Alimentos

Los mejores remedios para la resaca de las fiestas

By  | 

¿Se acabó la fiesta?… La mañana siguiente

Pongámonos en situación. Es una noche especial. Te pasas una hora (mínimo) poniéndote guapa en el baño, te enfundas tu mejor vestido, superas el vértigo subiéndote a esos preciosos zapatos de tacón y sales a esa fiesta que promete ser inolvidable. Y lo es. Pero tras una copa llega la segunda y, tras éstas, otras dos… Y a la mañana siguiente tienes una fantástica resaca que se ha propuesto enturbiar los buenos momentos de la noche anterior.

Y entonces llega la gran pregunta: ¿se puede prevenir la resaca? Si bien hay quien dirá que la mejor forma de prevenir es no beber nada en absoluto, nosotras preferimos ser algo más realistas y aconsejarte beber con moderación y, sobre todo, seguir una serie de pautas que te ayudarán a luchar contra la resaca.

Algunas de ellas, obviamente, son más sencillas que otras a la hora de llevarlas a cabo pero, si nos esforzamos y cumplimos unas cuantas, podremos salir airosas de cualquier celebración. ¿No te lo crees? ¡Atrévete a comprobarlo!

Comer antes de beber

Lo primero es lo primero y esta es una ley universal: para evitar la resaca hay que comer antes de beber. Aunque hay muchas personas que ya conocen la importancia de esta pauta, lo cierto es que en muchas ocasiones no lo hacemos, ya sea por las prisas, para evitar estar hinchadas durante la noche…

Pero si al día siguiente no quieres lamentarte, la comida es tu mayor aliada. Los alimentos en tu estómago ralentizan la absorción de alcohol dentro del sistema. Precisamente por ello, lo más aconsejable es que te prepares algo con muchos carbohidratos, como un buen plato de pasta o pizza y, de postre, un plátano.

Otro truco muy recurrido entre algunas personas es tomarse una cucharadita de aceite con la cena. Éste creará una especie de película en el estómago que te protegerá de los temidos efectos del alcohol y te ayudará a evitar la resaca.

Evitar las bebidas oscuras

¿Sabías que las bebidas oscuras producen resacas más duras? Por ello, lo mejor para la evitar la resaca es tomar bebidas blancas. El vino tinto y otras bebidas oscuras como el whisky, el ron o el brandy pueden darte un malestar mayor ingiriendo la misma cantidad pero… ¿A qué se debe?

Principalmente se debe a los congéneres, es decir, a los componentes biológicamente activos presentes en estas bebidas. Éstos varían según el tipo de azúcar que se haya involucrado en el proceso de fabricación, y en el caso de las bebidas oscuras provocan mayor resaca. Precisamente, si hablamos de los azúcares, cuanto menos cantidad tengan las bebidas, menos resaca producirán.

Así que, si quieres estar en plena forma al día siguiente, lo mejor es que te decantes por el vino blanco y los licores claros, por ron blanco, por ginebra o por vodka… Ahora comprendes mejor a los rusos, ¿verdad?

No mezcles bebidas

Seguro que en más de una ocasión has escuchado aquello de “mezclar bebidas diferentes produce mucha más resaca al día siguiente” o, directamente, que “sube más”. Es probable que tengas la sensación de que, efectivamente, tus peores resacas se han producido tras una noche de mezclas.

Sin embargo, los resultados de diversos estudios niegan que esto sea una realidad exacta. Lo cierto es que las noches en las que mezclas bebidas diferentes suelen ser noches en las que ingieres cantidades de alcohol superiores a las habituales. De ahí que tu malestar general sea mayor.

Pese a todo, cuando se bebe cerveza y luego se pasa a bebidas mayores, el alcohol afecta de forma más rápida y, en consecuencia, las resacas son menos soportables. Por eso, para no tener resaca, te lo ponemos fácil: bebe menos, evita la cerveza y, sobre todo, olvida los chupitos. ¡Es un cóctel muy peligroso!

¡Bebe agua!

Cuando hablamos de cómo evitar la resaca hay un truco infalible que es, además, todo un clásico: beber un vaso de agua entre copa y copa. El motivo: porque el agua ayuda a diluir el alcohol que contiene nuestro cuerpo.

Además, uno de los principales factores de la resaca es la deshidratación, por eso beber agua puede disminuir notablemente los efectos de una buena fiesta nocturna. Y otro motivo obvio pero también importante es que mientras bebes agua, no estarás bebiendo una copa de más, y por lo tanto estarás ingiriendo menos alcohol sin darte cuenta.

Otro de los básicos sobre cómo evitar la resaca es bailar durante la noche y caminar un poco antes de irnos a dormir. Esto se debe a que el movimiento físico activa o aumenta nuestro metabolismo y, con ello, se reducen nuestras posibilidades de sufrir dolor de cabeza al día siguiente.

Antes de acostarse

La mayoría de las personas especulan sobre cómo prevenir la resaca antes de acostarse. Sin embargo, pese a lo que piense la gente en general, lo cierto es que no hay nada que demuestre a ciencia cierta qué funciona y qué no.

Eso sí, seguro que tú también has sentido alguna vez al volver de juerga la llamada celestial de Arguiñano antes de acostarte y te ha dado por innovar con las tres cosas que te quedaban en la nevera. Aunque algunos expertos consideran que la comida tiene que estar en el estómago antes de empezar a beber, lo cierto es que a muchas personas les sienta bien picar algo antes de irse a dormir.

Y, por supuesto, ingerir una importante cantidad de agua justo antes de acostarse es fundamental. Una vez más, la deshidratación juega en nuestra contra y darle al cuerpo el agua que, sin duda, necesitará a lo largo de la noche, es la mejor de las ideas.

Qué tomar para la resaca

Una vez que hemos hecho todo lo posible para no tener resaca y hemos comprobado que ninguno de los trucos anteriores nos ha servido de nada, nuestro objetivo cambia: ahora ya no queremos evitar la resaca sino acabar con ella.

A pesar de que llegar a este punto es lo menos deseable, en ocasiones es inevitable y tenemos que preguntarnos qué hacer para sentirnos mejor. Una vez más, beber agua sigue siendo una de las soluciones principales, pero para poner fin a ese incesante martilleo en la cabeza, también puede ayudarte un buen plato de carbohidratos, un ibuprofeno o algún complemento alimenticio que te ayude a depurarte.

Por ejemplo, el cardo mariano o la alcachofa, así como la vitamina B6 contribuyen al buen funcionamiento del hígado, con lo que le resultará más fácil a este eliminar de la sangre algunas sustancias nocivas para el organismo, como el alcohol. Así que si ya lo has probado todo, solo te queda tener paciencia y encomendarte a estos remedios… ¡Aunque ahora no te lo creas, en pocos minutos te sentirás mucho mejor!

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *