Conciencia Emocional

Lo que ya no te impresiona

By  | 

En este post te traemos un artículo referente a lo que ya no te impresiona, del escritor Joshua Becker acerca de cómo medir el éxito y la respetabilidad en el mundo moderno.

Empecé a ver el mundo un poco diferente desde que decidí tener menos cosas. Miré con un ángulo distinto el cómo la sociedad define el éxito. Demasiadas veces los que ganan, gastan o ahorran más que los demás, se convierten automáticamente en “exitosos“.

Pero está mal. Conozco a algunas personas maravillosas que han decidido no enfocarse en los bienes materiales, y es por eso que ya no se consideran exitosas.

Dependemos de manera muy arraigada de la aprobación de la sociedad. Y por eso muchas personas se buscan una actividad más ”decente” erigiendo una especie de fachada de éxito.

He aquí una pequeña lista de las cosas que ya no me impresionan:

1. Ropa de marca
Nunca entenderé por qué es tan importante la marca de ropa en las etiquetas. Muchas veces la gente paga por convertirse en una publicidad caminante. No me soprenden los logotipos en camisetas, bolsas o relojes. En lugar de eso admiro a aquellos que me pueden impresionar con su personalidad y carácter.

2. La cantidad de quilates en joyas
En mi nuevo libro tengo un capítulo sobre Brian y Nicole que tienen 5 años de casados y cada día se niegan algo para pagar la deuda de un anillo de bodas. Tal vez alguno de sus invitados admiró el tamaño de la piedra pero la mayoría ni siquiera le prestó atención. ¿Vale la pena hacer tal esfuerzo?

3. El costo del coche
Por supuesto, la seguridad del auto es muy importante, sobre todo si pasamos ahí mucho tiempo. Pero ahora los coches de lujo y deportivos se vuelven algo más que un simple medio de transporte, por ejemplo, ahora es más bien una buena forma de provocar la admiración de los extraños mientras que el semáforo está en rojo.

4. El tamaño de tu casa
Una casa propia es la garantía de la estabilidad y la paz, y me sentí realmente orgulloso cuando compré una casa para mi familia. Pero hace unos años nos cambiamos a una casa de menor tamaño, y nunca me arrepentí de esta decisión. Cuando paso por unas mansiones o casas gigantes, me acuerdo de lo feliz que somos en nuestra pequeña y cómoda casita.

5. La cantidad de dinero en tu cuenta bancaria
La medida absoluta del éxito en este mundo moderno es el tamaño de la riqueza de las personas. No somos los primeros en este enfoque, tales estándares existen desde siempre. Pero, tal vez, ¿la cantidad de los fondos ahorrados en tu cuenta bancaria no es una medida del éxito? ¿Tal vez la cantidad de buenas obras que hacemos a lo largo de nuestra vida, es una medida más adecuada?

6. El modelo de tu teléfono móvil
Justo en estos días estaba paseando por un parque con mis hijos y sus amigos. Me sorprendió mucho que los chicos estaban hablando de tecnologías. “¿Qué iPhone tienes? ¿Qué modelo es este? Adivinen, ¿a quién le regalaron un nuevo teléfono inteligente para su cumpleaños?” Los niños menores de 10 años gastan su tiempo en discutir las últimas tecnologías. Y ya iba a interrumpirlos pero se me ocurrió que nosotros, los adultos, no nos quedamos muy lejos de ellos.

7. Las fotos en las redes sociales
La mayoría de personas publican imágenes bonitas de sus vidas, desde ropa nueva y comida de restaurantes hasta las fotos de conciertos y las alas de aviones. Estas fotos se seleccionan cuidadosamente y sólo se publican los momentos más interesantes. Es extraño, pero luego culpamos a las revistas de moda y a la publicidad del uso excesivo de Photoshop mientras que nosotros mismos editamos nuestras vidas antes de compartirlas en las redes sociales.

Vamos a tratar de impresionar e inspirar a los demás no con nuestras cosas sino con nuestras propias vidas y experiencias.

2 Comments

  1. Veronica Larios

    Veronica Larios

    25/10/2015 at 20:41

    Mantenlo simple!!
    No te la compliques. Tu tienes el poder. La Vida es sencilla.

  2. Marisa Escribá

    Marisa Escribá

    25/10/2015 at 20:03

    Lo importante…lo que impresiona…no se consigue con dinero…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *