebro a ser más creativo, consiéntete, al final te servirá!

Intenta la escritura libre; ya sea mediante garabatos o bosquejos, o bien, algo más literario como pequeñas rimas, cuentos cortos o greguerías, esto facilitará tu capacidad de plasmar ideas.

6. Duerme mucho. Durante estas horas tus sueños podrían ayudarte a encontrar ideas; cuando estás dormido tu cerebro entreteje tus experiencias y estímulos del día, lo que puede ayudarte a encontrar esa idea que no lograbas conseguir mientras estabas despierto.

Rodéate de gente creativa. En la escuela, el trabajo, con tu círculo de amigos, en las redes sociales; estar rodeado de ideas será positivo para que las tuyas se animen a surgir.

Colabora. No se trata únicamente de recibir ayuda, si tienes alguna buena idea, encuentras contenido interesante o se te ocurre como hacer para mejorar algún proyecto: dilo, seguro la gente agradecerá tu colaboración.

Mantén en orden en tu lugar de trabajo. Trata de tener siempre espacio libre para colocar tus materiales, ordena incluso el escritorio de tu computadora y quita todo lo que no uses y esté de más. Simplemente esta limpieza visual es útil para comenzar a crear.

Termina lo que comienzas. Cerrar ciclos es importante, trata de llevar a término todos tus proyectos, aún si comienzas a perder interés en él, puede que al final alguna buena idea rescates del mismo, o incluso el proyecto no resulte ser tan malo como parecía.

Toma café (o té, o leche, o una copa de vino). Tu bebida favorita ayudará a estimular tus sentidos y a despertar tu lado creativo. OJO, es sólo un estímulo, no queremos terminar con tics por culpa de la cafeína ni en el baño a causa del alcohol.

Practica, practica y practica. Nunca dejarás de aprender, aún siendo bueno en lo que haces, practicar te mostrará siempre nuevos caminos, algunos serán mejores que otros, sólo necesitas practicar para descubrirlos.

Deja de imitar y se tú mismo. No quiere decir que no tengas modelos o ejemplos a seguir, sin embargo, obsesionarse por ser igual de bueno que alguien más puede distraernos de encontrar nuestro propio estilo, déjate ser.

Aléjate de la computadora por un tiempo. Sal, recorre las calles, escucha lo que hay afuera, disfruta de nuevos sabores y experiencias; deja incluso el smartphone (ok, puedes usar su cámara solamente), perderse una hora de lo que hay en la red nos puede dar la libertad que necesitamos para pensar.

No te forces. Aunque a veces la premura de un proyecto nos tiene con el estrés a flor de piel, trata de mantenerte sereno ante la presión, forzarte no siempre se traducirá en mejores resultados o más inmediatos.

Pide opiniones. No tengas miedo de mostrar tu trabajo a tus compañeros, a tus clientes o a tus próximos usuarios, su feedback servirá para mejorar tu trabajo o para mejorar la experiencia del cliente con tus proyectos.

Enlista tus ideas. Pon un poco de orden a todo eso que estás pensando, haz una lista con las diferentes ideas, con los pasos a seguir en el proyecto, con los materiales que necesitas, etc. Hacer listas sirve para ordenar y priorizar, úsalas.

Sé abierto. Tu trabajo no es perfecto para todo mundo, mantente abierto a las opiniones, a las sugerencias, a los cambios, a las nuevas técnicas y herramientas, seguramente algo nuevo surgirá a partir de ello.

Lee. Cuentos, cómics, novelas, el periódico, feeds, prácticamente cualquier material que provea información te servirá para mantener tu cabeza con ideas.

Atrévete a tomar riesgos. Apuesta por tus ideas, innova, propón nuevos proyectos, cambios fuera de lo tradicional; trata de ir más allá de lo que te están pidiendo y aventúrate, claro, toma tus precauciones, quizás el mundo aún no está preparado para tantos cambios.

No menosprecies lo que haces. Muchas veces somos muy exigentes con nosotros mismos y eso nos ayuda a crecer, sin embargo, cuidate de no ir a los extremos, menospreciar tu trabajo puede hacer que no identifiques una obra maestra tuya aún cuando la tienes frente a los ojos.

Define tu proceso creativo y llévalo a cabo. Si ya sabes que hacer ejercicio te hace llegar con ideas frescas, que el yoga te relaja, que salir a bailar, correr en moto o ir a la playa te inspira, o simplemente hay una serie de pasos que te ayudan a poner orden en tus ideas, no dejes de llevarlos a cabo y trata de poner este proceso por escrito, así siempre lo tendrás presente.

Permítete equivocarte. Suena trillado pero es cierto eso de que “uno aprende más de los errores y fracasos que de los éxitos”, acepta tus errores, equivócate, no te culpes por lo sucedido y aprende de ello.

No te rindas. A veces es desgastante que nos pidan mil cambios en lo que diseñamos, que limiten nuestra creatividad por los presupuestos, sin embargo, no te dejes vencer por estos detalles y tómalos como obstáculos a vencer para tu trabajo creativo.

Tómate un descanso. Si ya estuviste horas pensando en cómo hacer ese diseño más armómnico, en cómo solucionar ese algoritmo, en la mejor forma para que ese CSS sea compatible, entre otras cosas, tómate un descanso, puede servirte para encontrar la respuesta que buscas.

2 Comments

  1. Beatriz Cabrera

    Beatriz Cabrera

    20/07/2016 at 01:10

    Muy interesante ,,,,,,,

  2. Ayurveda Atman

    Ayurveda Atman

    21/01/2016 at 02:59

    Muy Útil

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *