Inteligencia Emocional

A LO QUE TE RESISTES PERSISTE

By  | 

Lo hemos escuchado cientos de veces a lo que te resistes persiste…. pero ¿ qué son exactamente las resistencias? ¿ por qué y cómo aparecen? ¿ Qué podemos hacer para librarnos de ellas? Descúbrelo todo en este fragmento del libro: 7 Secretos del éxito.

La física considera una resistencia como una fuerza de rozamiento que se opone al movimiento y hace que la inversión de energía que realizamos no se convierta toda ella en velocidad.

Un buen ejemplo visual sobre lo que es una resistencia lo tenemos en los frenos de un coche que está en una cuesta hacia abajo. El coche por su propio peso caería cuesta abajo, pero el freno, la fuerza de rozamiento negativa, está provocando que el coche se quede parado.

Justo esta misma imagen la reproducimos nosotros en nuestra vida con nuestros pensamientos, sentimientos, acciones y palabras negativas, ya que esas CAUSAS negativas son las que van a provocar que nuestra vida no se dirija donde nosotros queremos, y por tanto van a frenar nuestra felicidad, y la falta de felicidad se traduce en sufrimiento, ya que por ley de la naturaleza nadie está feliz cuando está sufriendo.

Por tanto para nosotros las resistencias van a ser todo pensamiento, sentimiento, acción y palabra negativa que van a provocar EFECTOS en nuestra vida que no queremos, y que posteriormente pasaremos a llamar problemas.

La manera correcta de saber si un pensamiento es positivo o negativo para nosotros es la observación de nuestros sentimientos, ya que por ley de VIBRACIÓN nadie tiene una vibración alta y por tanto un estado de ánimo positivo cuando piensa y centra su atención en situaciones que no quiere para su vida, y al contrario ocurre lo mismo, por la misma ley de la naturaleza nadie está con una vibración baja y por tanto un estado de ánimo negativo cuando piensa y centra su atención en situaciones que nos aportarían felicidad en nuestra vida.

Para eliminar nuestras resistencias de nuestra vida necesitamos de la práctica de la auto – observación para poder saber que CAUSAS negativas estamos poniendo en nuestra vida con nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y acciones.

Una vez que sepamos que sembramos para nuestra vida, podremos decidir que resistencias queremos eliminar de nuestra vida.

Para quitarle el poder a un pensamiento o imagen negativa a la que le estemos prestando atención, hay que decirle con fuerza a nuestra mente: TE QUITO PODER. NO LO QUIERO NI PARA MI NI PARA NADIE. TE BORRO. Hay que hacer este decreto sintiendo verdaderamente lo que decimos, y sintiendo cómo queremos que ese pensamiento o imagen mental desaparezca de nuestra mente, y por tanto de nuestra vida.

Si conseguimos tener el habito de quitarle el poder a los pensamientos e imágenes mentales negativas que le estemos dando poder en nuestra mente, dejaremos de sembrar CAUSAS negativas, y por tanto eliminaremos sufrimiento de nuestra vida, que es lo que deseamos por ley de la naturaleza todos los seres humanos, ya que ninguna persona ha venido a este mundo para sufrir.

Otra cosa diferente es que por desconocimiento e ignorancia de las leyes de la naturaleza y de lo que siembra para su vida, esté desarrollando el proceso de aprendizaje de su vida sufriendo. Todas las personas estamos en este mundo aprendiendo, pero unas personas también consiguen aprender la manera de eliminar sufrimiento en su vida, y esta manera no es otra que tener la consciencia para decidir qué quiere sembrar para su vida y por tanto qué quiere recoger.

El esfuerzo mayor tendremos que hacerlo al principio por que habitualmente solemos ser  personas negativas, aunque nuestro ego defienda que somos personas positivas, pero a medida que vayamos trabajando en esta forma de vivir la mente se irá acostumbrando, ya que la mente funciona a base de  repetición, y poco a poco cada vez será más común pensar, sentir, actuar y hablar de forma positiva.

NUESTRAS RESISTENCIAS Y LA NEGACIÓN DE LA REALIDAD

Gran parte de los problemas físicos, psicológicos y emocionales que padecemos provienen de bloqueos y perturbaciones energéticas de nuestros órganos, internos glándulas, articulaciones, músculos, y muchas veces, son el resultado directo de la manera en que percibimos nuestra vida y las experiencias que atravesamos. Esas imágenes que tenemos de nosotros mismos y esos sistemas de creencias que establecemos controlan nuestra vida.

¿Por qué la energía vital no está disponible?

Cuando discriminamos negativamente un sentimiento, estamos resistiendo su existencia. Cuando negamos algo que sentimos y nos juzgamos en forma negativa por sentirlo, estamos negando una parte genuina de nosotros mismos.

Crecemos y nos educamos tratando de cambiar lo que sentimos por algo que sea compatible con la identidad artificial (imagen de sí).

Si resistimos lo que es y los sentimientos presentes, no podemos digerir la experiencia y eso se traduce en una sensación extremadamente desagradable, intolerable a veces. En términos energéticos, las emociones desagradables o no placenteras son almacenadas y crean contracciones que forman en el cuerpo del dolor.

Cuando nuestra mente racional produce pensamientos de resistencia y negación acerca de las circunstancias de nuestra vida, la fuerza vital que fluye naturalmente en nosotros se estanca y acumula. Este proceso de acumulación produce una condición de exceso de energía que se llama carga emocional negativa y genera sufrimiento, que puede ser físico o emocional.

Algunas maneras de resistir lo que sucede:

Acción: Dialogo interno

Negación: “Está todo bien, no hay problema”

Juicio: “Esto no debería pasar”

Evitación “¿Qué puedo hacer para distraerme?”

Medicación “Me tomo un calmante”

Queja “¿Por qué a mi?

Análisis “¿Qué significa esto?”

Oración “Dios mio, quitame este dolor”

Visualización “Imagino que se va…”

Inculpación “Esto me pasa por culpa de…”

Ejercicio para superar nuestras resistencias

Toma un papel y lápiz y contesta las siguientes preguntas:

-¿Cuáles de estas formas de resistencia y negación has utilizado en tu vida?

– ¿Cuáles estas usando todavía?

Anota cualquier otra forma de resistencia al dolor que no este en esta lista. Pon atención en tu cuerpo y nota qué se siente mientras lo haces.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *