Salud General

La testosterona NO cura los problemas de eyaculación

By  | 

La disfunción sexual en hombres es relativamente frecuente. Entre los problemas más destacados como problemas de eyaculación, se encuentran las alteraciones de la líbido, de la erección y de la eyaculación. De hecho, entre el 10 y el 20% de los hombres que acuden a consulta con disfunción sexual presentan algún problema relacionado con la eyaculación.

La testosterona no mejoró los problemas de eyaculación

Para descubrir la relación entre la testosterona y los problemas de eyaculación, un equipo dirigido por el Dr. Shehzad Basaria ha estudiado a un total de 76 hombres con alteraciones en la eyaculación como eyaculación retardada, incapacidad para eyacular, volumen de eyaculación reducido o disminución de la fuerza de eyaculación.
pene

 

Ninguno de los participantes padecían enfermedades que pudieran influir de manera negativa en la eyaculación, como por ejemplo el cáncer de próstata u otras enfermedades que afectaran a la pelvis. Además, tampoco presentaban una disfunción eréctil grave, que es la incapacidad de conseguir o mantener una erección.

Los participantes se distribuyeron en dos grupos: en uno de ellos se les administraba 60 miligramos de una solución de testosterona al 2%; y en el otro no recibían ningún tratamiento, constituyendo así el grupo control.

El ensayo clínico duró cuatro meses, periodo durante el cual se recogieron muestras sanguíneas para medir los niveles de testosterona y muestras de semen para analizar su calidad. Asimismo, los participantes se comprometieron a tener sexo al menos cuatro veces al mes. Todas sus actividades sexuales, incluidas las masturbaciones, fueron registradas de manera apropiada.

Tras la finalización del estudio, los resultados mostraron lo siguiente: a los participantes que se les proporcionó el tratamiento con testosterona vieron incrementados los niveles de esta hormona en sangre; no obstante, no aumentó significativamente el volumen eyaculatorio ni en este grupo ni en el grupo control.

Conclusión

Los resultados del estudio ha tenido cierto impacto en la comunidad científica debido a que se trata del primer ensayo clínico aleatorizado de este tipo. Anteriormente, no estaba del todo claro si la disminución de testosterona era la principal responsable de las alteraciones en la eyaculación. Ahora, este estudio nos demuestra que no debemos simplificar tanto a la hora de abordar esta cuestión.

“Este estudio dice que el déficit de andrógenos no es el único que contribuye a la disfunción eyaculatoria en la mayoría de estos casos. Es solo una asociación”, explica el Dr. Ibrahim A. Abdel-Hamid de la Universidad de Mansoura en Egipto.
Sin embargo, los autores del estudio alertan de que es posible que el estudio no haya durado lo suficiente como para mostrar los efectos que se esperaban. Por tanto, parece ser que la conclusión final de este debate se tendrá que posponer hasta que nuevos estudios analicen esta cuestión.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *