Conciencia Corporal

LA SANACIÓN DEL VIENTRE FEMENINO

By  | 

EL PODER DE LA DIOSA.

El cuerpo es un símbolo y el vientre, el útero femenino, es el símbolo de la conexión con lo no manifestado, la Diosa. El vientre femenino ha sido agredido durante miles de años, por el mundo masculino y la energía metálica separada del corazón y la Madre Tierra que ha dominado nuestra civilización.

Y aún hoy sigue siendo agredido terriblemente en nuestra “avanzada” civilización. Se le agrede cuando el hombre sigue utilizándolo para descargar toda su frenética compulsividad mental, cuando tantos y tantos hombres se masturban dentro del vientre de una mujer y a eso le llaman hacer el amor. Le agrede la propia mujer cuando permite que cualquier hombre entre dentro de ella, y cuando ella misma copia los patrones sexuales masculinizantes, dirigiéndose a una sexualidad superficial (clitoriana) y convirtiéndose en ese tipo de mujer, tan común hoy en día, que utiliza activamente la sexualidad desligada del sentimiento. Se le agrede por supuesto en los hospitales, en el llamado “parto tecnológico” dominante hoy en día, donde tantas y tantas mujeres paren de forma antinatural y son sometidas a la atrocidad de la episiotomía y otras aberraciones médicas, en aras del la “efectividad técnica”.

Se la agrede cuando se ha inventado la píldora, que destruye el ciclo femenino, o todos los otros sistemas anticonceptivos intrusivos en el cuerpo de la mujer, curiosamente siempre sistemas para la mujer, ¿porqué no para el hombre?. Se agrede el vientre femenino, cuando se ha hecho creer a la mujer que su regla es un trastorno, una molestia “que tiene que sufrir” y que la impide actuar en un plano de “igualdad” con el hombre. Cuando se la ha hecho separarse del momento sagrado que es la menstruación y a base de “tampax” apartarse e incluso repudiar su propia sangre. Podríamos continuar con un sin fin de agresiones más de una civilización masculina que, desde su “omnipotente” hemisferio izquierdo, ha cometido y sigue cometiendo para controlar y aplastar a la Diosa, a la cual ha temido y no ha entendido. No es de extrañar que nuestra civilización esté destruyendo la Tierra, siendo la Tierra la expresión por excelencia de la energía de la Diosa.

La Diosa es la energía femenina y representa la conexión con lo que se siente, con aquello que está ahí pero no se puede aprehender con la razón. Y en la mujer, canal femenino en la Tierra, la Diosa está ligada al poder de su vientre, que sanado, la une directamente con la energía del corazón y con la Presencia del Ser, del Todo.

Es necesario que el vientre femenino sea sanado de todo el dolor, de todo el miedo y de todo el rencor, del karma colectivo, de miles de años de aplastamiento de lo femenino, de desprecio y de agresión a la Diosa.

Existen diferentes formas, y lo que podríamos llamar técnicas de sanación, que desembocan todas en tomar consciencia de la verdadera identidad, despejando todas las creencias erróneas sobre uno mismo incrustadas en nuestra mente-cuerpo. El mismo acto sexual, en la forma tántrica, es una potente forma de sanación.

La mujer tiene que “abrazar su dragón”. Hacerse consciente de su herida y sanarla a través del perdón consciente. No se trata aquí de establecer culpables. La curación del ser humano exige que comprendamos que nuestra historia es una historia colectiva, es la historia del despertar de la consciencia, y en esa historia todos hemos estado implicados en multitud de vidas, unas veces haciendo de una cosa y otras de otra. Y lo mismo que la curación del planeta requiere que el hombre abra su pecho e integre lo femenino dentro de él, esa misma curación requiere que la mujer cure su herida a través de la comprensión de sí misma y del perdón consciente.

Sanación no se refiere sólo a los síntomas físicos ya manifestados. Ese sería únicamente el final del proceso de la enfermedad original, la mente.

La sanación real requiere un proceso consciente. La medicina alopática tradicional sólo entiende de los síntomas externos una vez manifestados, que considera, además, ajenos a nosotros mismos, algo que “le viene a uno” no se sabe porqué. Cuando sólo intentamos curarnos de los síntomas externos cuando aparecen, y lo hacemos sin asumir la responsabilidad de nuestra enfermedad y de nuestra curación, sin tomar partido en ella, únicamente a través de medios externos, de medicamentos, de operaciones quirúrgicas, como propone la medicina convencional, no se produce realmente la sanación. Podrán remitir temporalmente los síntomas específicos, pero el origen energético/mental sigue ahí, reproduciéndose más tarde, puede que de otra manera.

Cuando hablamos de sanar no nos referimos a sanar una enfermedad física ya manifestada. Como decíamos, eso no es más que el final del proceso de una mente no curada. Aunque no haya enfermedad física manifestada, la sanación es igualmente necesaria, puesto que el problema es mental/emocional, se manifiesta en nuestra propia vida, que no es más que un reflejo de nuestra mente y nos impide tomar nuestro verdadero poder, acceder a la esencia de lo que somos. De esta forma, la sanación de nuestra mente, nos lleva a encarnar quien realmente somos, por una parte, y a evitar las manifestaciones físicas en forma de enfermedad, por otra.

Sanar es “desatar” las causas. Comprender y liberar el pasado, no repitiendo en el presente las actitudes que previamente originaron los problemas. Por eso es tan efectiva la terapia de regresión. A través de regresar al pasado de esta vida o de vidas anteriores, comprendemos desde una visión más amplia de la historia de la vida, lo que nos permite entonces liberar nuestra mente a través del perdón. Cuando la mente “ha comprendido”, la sanación física se produce.

Sanar la mente es sanar el cuerpo porque mente y cuerpo no están separados. Cuando sanamos el cuerpo, cuando llevamos consciencia a una parte de nuestro cuerpo, activamos la parte del cerebro, antes dormida o bloqueada, que controla esa parte del cuerpo. De manera que cuando sanamos el cuerpo “conscientemente” (no a base de medicamentos, “irresponsablemente”) también estamos sanado la mente, activando partes de nuestro cerebro antes dormidas o bloqueadas, liberando y elevando el nivel de nuestra mente, ampliando sus horizontes y elevando nuestra consciencia.

La sexualidad tántrica puede ser una ayuda poderosa en el camino de sanación del vientre femenino, pues revierte el proceso de la enfermedad del desamor que inunda las células del vientre femenino. Cuando una mujer hace el amor con “penes emocionales”, con penes compulsivos y egoístas, que no saben estar presentes amorosa y desinteresadamente dentro de su vientre, está acentuando la herida. El contacto con el pene de un hombre que ha sanado o que está en el camino consciente de sanación, que ha abierto su corazón, que ha integrado en él mismo la energía femenina, la energía de la Diosa, comienza, sin embargo, a purificar el vientre femenino. Comienza a darle “nueva información”, esta vez desde la consideración, desde el amor. Por eso es muy importante para cualquier mujer en el camino de sanación consciente, ser cuidadosa en sus relaciones. No se trata de represión, de negar ahora el derecho de libertad sexual, tan arduamente conseguido; sino de una toma de consciencia de “lo que estamos haciendo”. Pasado el tiempo, tan necesario, después de siglos de locura de represión, de la liberación sexual de los hippies, estamos ahora en otro lugar, donde debemos empezar a tomar responsabilidad sobre las verdaderas consecuencias de lo que hacemos.

“Id y no pequéis más” decía el maestro Jesús, después de una curación, utilizando ese lenguaje bíblico tan desafortunado del “pecado”. Frase que no hacía si no exponer esto mismo: sánate y una vez sanado, se consciente para no repetir los viejos esquemas que te llevaron a la enfermedad.

Mas reportajes que te interesaran sobre este tema:

LIMPIEZA ENERGETICA

HERIDAS A UNA MUJER DESVALORIZADA

EJERCICIOS ENERGÉTICOS DE SANACIÓN

RELACIÓN EMOCIONAL Y UTERO

EJERCICIO DE SANACIÓN DE LA HERIDA MATERNA

SANANDO HERIDAS SEXUALES

LA SANACIÓN DEL VIENTRE FEMENINO

FIBROMAS UTERINOS

ENDIOMETROSIS: REMEDIOS NATURALES

ORACIÓN A LA PACHAMAMA

 

26 Comments

  1. Paz Moreno

    Paz Moreno

    11/08/2016 at 04:26

    Magdalena Montenegro

  2. Georgina Galicia

    Georgina Galicia

    07/06/2016 at 05:44

    Muy buena reflexión compartimos y analizarla esa es la mision

  3. Lu Della

    Lu Della

    21/05/2016 at 03:38

    Hermoso

  4. Eugenia Miño

    Eugenia Miño

    21/05/2016 at 01:32

    Natalia Lorena Gonzalez

  5. Montserrat Moya

    Montserrat Moya

    21/05/2016 at 00:34

    Muy interesante lo k vais poniendo lo iré compartiendo gracias

  6. Karen MO A

    Karen MO A

    14/05/2016 at 07:12

    Magali Matus Luis

  7. Esperanza Amaya

    Esperanza Amaya

    13/05/2016 at 08:28

    Muy interesante.

  8. Abby Flores

    Abby Flores

    05/05/2016 at 00:53

    Tattis Med

  9. Miriam Mbeya

    Miriam Mbeya

    22/03/2016 at 06:00

    Cool post thanks this is really good

  10. Zie Scka

    Zie Scka

    05/03/2016 at 07:19

    <3

  11. Mabell Ramirez Lecona

    Mabell Ramirez Lecona

    03/03/2016 at 04:59

    Graciasssss

  12. Pili Hernandez

    Pili Hernandez

    03/03/2016 at 02:50

    No pueden dar la información mas completa

  13. Pili Hernandez

    Pili Hernandez

    03/03/2016 at 02:50

    Pero una pregunta

  14. Pili Hernandez

    Pili Hernandez

    03/03/2016 at 02:49

    Gracias

  15. Pili Hernandez

    Pili Hernandez

    03/03/2016 at 02:49

    Hola que interesante todo la información que nos envían

  16. Mariposa Maya

    Mariposa Maya

    02/03/2016 at 18:58

    Maricel MO

  17. Catherine Mendy Loyola

    Catherine Mendy Loyola

    13/02/2016 at 06:06

    ?❤️❤️ Fefi Gazali Vanesa Parodi Atzimba B Rios Serrano Joly Faiad Maria Isabel Isabel Valenzuela

  18. Juan Carlos López

    Juan Carlos López

    13/01/2016 at 05:38

    ¡ZenCillo de entender y comprender?

  19. sara

    16/09/2015 at 19:40

    Rizando el rizo…

  20. vrod10@hotmail.com

    04/09/2015 at 06:29

    La sanación del vientre es la sanación del alma, no vayan a cometer el error de culpar a un varoncito de corta edad, la “culpabilidad” de generaciones pasadas.
    En el pasado el varón estaba mas entendido de la situación y entorno en que se desenvolvía que la mujer, las mujeres competían por un buen “partido” y entre ellas seleccionaban y/o apartaban a las demás de las oportunidades de aquellas épocas, sometiéndose entre si al varón, por múltiples razones (linaje, posición social, entre otros criterios), entonces nació en el mundo femenino ( ya sea por supervivencia, necesidad o darle en el gustito a la competencia) el aprender a mentir, timar, hurtar, chantajear, etc,etc, desvirtuandose entre si mismas, originando opiniones y decisiones masculinas específicas.
    Hasta hace poco contadas féminas se animaron a pensar y actuar como varones, y los resultados son formidables, así las damas de ahora van redescubriendose a si mismas nada mas.
    Para que echarle “la culpa al pasado?”, no es necesario, de verdad no vale la pena remover antiguas prácticas de infringir temor y terror a una mujer…por una mujer, que le echaron la culpa al varón eso se hace hasta ahora, pero la verdad es la verdad.
    Corren nuevos vientos, nuevas Épocas, nuevas generaciones, empezamos a vivir la Era Femenina, ahora sí, una mujer va a competir con otra mujer con conocimiento de causa, y como siempre, los varones solamente las observaremos.
    Aunque algunas chicas se creen la mujer invisible…porque?…porque creen que nadie se da cuanta de lo que hacen.
    saludos

    • Maria jose

      02/03/2016 at 20:11

      Hola me gustaria hacer algún tratamiento de sanacion de vientre donde se pueden realizar

  21. Carolina Rodriguez Narvaez

    Carolina Rodriguez Narvaez

    04/09/2015 at 01:33

    que excelente articulo … gracias .

  22. Elvira Leonor Guevara

    04/09/2015 at 00:54

    Me da piel de gallina lo bonito le es !!!!!!?

  23. Jocabed Santos

    Jocabed Santos

    03/09/2015 at 22:34

    Illeana Salazar

  24. Tamara Toledo

    Tamara Toledo

    03/09/2015 at 21:29

    Marijo Toledo Salinas

  25. Elen Amor

    Elen Amor

    03/09/2015 at 21:02

    Que. Maravilla ser mujer

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *