Filosofía

Los riesgos del ‘bypass espiritual’

By  | 

¿Alguna vez recurriste a tu espiritualidad para evitar enfrentar un aspecto doloroso de tu vida? ¿Dejaste pasar abusos en nombre de la compasión? ¿Te escudaste en tus aspiraciones más elevadas para evitar sentir celos o enojo, por considerarlas emociones “poco espirituales”?Si la respuesta a alguna de estas preguntas es sí, no estás solo. La mayoría de las personas que transitan el camino espiritual caen en algún momento, sin darse cuenta, en esta distorsión que el psicólogo estadounidense John Welwood bautizó “bypass espiritual” allá por 1984. De hecho, es una ocurrencia tan común en la cultura espiritual reinante, que muy pocos la perciben su existencia y los peligros que trae aparejados.Autores como Ken Wilber y Robert Augustus Masters incluso advierten que muchos consejeros religiosos y psicólogos transpersonales hoy promueven este error, con las mejores de las intenciones, al proponerle a quienes buscan su ayuda soluciones espirituales a problemas de otro origen (cognitivos, psicológicos, hasta corporales).

El psicoterapeuta Robert Masters dice en su libro Bypass espiritual: cuando la espiritualidad nos desconecta de lo que verdaderamente importa que nuestra dificultad para tolerar y hacer frente a nuestra sombra personal y colectiva es el motor que nos lleva a buscar la espiritualidad como refugio o solución fácil a nuestros problemas. En estos casos, las prácticas o creencias no ayudan a elevarnos sino a evitar el costoso tránsito por el auto-examen y la auto-observación, a acallar la voz interior que nos dice que algo no está bien, a barrer bajo la alfombra conflictos y dificultades que piden a gritos ver la luz del día.

Así lo describe John Welwood, quien acuñó el término a partir de lo que observaba en su comunidad de practicantes budistas, y en él mismo: “Cuando caemos en el ‘bypass spiritual’, usamos la meta de la iluminación o la liberación para racionalizar lo que yo llamo trascendencia prematura: intentar elevarnos por encima del costado crudo y desprolijo de nuestra humanidad antes de haberlo enfrentado verdaderamente y haber hecho las paces con él. Y entonces procuramos usar la verdad absoluta para descalificar nuestras necesidades humanas relativas, nuestros problemas psicológicos, nuestras dificultades vinculares o déficits de desarrollo. Creo que este es una especie de ‘peligro ocupacional’ del camino espiritual, dado que la espiritualidad conlleva la visión de ir más allá de nuestra situación kármica actual”.

¿De qué formas se manifiesta esta tendencia en las personas? En una actitud de desapego excesivo, la represión de ciertas emociones (la tendencia a “anestesiar” la tristeza o el enojo), o a través una compasión ciega, una inclinación exacerbada hacia lo positivo, ignorando o denostando la propia sombra (los aspectos mal vistos de uno mismo). En casos más extremos, puede presentarse, incluso, como delirios de iluminación.

También se denomina a esta tendencia “inflación espiritual”, en referencia la noción de que todo puede trascenderse a pura fuerza de luz y voluntad. Pero ya lo decía C.G. Jung: “Uno no alcanza la iluminación fantaseando sobre la luz sino haciendo consciente la oscuridad”.

Un ejemplo de Welwood, en relación a la práctica del budismo en Occidente: “Si uno intenta practicar el desapego renegando de la propia necesidad de recibir amor, lo único que logra es desterrar esa necesidad al inconsciente, donde posiblemente actúe y se manifieste de maneras potencialmente peligrosas”.

Explica el terapeuta: “Es fácil usar conceptos como ‘la verdad del vacío’ de una manera distorsionada. La enseñanza es que los pensamientos y las emociones no tienen existencia verdadera, que son apenas ilusiones del Samsara (el mundo de las formas), y por lo tanto, no debemos prestarles atención. ‘Debes reconocerlos como formas vacías y, atravesarlos sin más’, es el consejo que reciben los discípulos. Esto puede ser útil en el ámbito de la práctica, pero en situaciones de la vida, esas mismas palabras pueden ser usadas para reprimir o negar sentimientos que requieren nuestra atención. Lo he visto ocurrir en numerosas ocasiones”.

“Temo que lo que muchos budistas occidentales están practicando no es desapego, sino evitación del apego. Esto no es lo mismo que liberación del apego: es otra forma de apego: se apegan a la negación de sus necesidades humanas, por desconfianza en el amor” , subraya.

Este fenómeno se asocia en parte con la explosión de interés en la espiritualidad que acontece en los años 60 y la adopción por parte de Occidente de prácticas y saberes del Oriente; y también con la deformación de estas prácticas y creencias en lo que ha dado en llamarse “espiritualidad de consumo rápido”.

Pero no es privativo de las tradiciones orientales ni de sus prácticas; la oración también puede ser usada como una manera de evitar contactar con las heridas psicológicas y los dolores del corazón.

Lo cierto es que no hay nada instantáneo en el proceso de crecimiento espiritual. Quienes conquistan la madurez en este terreno lo hacen a fuerza de años de trabajo interior y transparencia, sabiéndose pequeños y falibles en cada paso del camino. En términos de Welwood, en ellos la fruta cae del árbol por su propio peso, en lugar de ser arrancada prematuramente de la rama.

Hay en estos seres añejados espiritualmente -sean monjes, maestros o barrenderos- una cualidad de integridad y de arraigo. No son almas descarnadas, ni aparentan serlo. No están, ni se pretenden, más allá de nada. Por esto mismo, son capaces de abrazar la complejidad de quienes los rodean con infinito amor, y mostrar el camino hacia una transcendencia real, sin trampas ni atajos, sin ilusiones de santidad, con simple vocación humana.

No podría desearnos un destino mejor.

Fabiana Fondevila

51 Comments

  1. Evarymar Sampedro

    Evarymar Sampedro

    03/09/2016 at 04:32

    todos los extremos son malos…

  2. Gloria Pérez

    Gloria Pérez

    02/09/2016 at 20:38

    De lujo! Gracias!

  3. Ωοψκθ Μαηγτ

    Ωοψκθ Μαηγτ

    02/09/2016 at 17:51

    Rossy Salazar

  4. Juan Sebastian Segovia Baquero

    Juan Sebastian Segovia Baquero

    02/09/2016 at 12:42

    GRACIAS!!!

  5. Carmen

    02/09/2016 at 11:03

    Que hay del cuento del huevo duro, la zanahoria y el café, a caso no debemos ser café y no irnos de extremos en extremos como neuróticos. No me quedo claro esté artículo.

  6. Susan Aceneth TerLuna

    Susan Aceneth TerLuna

    31/08/2016 at 06:49

    Creo que necesito un bypass espiritual!!

  7. Alma Ysabel Lopez Garcia

    Alma Ysabel Lopez Garcia

    10/05/2016 at 08:15

    Namaste

  8. Elizabeth Roldán Infante

    Elizabeth Roldán Infante

    23/02/2016 at 19:10

    cierto

  9. Primavera Colorato

    Primavera Colorato

    23/02/2016 at 11:41

    Si

  10. margara

    23/02/2016 at 11:37

    El articulo sería completo si dieran un consejo al respecto. En como evitarlo o como no ejercer esta práctica. Que hacer como enfrentar y las consecuencias

  11. Cecilia Castellon

    Cecilia Castellon

    23/02/2016 at 07:46

    De acuerdo.

  12. Moises Lopez Gomez

    Moises Lopez Gomez

    23/02/2016 at 05:18

    Muy bueno

  13. Alessandro Oca

    Alessandro Oca

    16/02/2016 at 02:25

  14. Pingback: Proyecto Escuelas Compasivas – Soñar con los pies en la evidencia | Caminando por Senderos de Plenitud

  15. nerea

    06/12/2015 at 17:28

    Al leer el artículo no sabía muy bien si lo estaba entendiendo. Leí varios comentarios y es cuando me vi reflejada. Así q

  16. Yoli Rosquellas

    Yoli Rosquellas

    05/12/2015 at 16:54

    Molt interessant .

  17. pedro

    19/03/2015 at 19:19

    Yo creo que eso depende de los valores de cada quien. Le corresponde a cada quien revisar qué le molesta y trabajar en ello. Existen infinitas formas de alcanzar la felicidad. Cada cual decide cuál es el camino que lo conducirá. Ello pasa primero por conocerse indagado donde está el bloqueo y sanar.

  18. NaNa Sanchez B

    NaNa Sanchez B

    19/03/2015 at 15:48

    Gracias!!

  19. Luis Fredy Chipan

    Luis Fredy Chipan

    19/03/2015 at 14:16

    Excelente!!

  20. Ana

    19/03/2015 at 13:54

    Buen articulo a pesar de no prescindir de la innecesaria “espiritualidad. Salud, humildad, compasión, sentido común, amor y a tirar p’alante…. Y en caso de desasosiego, malestar emocional, confusión… relativizar, aprender a frustrarse y para casos más graves hay profesionales de la terapia muy buenos

  21. Diego. O

    19/03/2015 at 13:25

    Muchisimas gracias por compartir esto, a mi realmente me sirvio leerlo y me hizo
    darme cuenta de algunas actitudes mias que voy a trabajar. GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS !!!

  22. Juan

    19/10/2014 at 20:36

    Yo creo que el dolor es nuestro maestro en ese momento por que negarlo simplemente porque duele, el dolor nos hace fuertes, el dolor no es eterno.
    El mejor gurú es uno mismo, no podemos encomendar nuestro camino a otra persona y/o religión. Por eso Dios es uno con nosotros.

  23. Janet Alvarez lorenzana

    18/10/2014 at 10:18

    Hola. Algunas personas no entendieron el articulo…el cual además de interesante me parece acertado…ya que el objetivo no es criticar negativamente a la espiritualidad sino ORIENTARNOS para llevarla a cabo de la manera correcta y así de forma fluida llegar a la iluminación. En muchas ocasiones evitamos concientizar y afrontar todo aquello que nos impide avanzar y decidimos hacerlo tomando ese “bypass” como rescate para evitar el dolor y las consecuencias de nuestras acciones… Recuerdo bien frases como “DIos sabe por que hace las cosas” “Dios así lo planeo” “Esto pasa por un propósito divino” y considero que somos entes con la libertad para actuar y somos consecuencia de nuestras propias decisiones..hagámonos cargo pues de nuestras consecuencias aunque dolorosas sean pero sin olvidar el ” aprendizaje” que nos llevara por el camino a la iluminación….y no a la “confusión”..trabajemos diariamente (es un camino que lleva su tiempo..se requiere constancia, mucha observación y análisis mismo q un terapeuta +puede+ ayudar a encausar) ..por eso coincido con el Sr.jung de “hacernos primero conscientes de la oscuridad”. Saludos y Gloria a Jehova

  24. Gonzalo

    17/10/2014 at 00:28

    ¿Luz?, ¿Oscuridad? ¿conflicto? ¿paz? ¿espiritualidad? ¿materialidad? ¿bien? ¿mal? quién es cuál dónde qué……….y viceversa

  25. Martin Pardo

    15/10/2014 at 13:15

    Me parece un texto poco feliz y muy estructurado. Personalmente creo que lo que estos autores llaman “un refugio peligroso” no es mas que la filosofía de vida que he elegido para mí y a mí me hace plenamente feliz, y por más que algunos quieran demostrar con formulas exactamente matemáticas que estoy equivocado, bien acepto su comentario, pero sólo es su punto de vista. Mi realidad es Mi realidad.
    Salud

  26. Marcia Verdier

    Marcia Verdier

    15/10/2014 at 11:53

    Creo que anular las propias emociones tan humanas sin procesarlas para acceder directamente al sentimiento de compasiòn no es natural.Se necesita de un proceso,tiempo sobre todo hasta llegar al siguiente paso.Como todo, un equilibrio es la respuesta.ni negar emociones,ni soltarlas salvajemente.Poderlas procesar ,y asì lograr la madurez.

  27. Marcia Verdier

    Marcia Verdier

    15/10/2014 at 11:53

    Creo que anular las propias emociones tan humanas sin procesarlas para acceder directamente al sentimiento de compasiòn no es natural.Se necesita de un proceso,tiempo sobre todo hasta llegar al siguiente paso.Como todo, un equilibrio es la respuesta.ni negar emociones,ni soltarlas salvajemente.Poderlas procesar ,y asì lograr la madurez.

  28. Rocio Lagunes

    Rocio Lagunes

    15/10/2014 at 07:39

    Lo voy a leer!

  29. Francis Alonso Díaz Reyes

    Francis Alonso Díaz Reyes

    15/10/2014 at 07:08

    jajajajaja, la fuerza reptiliana manipula ala gente enferma de codicia y ambicion pagando a profesionales para , que la espiritualidad sea algo malo , ajajajaj

    • Oscar Hans

      16/10/2014 at 11:04

      En ningun momento dice en el texto que la Espiritualidad sea ”mala”, lo que plantean en el texto y en la idea es en utilizar(con todo el significado que conlleva esta palabra) la espiritualidad como escape a lo acontecido,sean momentos traumaticos,sentimientos no expresados,etc.
      O bien entendi mal tu comentario y lo que querias decir es que los ”profecionales” mas bien sean los ”guias” espirituales que esten malllevando el nombre y la practica en si
      O bien si tu idea es para los psicologos-psicoanalistas(no se bien su verdadera rama de estudio de ellos disculpa si erro en esto)no creo mucho que sea correcta o no para el caso de C.G.Jung que en sus ultimos años de su vida se dedico a la ”busqueda” del alma-espiritu dando una conclucion de que si ,posiblemente o hay un alma en uno de muchos poemas que escribio lo dice
      -Y estaba ahi,encontrada mi pedazo faltante He recorrido sin fin de caminos solo para encontrarte
      No me se muy bien este poema jajajaja pero masamenos me acorde de eso X) De todas formas buen dia y si crees en reptilianos ya sabes que hacer:Buena vibra,amor y mucha suerte y no mas odio para matarlos de hambre jajaSaludos 🙂

  30. sam

    01/10/2014 at 20:05

    Los psicólogos tienen la sociedad patas arriba y la religion no es espiritualidad, la espiritualidad solo alguien que este en esa frecuencia la entiende, si en verdad se buscara y practicara espiritualidad nuestra sociedad seria otra, el problema del ser humano es que todo lo mal entiende para su propio supuesto beneficio y a muy pocos en el mundo les interesa saber porque hemos nacido en este mundo y cual es nuestra meta real.

  31. haaleyah Zole

    27/09/2014 at 22:29

    Interesante y útil para identificar métodos de ayuda -ya sea espiritual o sicológica- que se esté basando en la negación y remisión de la experiencia y no en la observación, profundización y aceptación de lo vivido. Si bien en el artículo se comete el error de confundir una forma de interpretación y de aplicación con la fuente misma, como hacen al referirse al budismo, si omitimos esa generalización por inducción (establecer conclusiones generales a partir de algún caso en partícular) el artículo tiene su mérito.

    • Si Mismo

      23/02/2016 at 01:18

      Haaleyah, soy yo, Hayk, por favor póngase en contacto conmigo. Un beso del tamaño de los 3 mundos!

  32. Juan Carlos

    10/09/2014 at 22:42

    La gente que se acerca a un camino espiritual lo hace porque algo le duele, … porque está jodida, vamos. Claro que quieren huir, y en un camino espiritual completo, tienen una salida. Los desajustes que notan estos terapeutas, es debido a malentendidos por los que enseñan, o los que escuchan.

    Cuando veo un comentario escrito por psicólogos que pretenden entender la profundidad insondable de la práctica espiritual(que va mas allá de la vida y de la muerte), me apena :-(, porque veo que no han dado con una buena fuente, y encima mal-aconsejan a los que pudieren estar genuinamente interesados.

    Se generaliza a todos los caminos espirituales en una ‘cosa’ sobre la que opinar. Se citan cuatro fuentes de nula relevancia(otros psicologos/terapeutas opinando sobre espiritualidad, p.ej. CJ Jung y el Budismo, :-#), no se ni por donde empezar a clarificar las imprecisiones, y malentendidos…

    Por el final?… si un maestro alcanza maestría espiritual(por lo menos en un camino que yo conozco), es porque ha despreciado las mentiras del samsara, se ha desapegado y se ha despegado, y se ha ido más allá… puede amar incondicionalmente porque no está condicionado por el samsara… en fin… que ni la conclusión acierta. 🙁

    “Zapatero, a tus zapatos”, terapeutas y psicologos… a cobrar las horas más baratas, que ahí si que hay peligro.

    Personas interesadas en el camino espiritual, tenéis que buscar al mejor maestro que podáis, no os conforméis con lo mas cercano a vuestro domicilio… investigad con profundidad, pues es lo más relevante que haréis en vuestra vida. Investigad, y no caigais en sectas, buscad maestros que se desvivan por sus estudiantes, y que tengan sabiduría, y que su maestría no esté en duda. Si buscáis encontraréis.

    • angel

      17/01/2016 at 04:43

      Cuanta razón, la espiritualidad no es una moda oriental,vá más allá. está lejos de la psicología comercial y lleva su tiempo profundizar en ella.

  33. Lisímaco Henao

    03/09/2014 at 04:54

    Este artículo es una flecha que da en el blanco de la verdadera consciencia. Sin más palabras… por ahora.

  34. Hector

    03/09/2014 at 00:56

    Cuando llegue a la iluminacion corri a vomitar del asco. Despues fue la alegria.

  35. natacha

    26/08/2014 at 14:39

    Este artículo hace generalidades con excepciones. La espiritualidad tiene que ver con el espíritu que se halla en cada cosa, cada ser. Es no dual, infinito. Es cierto que salir de la dualidad es difícil. Cuando uno empieza, tiene que revalidar sus relaciones especialmente con uno mismo. Cada uno hace su camino y tropieza. Pero hasta decir que es un bypass …. no es para ir al lado pero para ir a travès ¡¡¡¡ Un throupass ¡¡

    • Efrain

      03/09/2014 at 03:59

      Al contrario, es una buena advertencia para no caer en la “solución fácil” de lo espiritual que es otra forma de experiencia humana.
      No creo que exista nada transpersonal, salvo que sea el viaje de un aspecto del ser humano a otro aspecto….también humano.

  36. Viviana

    17/08/2014 at 15:06

    Vivir en la tierra es lo más espiritual que hay…
    Ser SER HUMANO…es simplemente o difícilmente ser eso…HUMANO.

  37. Carolina Vargas

    Carolina Vargas

    17/08/2014 at 09:22

    La espiritualidad empieza donde la ciencia termina…Hablo la ciencia…los seres humanos vivimos de acuerdo a nuestras necesidades y eso determinara el grado de evolución espiritual en la vida. Nada es forzado, todo fluye y es real!

  38. Namaste Spa Bahia Varese

    Namaste Spa Bahia Varese

    16/08/2014 at 23:31

    GRACIAS ¡¡¡ ME ENCANTA ESTA PAGINA .SON GENIALES <3¡¡¡ GRACIAS NAMASTE :)))

  39. Karen Sardá

    Karen Sardá

    16/08/2014 at 18:20

    Es que entonces la gente no está recurriendo verdaderamente a su espiritualidad…

  40. Mariana Arruti

    Mariana Arruti

    16/08/2014 at 14:18

    Interessante. Boa reflexão: já vi essa versão de apego as avessas por ai… Bom qd alguém traduz essa percepção!

  41. Alfredo Fuentes Plaza

    Alfredo Fuentes Plaza

    16/08/2014 at 12:13

    No es más que la tabla de su propia experiencia

  42. Alfredo Fuentes Plaza

    Alfredo Fuentes Plaza

    16/08/2014 at 12:11

    A mi personalmente me hace dudar,ni el mejor de los psicólogos ni el mejor profeta,puede juzgar la profundidad de la meditación y sus beneficios.Cada ser humano es único,incluso para sincronizar con el universo.

  43. Montse

    16/08/2014 at 11:39

    Efectivamente. Este fue mi caballo de batalla durante 5 años y al final lo que sucedió es que la sombra se multiplicó por 4 o más y que los problemas originales eran mayores que al principio. Estoy totalmente de acuerdo con este artículo. Ahora acepto el lugar modesto en el que estoy, busco recursos válidos para gestionar esa sombra y siento que el progreso es mayor (y que soy más felíz).

    • claudio

      17/08/2014 at 01:19

      Hola. Tengo 19,antes de a ver leído esto, sentía cambios\síntomas en mi actitud como el exceso de “compasión” y el miedo a enfrentar mi sombra personal y colectiva,como dice ahí.
      Tambien intentaba deterrar y deterre cosas al inconsciente, que posteriormente salían en psicodelia con algunos caños.
      bueno esto hace poco, ahora que estoy menos bohemio y la bruto.
      ¿Me recomendarías,como experiencia personal,este libro para resolver algunas dudas y buscar un camino de autoayuda? Aunque todo esto sea visto desde un puntos de vistas de autores y personas x. De ante manos gracias !

      • Valentin

        05/09/2014 at 22:14

        No creo que haya algo como exceso de compasion. Si puede haber algo como falta de compasion a uno mismo o compasion sin sabiduria que pueden egendrar este tipo de problemas.
        Como dijo el dalai lama, la compasion sin sabiduria puede ser insoportable.

    • chesus

      31/08/2014 at 13:20

      Me parece muy sabio este comentario.

    • chesus

      31/08/2014 at 13:21

      Me refiero al comentario de Montse.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *