Muy Interesante

LA ENTREVISTA CENSURADA

By  | 

El doctor Jonathan Wright, un medico de medicina familiar y un experto en medicina nutricional se sentó a hablar con Mike Adams a hablar acerca de cómo él combina prácticas naturales y tradicionales para un enfoque holístico.

ENTREVISTA CENSURADA

Como el editor del boletín de Nutrición & Curación, el Dr. Wright se enfoca en el poder de nutrición y remedios naturales acerca de la prescripción de drogas tanto para prevención y el tratamiento de asuntos de salud. Las medicinas patentadas, como él las llama, son a menudo innecesarias y amenazan a la salud humana.

ENTREVISTA CENSURADA

En esta entrevista, el Dr. Wright discute cómo la dieta, las vitaminas, los ácidos grasos esenciales y otros elementos alimenticios apoyan la bioquímica natural humana y la curación de enfermedades degenerativas.

ENTREVISTA CENSURADA

Mike: En primer lugar, me gustaría pedirle que le contara a los oyentes y a los lectores aquí solo un poco acerca de quien es usted – ellos pudieran no estar familiarizados con Nutrición & Curación o con algo de su trabajo. ¿Podría usted darnos una breve introducción?

ENTREVISTA CENSURADA

Dr. Wright: Bien, vamos a ver, crecí en el sur de Ohio, me fui, buscando la universidad adecuada a la Universidad de Harvard, saqué un grado allí en antropología cultura, luego me fui a la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan para sacar el grado regular de medicina.

ENTREVISTA CENSURADA

Luego me fui de Michigan con ese título y me fui a Seattle, a sacer lo que se llama un programa de residente en medicina familiar. Esto fue en los años sesenta, que mis hijos de dicen que están calificados como las “Edades Oscuras” – ellos afirman que todos los carros tenían llantas cuadradas en ese tiempo, pero yo no me di cuenta – me dicen que es porque mi vista debe haber estado fallando.

ENTREVISTA CENSURADA

De todas formas, estaba hacienda este residentado allí en medicina familiar y, durante el curso de esto, me encontré con un par de personas con problemas que no se mejoraban con nada de lo que alguna vez había aprendido, de hecho, sus casos habían estado en curso por varios años, y ellos habían sido sujetos a casi cualquier intervención médica patentada que alguna vez se pudiera haber tenido, y nada les había funcionado.

ENTREVISTA CENSURADA

Una de esas señoras trajo un libro, y dijo que en ese libro decía que la Vitamina E podría funcionar con su problema. Yo le pregunté porqué había traído el libro, porque hubiera simplemente podido comprar la Vitamina E en la tienda local de alimentos naturales. Ella me dijo que solo quería asegurarse de que no la mataría.

Ahora recuerde, esto fue en los años sesenta, y la FDA, en ese tiempo había estado sacando toda clase de propaganda sobre las vitaminas, o, mejor debería decir contra las vitaminas – esto sería más exacto. Y ellos, de alguna forma habían logrado convencer a esta señora que las vitaminas solubles en grasa, de las cuales la Vitamina E es una, podría matarla si tomaba demasiado. Por lo que vino a mí, y como era una señora muy cautelosa, quería saber que si sobreviviría si tomaba mucho de la Vitamina E. Bien, algo que aprendí en la escuela de medicina es que la Vitamina En una había matado a nadie.

Por cierto, tuvimos una hora, para conferencias sobre vitaminas y minerales en la escuela de medicina. Toda una brillante hora.

Mike: ¡¿Una hora en cuatro años?!

Dr. Wright: Una hora en cuatro años, sí. Y durante esa hora nos dijeron que la Vitamina E nunca podría matar a nadie. Así es que, de todas formas, le pude decir con confianza que ella no iba a morir de a causa de la Vitamina E.

Y eso era todo lo que ella quería saber. Así es que empacó su libro y se fue a la tienda de alimentos naturales a comprar Vitamina E. Y tuvo la gentileza de llamarme por teléfono a las seis semanas, para decirme que había tirado cada una de las medicinas patentadas en el inodoro, porque sus síntomas se habían desparecido luego de más o menos un mes de tomar Vitamina E, y ella pensó que a mí me gustaría saber eso.

Y pensé que era muy interesante, pero no pensé mucho más en ello hasta que alguien más vino con un caso de un problema diferente, que también no se había mejorado con toda clase de medicinas patentadas, y así sucesivamente. Por lo que pensé, bien, nada de lo que me han enseñado está funcionando aquí, y porqué no ir a buscar una copia de ese libro que tenía la señora de la Vitamina E.

Así lo hice, y el libro decía la razón por la cual esta u otra vitamina aquí pudo funcionar. Así pues, hablé con la persona, diciendo, “Bien, no sé si esto funcionará, pero si nada más está funcionando ya no le podrá hacer nada, así es que no veo razón por la cual no intentarlo”, y, haciendo corta la historia, esa persona lo intentó y funcionó. Bien! Esto me hizo pensar que había un agujero en mi educación.

Así, pues, tomé ese libro y me lo llevé a la biblioteca de la Universidad de Washington (recuerde, estábamos en Seattle) y comencé a pasar por todas las páginas – afortunadamente ese autor en particular había sido lo suficientemente amable como para poner notas de pie de página y citas de revistas médicas.

Por lo cual comencé a revisarlas todos, y ¡zas! ¡Encontré que había un gigante agujero en mi educación! Así, pues, entre ese tiempo (que fue por 1971) y los siguientes pocos años, pasé mucho de mi tiempo libre en la biblioteca de la Universidad de Washington, buscando a través de todos esas viejas revistas médicas, revistas de nutrición, revistas científicas y toda clase de otras revistas, y fotocopiándolas y coleccionando la información, y debo haber puesto adentro durante los primeros 10 años, por lo menos algunas mil horas en la biblioteca.

Y por ahora, un colega mío y yo, por supuesto que con alguna ayuda, hemos recopilado una colección de aproximadamente 50,000 artículos fotocopiados de revistas médicas. Y recuerde, esto fue también antes del Internet.

Y eso estuvo muy bien, también, porque las fuentes en línea (la llamada “MEDLINE” [línea médica]) solamente pone en la lista de un 10 a un 15% de todas las publicaciones médicas por allí, y si confiáramos única y estrictamente en las fuentes en línea, incluso hoy en día, no estaríamos encontrando toda la información que necesitamos encontrar. Pero, regresando a ese entonces, no había ningún Internet, por lo que tuvimos que pasar todo el tiempo en la biblioteca, y comenzamos a observar que todos esos libros estaban diciendo que los cuerpos humanos no estaban hechos ni adecuados a las medicinas patentadas, ¡imagine esto!

Están hechos de Buena agua vieja y proteínas, grasas y carbohidratos, así como ácidos grasos esenciales, vitaminas y minerales, y así sucesivamente, y lo que éstos artículos estaban mostrándome era que si sólo aprendiéramos a manipular todo eso, podríamos tratar, no solo muchas enfermedades, sino que podríamos también prevenir muchas de ellas también. Así pues, dejé la organización en la que estaba en 1973 y comencé una clínica, comenzando a trabajar mucho de este material, y funcionó – ¿no es eso interesante? No funcionaba siempre, nada funciona siempre. Pero funcionó mucho más, y no era tóxico.

Así, pues, hice esto durante algunos años, y observe que seguía funcionando, y funcionaba mejor de lo que había estado haciendo antes, y en 1980 se me unió un recién graduado de la escuela de medicina quien había estado haciendo una odisea similar a través de las bibliotecas.

Mike: Debo preguntarle, antes de llegar acá, allá por los años setenta, cuando estuvo involucrado en el trabajo pionero con su clínica allí – ¿fue esto a mediados de los años setenta, entonces?

Dr. Wright: Comenzó en 1973.

Mike: Bien, así que este era un trabajo muy inusual en el cual involucrarse, para un médico tradicionalmente entrenado, ¿verdad?

Dr. Wright: ¡Por supuesto que sí! De hecho, tenía una mejor sensación que tratar de hacer esto, usted podría decir, donde muchos de los otros médicos podían observar y enojarse (como generalmente lo hacen cuando uno está haciendo algo que ellos no hacen). Cuando fui a comenzar la clínica, saqué un mapa y busqué una ubicación geográfica en donde no hubieran doctores en medicina o médicos osteópatas en cinco millas a la redonda en cualquier dirección. ¡En serio!

Y puse la clínica en medio de ese radio de cinco millas, porque me imaginé que, para ese tiempo, la primera demanda presentada contra mí por un doctor de la competencia (era solo una guerra de posiciones, usted entenderá) con la junta médica estatal, iba yo a estar en capacidad de pagar, por entonces, a un abogado.

Y, por supuesto, la primera demanda vino dos años después de que comencé la clínica, y, naturalmente, fue de un doctor, quizás, a unas 10 millas de distancia. El se estaba quejando acerca de este extraño doctor por aquí que estaba dándole a la gente vitaminas en lugar de medicinas patentadas. Y por entonces, yo ya era capaz económicamente de costearme un abogado, y simplemente peleamos este caso.

Entre ese tiempo, que fue en 1975 y aproximadamente a comienzos de los años noventa, cuando estas quejas finalmente cedieron, hubo dos que tres quejas al año, a la junta médica estatal, y todas ellas, sin excepción, fueron por parte de otros médicos, sobre el tipo de cosas que estaba haciendo.

Mike: Vaya, ¿así es que se quejaban de que usted estaba utilizando la nutrición el lugar de medicamentos recetados?

Dr. Wright: Es correcto. Una de las más divertidas – aquí viene el investigador de la junta médica estatal. El lleva esta lista, que muestra que yo, supuestamente, ahora, recomendé 23 diversas vitaminas y minerales a una dama.

Revisé la lista y pensé, bien, para esto ni siquiera necesitaré a un abogado, solamente entré y saqué su expediente, y le mostré que había tachado ocho vitaminas y minerales de la lista de 31 que originalmente estaba tomando. Y ella había bajado la cantidad a 23. Pensé que no quería tacharlas todas de una vez, uno tiene que llevarse bien con la gente también. Hubiera podido haberla molestado si se las quitaba todas de una sola vez.

Pero ella había acarreado fielmente esa lista con ella cada vez que veía a cualquier doctor, y el doctor que vió pensó que yo se las había dado todas y presentó una denuncia.

Mike: Bien, ¡caramba! ¿No contiene, pues, un plato de ensalada 23 vitaminas y minerales en él?

Dr. Wright: Bien, creo que tiene un poco más que eso, a menos que haya sido cultivada, como usted sabe, por medios químicos.

Dr. Wright responde a la demanda de los consumidores de salud para los tratamientos alternativos y naturales

Mike: Entonces, ¿en los años ochenta se le unió un socio?

Dr. Wright: Bueno, él vino acá a poner los pies en el suelo inmediatamente después de la escuela de medicina. El estuvo aquí durante un año y medio. Luego se regresó a Baltimore. El era un alumno que aprendía muy rápido, un tipo muy brillante, su nombre es Alan Gaby, usted probablemente habrá escuchado hablar de él. Así pues, cuando el regresó a Baltimore y comenzó su práctica durante uno o dos años, los dos nos unimos y decidimos comenzar a enseñar todas estas cosas.

Así pues, desde 1983, él y yo hemos dado una serie de seminarios sobre terapia nutricional en la práctica médica, como es generalmente llamado. La primera vez que lo hicimos fue en San Francisco – 65 médicos asistieron. La última vez que los dimos fue en Seattle, y asistieron 450 médicos.

Mike: ¿Es esto algo que usted hace cada año ahora?

Dr. Wright: No. Aproximadamente cada dos o tres años actualmente. Para comenzar lo hacíamos cada seis meses, pero esto era cuando éramos jóvenes y tontos, todos llenos de entusiasmo. Así es que ahora es cada dos o tres años.

Mike: ¿Y hay alguna gran diferencia en la actitud de la audiencia actualmente?

Dr. Wright: No realmente. Porque entre los que asistieron en 1983, sólo había 65 de ellos, pero estaban muy, pero muy convencidos de que el uso de medios naturales era preferible, en vez de usar los medios de la medicina patentada, y ellos se auto-eligieron, en otras palabras.

Mike: Ahora, ¿que es lo que ha cambiado, en términos de la filosofía de la medicina convencional en estas últimas décadas?

Dr. Wright: Bien, lo que ha cambiado más no es la filosofía de la medicina convencional, es que tanta gente por allí, personas comunes, son absolutamente exigentes en cuanto a que desean tratamiento natural y que quieren medios alternativos.

Usted seguramente estará familiarizado con el estudio bastante famoso que salió en 1993. David Eisenberg de la Universidad de Harvard, quien, para su propio asombro descubrió, en un estudio muy grande, que un tercio de toda la gente contactada estaba usando la llamada “medicina alternativa”, y que la cantidad de dinero que estaba estimada a ser gastada de ese estudio, en medicina alternativa era realmente levemente más grande que la cantidad de dinero que estaba siendo gastada en atención primaria en medicina regular.

Ahora, por supuesto, esto es solamente de atención primaria, que es ambulatoria, sin contar todos los costos hospitalarios y de cirujanos y dermatólogos, etc. Es solo de atención primaria.

Pero lo que más les sorprendió fue que, creo, esto eran de 11 billones a 10 billones, o algo así, un leve exceso. Y con el público conduciendo las cosas de esa forma, básicamente, la medicina de la corriente principal está siendo arrastrada, pataleando y gritando, hacia el reconocimiento de que podría o debía de haber algo allí. Sin embargo, yo diría que la mayoría de ellos no se van a ir con mucha gentileza hacia la oscuridad.

Mike: No, allí todavía pareciera haber un gran esfuerzo por desacreditar las vitaminas a cada oportunidad.

Dr. Wright: Sí, por supuesto.

Mike: Quiero decir, creo que hubo un estudio justo hace un par de semanas, que mostró una combinación de vitamina A y vitamina E, especialmente la vitamina E sintética, y pacientes con cáncer de próstata, y decía algunas cosas negativas. Y vi los titulares que estaban interpolando esas noticias, y que decían: “Nuevas investigaciones dicen que las vitaminas lo van a matar”.

Dr. Wright: Allí va.

Mike: Pensé que era algo divertido.

Dr. Wright: Sí, todavía estamos trabajando a lo largo de esas líneas, pero, muy afortunadamente, los investigadores están, si vien lentamente, y a ritmo creciente, pero todavía lentamente, estudiando y viendo tales cosas como el aceite de pescado. He escuchado de un cliente en la clínica el otro día, que su cardiólogo acababa de aterrizar, recomendándole que tomara aceite de pescada cada día, para prevenir la muerte cardíaca repentina. Por lo tanto, está llegando, solo que muy lentamente, y se documenta que, en su mayor parte, en la corriente principal hay aún mucha resistencia, pero en ninguna parte está cerca del 100 por ciento, como solía estar.

Mike: ¿Hay alguna diferencia de edad, digo, los médicos más jóvenes están siendo mejor educados en cuanto a la nutrición?

Dr. Wright: Absolutamente, es lo Viejo, quiero decir, ¿quien era, “La Estructura de las Revoluciones Científicas” de Thomas Kuhn”? El dijo que no suceden porque la gente cambia de parecer, suceden porque los proponentes de las ideas anticuadas finalmente mueren.

Y la generación más joven, que ha sido un poco más abierta a todo, asume en control.

Los orígenes del Boletín de la Nutrición y la Curación

Mike: Ahora, ¿Cuándo comenzó usted a escribir sobre Nutrición y Curación?

Dr. Wright: Esto fue en 1994. Sin embargo, yo comencé a escribir una columna médica mensual para la revista Prevención. Comencé a escribirla en 1976. Y les escribía una columna mensual cada mes entre 1976 y 1986. Y luego, de 1986 a 1996 para uno de sus competidores, una revista llamada revista “Vivamos”, la cual, veamos, “Prevención” tenía una circulación de 7 a 8 millones, y “Vivamos”, en ese tiempo en que estaba escribiendo para ellos tenía una circulación de 2 a 3 millones.

Yo comencé mi propio boletín en 1994, y sucedió que fue demasiado escribir, para mí y para la revista “Vivamos”, por lo que fueron lo suficientemente amables de encontrar a alguien más, y yo continué escribiendo mi propio boletín.

Mike: ¿Y éste se convirtió en “Nutrición y Curación”?

Dr. Wright: Sí. Comenzó en 1994 como “Nutrición y Curación”.

Mike: Y todavía, hasta este día, el título ha permanecido el mismo. ¿En enfoque también ha seguido siendo el mismo?

Dr. Wright: Bastante. La mayor parte de la información tiene que ver con la bioquímica natural humana. Más que nada, dieta, vitaminas, minerales, metabolizadores naturales, ácidos grasos esenciales, aminoácidos. Soy muy afortunado de que se me unió Kerry Bone, ¿conoce usted el nombre?

Mike: Sí conozco el nombre.

Dr. Wright: Sí, el ha escrito, debo decir, como co-autor, el libro de texto número uno sobre las hierbas utilizadas en todas las escuelas de naturismo, y escribe una columna en el boletín cada mes, por lo teneral más de una página de cada ocho. Soy muy afortunado en esto.

Y esa es una especie de asunto nutricional y dietético, también. Pero le daremos un vistazo a cualquier cosa que sea buena para su salud y que no le hará daño. Y así, hablamos acerca de energías naturales y tuvimos una gran discusión últimamente acerca de la energía magnética y algunos de los casos en los cuales ha sido usado en centros alrededor del país y lo que pueden hacer.

Y el otro enfoque de la revista es un poco más fundamental que la nutrición y la curación, y esto es un gran énfasis en la libertad y en la filosofía de los padres y madres fundadores de nuestro país, porque si no tenemos libertad, como nadie en el movimiento alternativo de salud sabe, solamente vamos a ser totalmente aplastado, por las compañías de medicinas patentadas.

Luchando contra las limitaciones gubernamentales sobre el acceso a la medicina nutricional

Dr. Wright: Y es una lucha continua, como usted sabe, para mantener nuestra libertad de realmente cuidar de nosotros mismos – y tuve que escoger una o la otra, y si llegamos a esto, voy a luchar por la libertad (y con esto no quiero decir que, señores, no quiero decir ir a Irak, lo que quiero decir con esto es que hay que leer los documentos puestos por los padres fundadores de nuestro país, que hablaban acerca de libertad y responsabilidad de una sola vez, y hablaban acerca del cuidado de nosotros mismos y de dejar a otras personas tranquilas, y no teniendo varias agencias de varios gobiernos tratando de hacer micro-gestiones en nuestras vidas. Esa clase de libertad).

Si no tenemos esto, entonces, toda la salud y todas las vitaminas en el mundo no valen un comino.

Mike: Correcto. Y pareciera como si la FDA se saldría con la suya, el acceso a esas vitaminas sería ilegal, en cualquier caso.

Dr. Wright: ¡Absolutamente! Lo han intentado cualquier número de veces. En los años setenta, un senador de Wisconsin, cuyo nombre no puedo recordar por el momento, bastante famoso – William … Lo siento, ya lo recordaré – el tuvo que llevar una lucha para evitar que la FDA pusiera las vitaminas con receta médica, en ese momento.

Y luego, como usted sabe, a principios de la década de los noventa no había suficiente protesta pública de que se pasara esa ley que decía, caramba, que será legal vender cualquier cosa natural. ¿Qué sabe usted? Y la aFDA no puede detenerlos, ya que es inofensivo.

Mike: ¿Es ésa DHSEA (Acta de Suplementos Dietéticos, de Salud y Educación)?

Dr. Wright: Sí. Y habla acerca de algo asombroso! – que aquí, en 1993, el Congreso realmente tuvo que insistir en que sería legal vender algo que es inofensivo y natural. Usted pensaría que ese derecho sería cubierto bajo la Constitución de los Estados Unidos. Pero no según la FDA.

Mike: Bien, ¿cómo piensa usted que va esa batalla? ¿Estarán ganando terreno los enfoques de salud natural y nutricional, o lo estarán perdiendo, hoy en día?

Dr. Wright: Estamos ganando terreno, por lo que se está tratando de hacer un ataque furtivo, y usted leerá acerca de eso si usted le pone atención a las ediciones previas de mi boletín.

Desafortunadamente, la gente que escribió nuestra Constitución acá en los Estados Unidos pusieron una pequeña cláusula allí que les ha permitido a las dos o tres administraciones, es decir, a varia administraciones, hacernos cosas a través de la puerta trasera, sin la aprobación del Congreso. Dice en alguna parte en la Constitución (y lo digo en serio, vaya y léalo, casi me voy de espaldas cuando lo leí) que si entramos en un tratado, entonces, ese tratado prevalecerá sobre nuestra Constitución de los Estados Unidos.

¿Estaba usted consciente de eso?

Mike: No, no lo estaba.

Dr. Wright: Pues está allí. No bromeo.

Mike: ¿Cómo es que utilizan esto para reprimir la medicina nutricional?

Dr. Wright: ¡Es realmente fácil! Usted conoce eso llamada la Organización Mundial del Comercio? Bueno, la OMC, al parecer, llega a realizar las denominadas “normas del comercio”, y si los diversos países no les ponen atención, llegan a hacer esa cosa llamada “sanciones”. ¿Recuerdan cuando George Bush padre puso las tarifas al acero, y toda la industria del acero estuvo encantada? Sin embargo la OMC fallo en contra de ello, – ¿adivinen que?

La OMC se acabó en Europa, pero George Bush tuvo que retirar las tarifas. Y estoy pensando, ¿perdón? ¿El presidente de los Estados Unidos tiene que inclinarse ante la OMC? No que yo piense que la presidencia de los Estados Unidos ha sido conducida maravillosamente todo ese tiempo, en los últimos años, pero aún así. Ese fue el caso, debido a que ellos estaban amenazando estas sanciones que hubieran dañado económicamente al país.

Bien, bien, como usted sabrá, hay más de este equipo en Europa, llamado Codex Alimentarius o como quiera que se llame, y mucha de la gente que asiste a sus reuniones son del gran cártel farmacéutico europeo, el cual es casi el mismo cártel de la medicina patentada estadounidense de éstos días.

Y ellos juntan este directorio, el cual es ahora llamado el “Directorio Europeo de Suplementos Alimenticios”, y esa tontería está programada a entrar en efecto a menos que sea revocada por la Corte Europea – y lo que esto haría es restringir severamente el número y tipo de vitaminas y minerales y metabolitos (tales como la co-enzima Q10 y la L-carnitina y todo eso) que estarían disponibles.

Por cierto, esto se aplicaría aquí también. Este Directorio Europeo de Suplementos Alimenticios sería aplicado por la OMC.

Usted ve, es una norma propuesta a ser aplicada por la OMC, y lo que la OMC quiere hacer cumplir, y si no le ponemos atención, si ellos eligen hacerlo así (lo cual pudieran o pudieran no lograr, uno nunca sabe), ellos podrían poner sanciones en contra de nosotros.

Mike: Sí, cuando esto se active, la FDA va a decir, bien, debemos hacer esto para cumplir con las normas mundiales de comercio.

Dr. Wright: Bien, ellos pudieran o pudiera que no. Ningún abogado realmente bueno que conozca dice que no es probable que suceda, y otro buen abogado que conozco dice que es mejor que usted crea que sí lo harán. Así es que usted realmente no puede decir que lo harán. Estoy adivinando esto, porque ellos han estado queriendo hacerlo todo el tiempo.

Mike: Entonces, usted está informando a los lectores de esto y tratando de llamar a la gente a la acción sobre este tema, ¿verdad?

Dr. Wright: Absolutamente. Hay un grupo en Inglaterra llamado la Alianza para la Salud Natural, que metió algún dinero y consiguió juntar una causa judicial en este directorio de Suplementos Alimenticios Europeos, y ¡maravilla de las maravillas! ¡Lo consiguieron y ganaron! Ellos ganaron en el Tribunal Superior británico. El problema es que los británicos habían renunciado a su soberanía también, y el Tribunal Superior británica está ahora subordinado al Tribunal Superior Europeo.

Así es que, por supuesto, fue apelado a la Corte Superior Europea. Y así, lo que pusimos en el boletín era, aquí está el nombre del lugar, la Alianza para Salud Natural, aquí está la dirección, envíenles dinero. Enviemos nuestro dinero a Europa par hacer revocarla antes de que llegue hasta aquí.

Mike: Porque al cártel farmacéutico en ambos continentes realmente le gustaría ver al mundo entero dependiente de los químicos sintéticos para tratar síntomas de salud, ¿verdad?

Dr. Wright: Sí, en efecto. A mí me gusta llamarlas medicinas patentadas, porque eso es que son. Ahora, solo de paso, un par de cosas. Usted está más que bienvenido a bajar el artículo sobre ese Directorio Europeo de Suplementos Alimenticios, desde el sitio del boletín, y poner esto como un adjunto en cualquier lugar al que tenga acceso en la Red. Es la edición de septiembre, el artículo principal.

Mike: Bien, y para la gente que está escuchando, por cierto, el sitio Web para ese boletín es: www.WrightNewsletter.com, que pertenece al Dr. Jonathan Wright.

Dr. Wright: Ahora, aquí hay otro pequeño detalle que pudiera sorprender a algunos de sus escuchas. Sucede que yo mantengo una copia a mano de la Declaración de la Constitución, y aquí vamos, la Constitución de los Estados Unidos, Artículo 6:
“Esta Constitución y las leyes de los Estados Unidos que sean hechas en pro de esto, y todos los tratados hechos, o que sean hechos, bajo la autoridad de los Estados Unidos, serán la Ley Suprema de la tierra”.
Voy a repetir esto – “todos los tratados hechos o a haceres, bajo la autoridad de los Estados Unidos serán la ley suprema de la tierra” – “y los jueces en cada estado, por lo tanto, estarán sujetos y limitados de tal modo, a pesar de la Constitución”! Yo pienso que los fundadores metieron la pata en eso.

Mike: Sí, estoy obteniendo imágenes de cascos azules corriendo alrededor del planeta. (Risas).

Dr. Wright: ¿Es así? Solo vaya a buscar una copia de su Constitución y dele un buen vistazo. Por cierto, hay una cuenta en el Congreso, introducida por el Representante Ron Paul. Es llamada Acta de Restauración de la Soberanía Estadounidense, la cual negará cualquier cosa que vuile la Constitución de cualquier forma. Simplemente digamos que no vamos a hacerlo.

Mike: Bien, la gente que está familiarizada con Ron Paul saben que a menudo tiene razón, y muy a menudo no es tomado seriamente por sus colegas. Usted sabe, yo no quiero volver a la salud, pero usted tocó un punto importante, el cual es que la libertad de la salud está irrevocablemente atada a la libertad política, la libertad de expresión, a nuestra propia soberanía en este país. La salud está entrelazada.

Dr. Wright: Absolutamente.

El caso del arroz de levadura roja
De cómo la FDA procesa la aprobación y el acceso limitado de las drogas patentadas a los productos naturales

Mike: Hablemos un poco más sobre la FDA. Usted menciona, en su boletín, algunos de los materiales promocionales, especialmente del arroz rojo de levadura. Y pienso en la historia de que lo que sucedió con el arroz rojo de levadura demuestra el alcance de la garra de la FDA.

Dr. Wright: Absolutamente.

Mike: ¿Podría usted darle a los oyentes una pequeña descripción de lo que sucedió allí?

Dr. Wright: Seguro. Todo el mundo ha oído hablar de medicamentos patentados llamados estatinas. Varias de las compañías las tienen. Éstos medicamentos hacen bajar su colesterol. También le dan un riesgo de una enfermedad fatal llamada rabdomiólisis, lo que significa que todos sus músculos básicamente se disuelven. No estoy bromeando, la miolisis solamente significa la disolución de los músculos. Y la gente ha muerto de eso.

Había una estatina que tuvo que ser retirada del mercado porque hubo demasiada gente muriendo de sus músculos, literalmente consumiéndose, cuando tomaron esa estatina. De todas formas, sí bajan el colesterol, éstas medicinas patentadas, aunque a veces tengan efectos secundarios letales, por lo que todavía están allí afuera, en el mercado, a excepción de uno.

Algunas personas descubrieron que el arroz de levadura roja, la cual es una levadura que es roja en color y crece en el arroz, y es llamada ‘monascus’, si usted quiere ser científico, tomada en ciertas cantidades también bajaba el colesterol. ¿No es esto interesante? Y una compañía estadounidense comenzó vendiendo esto, creo que fue bajo el título Cholestin, ellos comenzaron vendiendo arroz de levadura roja. Y cometieron el error de leer la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, la cual dice que nosotros tendríamos libertad de expresión, y también cometieron el error de decir que este producto suyo bajaba el colesterol.

Como usted lo sabrá, aunque tenemos una Primera Enmienda en la Constitución, la FDA ha negado la Primera Enmienda cuando se trata de libertad de expresión en cuidados de salud, siempre, aproximadamente desde los años cuarenta y cincuenta. Esta es la razón por la cual, si usted recoge sus botes de vitaminas en su tienda local de alimentos naturales, digamos, usted recoge un bote de Vitamina E o algo, todo lo que dice es “apoya la salud cardiovascular”. Porque si hubieran de poner allí que la vitamina E ha sido encontrada en este estudio científico de aquí, de cortar la tasa de ataques al corazón por este porcentaje, aunque la investigación podría ser cierta, podrían ser arrastrados por la FDA en los terrenos de hacer afirmaciones no aprobadas. A la FDA no le importa si es verdad o no, a ellos solo les importa si están aprobadas por ellos.

Y así, por ejemplo, el aceite de pescado.

Todo el mundo sabe, y todas las principales revistas médicas lo han publicado en los últimos dos años, y que ingiriendo suficiente aceite de pescada cada día corta el riesgo de una súbita muerte cardiaca, por un cincuenta por ciento o más, y sin embargo, si alguien pone eso en una etiqueta de una botella de aceite de pescado, ya mañana estarían fuera del negocio, les garantizo.

Mike: Sí, y se les confiscaría su inventario.

Dr. Wright: Y les harían confiscar sus inventario. De alguna manera, las cortes permiten que la FDA se salgan con la suya con la supresión de la Primera Enmienda. Me gustaría saber, por cierto, dónde todos los defensores de la Primera Enmienda de la ACLU están, en este caso. Bien, volveremos a –

Mike: ¡Están en drogas de estatina!

Dr. Wright: Sí, eso debe ser. O quizás sea medicación psicotrópica. Y de regreso al monascus. Ellos ponen en la etiqueta de la botella, que su material realmente baja el colesterol. ¡Este es el primer pecado mortal de la FDA! Pero entonces, alguien descubrió el segundo pecado mortal – ¡resulta que este material monascus realmente produce las cantidades diminutas de estatina! ¡Sin lugar a dudas!

Así es que lo que se encontró fue que los medicamentos de estatinas realmente se dan en la naturaleza en cantidades muy pequeñas.

Pero probablemente porque es una cantidad tan minúscula de este monascus, no hace daño. Está rodeado por un complejo conjunto de otras cosas que le ayudan a trabajar, por lo que es un eficaz bajador del colesterol, aunque la cantidad de estatinas sea muy, pero muy pequeña.

Bien, ahora alguien encontró que hay estatinas allí, y ese es el Segundo pecado mortal, y este es el segundo pecado mortal, y fueron y arrasaron con la compañía por infracción de patentes. ¡Entienda usted esto!

Mike: (Risas) ¿! Algo de la naturaleza está infringiendo una patente?!

Dr. Wright: Sí. Merck y Co. Y los otros fabricantes de estatina tenían patentes en estas diversas estatinas, porque habían convencido a la FDA que esto no ocurría en la naturaleza, y, por cierto, puedo probarlo, pero me da como sospechas de que algún científico investigador, en alguna parte, encontró esta estatina en el arroz de levadura roja y sabía que existía solo en minúsculas cantidades, por lo que hicieron creer que no sabían de esto y salieron a patentarlo en grandes cantidades.

Yo no diría que alguien, en pretérito, estuvo haciéndolo, sino que lo puedo probar, por supuesto.

Mike: Básicamente rasgándolo de la naturaleza y pegándole una etiqueta de una compañía farmacéutica en él.

Dr. Wright: Sí, por lo que demandaron a esta pequeña compañía por infracción de patentes, y, gracias a Dios, un juez con un poco de cordura, ubicado en algún lugar en Utah, parece que tienen algunos otros jueces cuerdos en Utah de lo que lo hacen en el 9º Circuito, usted sabe eso.

El juez desestimó el caso de la corte y dijo: “Discúlpeme, la naturaleza no puede infringir las patentes”.

Mike: ¡Imagine eso!

Dr. Wright: Imagine eso. Y si esto se encuentra en el arroz de levadura roja, bien, lo siento, está allí naturalmente, aunque usted tenga una patente (y quizás ni siquiera le tendrían que haber concedido esa patente).

Bien, ¿adivine qué? Esto fue apelado al 9º circo”. Y un grupo de tres jueces del 9º circo decidió ponerse de lado de la FDA y del fabricante del fármaco, y ordenó a la compañía del arroz de levadura roja que dejara de vender el material. Ahora, lo grande, como usted podrá decir de los acontecimientos subsecuentes, no era la venta en sí, sino el decirle a la gente lo que hacía.

Porque como usted sabe, usted puede ahora entrar en cualquier tienda de alimentos naturales y encontrar un bote de arroz de levadura roja en alguna parte en el estante, pudiera no estar bien visible, pero está.

Pero no encontrará ninguna palabra en la etiqueta acerca de cómo esto bajará su colesterol, e incluso los empleados de las tiendas son muy reacios a decirle lo que este bote de arroz de levadura roja le hará, porque la FDA ha sido conocida por enviar agentes a las tiendas de alimentos naturales para ver si pueden hacerlos decir éstas afirmaciones.

Mike: Así, seguro. Así, pues, básicamente, la verdad acerca de esta sustancia nutritiva y otras realmente solo se propaga a través de boletines como el suyo y sitios Web como el nuestro, y de boca en boca, ¿verdad?

Dr. Wright: Así es.

Mike: Se trata de una vía subterránea de información.

Dr. Wright: Y es realmente una lástima. Ahora, lo bueno, si es que podemos llamarlo así, es el hecho de que esta información ahora ha alcanzado a suficiente gente, que ha alcanzado lo que es llamado la “masa crítica”. Y ahora, la gente sabe que hay información escondida allá afuera, por lo que muchos de ellos han ido activamente a buscarla.

Mike: Correcto. Y pueden encontrar algo de ello en la revista “Nutrición y Curación”, ¿verdad?

Dr. Wright: Sí, lo pueden encontrar en “Nutrición y Curación”, también lo pueden encontrar en su sitio Web, así como por todas partes, si lo buscan.

Mike: Todo lo que se tiene que saber es qué buscar.

Dr. Wright: O en que hacer un clic.

El esfuerzo por desacreditar la medicina natural

Mike: Una gran pregunta, sin embargo, ésta surge cuando la gente se tropieza con la información es que también hay un enorme esfuerzo, por parte de la medicina convencional y al FDA de desacreditar cualquier cosa que esté en línea por una sola razón, pero especialmente cualquier cosa que vaya en contra de los enfoques convencionales de la medicina patentada.

Dr. Wright: Ciertamente la hay, por lo que la gente debe investigar y excavar por su cuenta y determinar que fuentes sienten que son confiables, por su propia cuenta.

Mike: ¿Algún consejo? ¿Cómo se puede juzgar si un médico es de confianza? ¿Qué es la credibilidad de estos días?

Dr. Wright: Bien, ¿quiere usted decir ese tipo de cosas como las Fuentes en línea y las fuentes impresas, o quiere decir cuando usted va al consultorio del médica?

Mike: Bien, quiero decir, buscando autores, leyendo boletines, artículos.

Dr. Wright: Muy bien, una de las mejores formas de juzgar – es solamente una cosa científica tradicional de hacer – es que usted comience a buscar notas de pie de página y referencias y citas de las revistas médicas.

Ahora recuerde, que ya lo pasamos en la primera parte de nuestra conversación aquí, cuando una dama trajo un libro que decía que la vitamina E pudiera hacerse cargo de sus problemas, y yo no tenía nada mejor que hacer, y de todas formas no la lastimaría para nada, por lo que dije que porqué no intentarlo. Luego, la siguiente vez me encontré con un casi muy difícil, por lo que estuve muy contento de que ese libro tuviera citas y notas de pie de páginas, porque podría buscar en él. Y así lo hice.

Ahora, solo porque estén allí las notas de pie de página y las citas no siempre significa que el autor las haya interpretado correctamente. Ese es siempre el caso.

Pero si no hay notas de pie de página o citas, entonces, a menos que usted haya leído a ese escritor en particular durante bastante tiempo y ha encontrado que son confiables si no hay notas de pie de página o citas, usted querrá tomarlo con un grano de cloruro natural de sodio y proceder cautelosamente.

Mike: (Risas) Seguro. ¿Qué hay acerca de la cuestión de que tanta gente en la medicina convencional no son en sí mismos muy saludables tampoco? ¿Es ese un factor? Ellos están tomando sus propias medicinas patentadas.

Dr. Wright: Muchos de ellos los son, pero, aquí hay otra pequeña verdad interna, no secreta, pero verdad. Se imprime de vez en cuando, y yo la he visto en el Internet. A mediados de los años noventa, en una convención de cardiología, la Convención Anual del Colegio Estadounidense de Cardiólogos o algo así, uno de los disertantes le preguntó a esa audiencia en particular,
“¿Cuántos de ustedes les recomiendan la Vitamina E a sus pacientes?”
Y, aproximadamente de un 25 a un 30 por ciento de los médicos allí levantaron sus manos – recuerden, esto es convencional, lo cual es bastante bueno. Y…
“¿Cuántos de ustedes toman vitamina E?”
¡Más de la mitad de los asistentes de la sala levantaron sus manos! (risas).

Mike: Ellos saben que funciona en su propio grupo, pero no van a recomendárselo a todo el mundo.

Dr. Wright: No, no lo hacen. Hay diversas razones para eso. Una de ellas es pura presión grupal. La presión de grupo no es sólo para los adolescentes. La presión de grupo está en todas partes. Y, desafortunadamente, con los médicos, abogados o cualquier otro grupo, y no demasiadas personas están dispuestas a “salirse de la línea” con todo el resto de ellos, porque algo malo va a suceder. Y en el caso de la medicina, porque de aquí les puede llegar la junta médica disciplinaria para sacarlo de línea. Así, pues, es pura presión grupal.

En Segundo lugar, existe, y debe tiene que haber un camino de conservadurismo natural en los cuidados de salud. Nosotros siempre queremos proceder lentamente y con precaución, y asegurarnos de que las cosas sean seguras y que no lastimaremos a nadie con ellas. Esto es bastante encomiable. Y debe estar también en la medicina convencional y en la alternativa.

Pero el mayor problema es que la mayoría de los médicos – y, lo siento mucho, así es en la vida, no son solamente la mayoría de médicos, son más médicos, más abogados y más cualquier persona en cualquier profesión – ellos no pasan mucho tiempo fuera de sus horas de oficina excavando en las bibliotecas, gastando tiempo investigando en el Internet, leyendo no sólo las últimos revistas, sino que algunos de los viejos libros.

He trabajado en una cooperativa de prepago de salud cuando estuve en la formación llamado año social o residentado. La mayoría de médicos allí se presentaban hasta casi las nueve, no trabajaban todo el día con los pacientes, y se largaban a las cinco en punto de la tarde, y, ¿acerca de qué es lo que hablaban durante todo el día? Hablaban de sus juegos de golf, de navegar y de lo que hacían durante los fines de semana.

Y, usted sabe, si usted está ocupado viendo pacientes de nueve a cinco, y el reto del tiempo se la pasa afuera haciendo su pasatiempo favorito o jugando golf o lo que sea, usted no procesará mucha de la información de investigación y mucha información nueva. Así es que, por supuesto, usted va a ser cauteloso, porque no sabe lo que está haciendo con todo este nuevo material que hay.

Mike: Seguro. Correcto, y no hay ningún requisito – digo, hay una educación médica continua, pero eso no tiene que incluir precisamente la nutrición.

Dr. Wright: No. Y, de hecho, recuerde que la educación médica continua, la cual es obligatoria en médicos y en abogados (no critiquemos aquí a los doctores) por las asociaciones estatales y los legisladores estatales y todo eso, tiene que ser “aprobado” por las “autoridades” médicas. Y ¿adivinen quien está haciendo esas aprobaciones?

Mike: Me lo pregunto.

Dr. Wright: Básicamente son los miembros de la Asociación Médica Americana (estadounidense) quienes aprueban las medicinas patentadas. Así es que ellos no lo van a aprobar, por supuesto. Esto no está sujeto a la línea de partido.

Mike: Bastante, tienen envuelto a todo el sistema. Es un sistema cerrado de control. Está trabajando para ellos.

Dr. Wright: Sí, y podríamos despegar si lo quisiéramos, pero probablemente deberíamos hablar más sobre nutrición, en todo esto acerca de las licencias médicas. Usted sabe, cada vez que oigo hablar sobre licencias médicas, quisiera decir “!guau guau, miau!” y “Donde está mi cena, amo?” Ha habido estudios que muestran (muy buenos estudios) que la licencia médica no protege al público.

Lo que protege al público es un buen abogado para la mala praxis. Pero no una licencia médica.

Mike: Interesante.

Dr. Wright: La idea de tener que tener una licencia es una forma eminente de controlar lo que hacen los médicos. Avances en el horizonte: Utilizando medicina nutricional para prevenir y tratar el SARS, la gripe aviaria y otras enfermedades virales.

Mike: Usted quiere compartir algún gran avance que estará llegando pronto a través de los boletines de noticias?

Dr. Wright: Sucede que estoy, en estos momentos escribiendo – solamente me estoy tomando un receso de ello para hablar con usted, gracias por darme el receso – acerca del tratamiento de las temidas enfermedades virales – SARS, gripe aviaria, la enfermedad del Nilo y todo eso. Ahora, nos han dicho que, “no hay ningún tratamiento para todas esas cosas, y si uno las contrae podría morir,”¿sabe?

Y si usted consigue un mal caso, ¿que sucede? Usted está atrapado en un hospital, y luego lo ponen en líquidos intravenosos y quizás le dan un montón de prednisona, porque la prednisona está supuesta a curar todo, aunque saben que suprime el sistema inmune. Y solamente nos dicen que no hay tratamiento para estas cosas. Así pues, estoy revisando el hecho de que hay tratamientos, y que son efectivos. Y no, no curan todas las veces, nada lo hace.

Pero, allá por la década de los cuarenta, el Dr. Fred Klenner estaba curando casos de polio, y la gente que le llevaban eran niños, desafortunadamente, que estaban medio paralizados, y el les puso en muchísima Vitamina C y les pasó una botella intravenosa, repitiendo múltiples veces este proceso, y los niños salieron de la polio y fueron curados.

Mike: Wow.

Dr. Wright: Y esa es una alta dosis intravenosa de Vitamina C, lo cual es lo primero a usarse si usted atrapa algún virus grave, o si es una persona mayor y le da una fuerte gripe. Hemos aclarado un buen número de casos de gente con tremenda gripe, cuyas familias sabían algo mejor que llevarlos al hospital, los llevaban a la clínica.

Nos vamos a las altas dosis de Vitamina C y ésto genera un notable cambio. Pero eso no es lo único. Hay docenas y docenas de artículos en la así-llamada literatura médica de los años treinta y casi la mayoría de los años cuarenta acerca de curas absolutas de las temidas enfermedades virales del día, con algo llamado irradiación ultravioleta de la sangre, y muchos de esos artículos fueron publicados por médicos trabajando en hospitales en ese tiempo.

Y ahora uno no puede encontrar un solo hospital en todos los EStados Unidos que tenga una máquina de irradiación ultravioleta para la sangre, así como tampoco puede uno encontrar un solo hospital en todos los Estados Unidos que administra altas dosis intravenosas de Vitamina C.

Y hay una tercera cosa de la cual estaré hablando, y es el uso del ozono por vía intravenosa, lo cual fue introducido en Alemania en los años veinte y en las prácticas médicas alemanas, así como en las prácticas estadounidense, que es conocido que reduce las probabilidades, y nada de éstas cosas elimina las probabilidades, sino que las reduce dramáticamente, de morir de cualquiera de las serias enfermedades virales.

Mike: Fascinante. ¿Ozono, ozono intravenoso?

Dr. Wright: Bien, lo que se ha hecho es tomar la sangre afuera y meterla en una botella, ozonizar la sangre en la botella y hacerla fluir de nuevo hacia la persona. Pero de todas formas, todas estas cosas reducen dramáticamente el riesgo (aunque no funcionan en un 100 por ciento) de la muerte por SARS, ni de ninguna de las enfermedades virales. Y sin embargo, ¿puede usted conseguir ese tratamiento en cualquier hospital estadounidense hoy en día? Es, por supuesto, una pregunta retórica. No, no puede.

Usted tiene que ir a ver al médico llamado alternativa, quien utiliza esas técnicas.

Mike: Sí, solamente intente conseguir a un médico regular y dígale “Adminístreme Vitamina C intravenosa”. El lo arrojará fuera de su oficina rápidamente.

Dr. Wright: Y esto se ha hecho aún más relevante con las noticias de que las llamadas autoridades sanitarias británicas ponen las garras en la compañía que produce las vacunas aquí en Inglaterra, y ahora nos están diciendo a todos: “¡Dios mío” ¡Ya se nos fue la mitad de las vacunas contra la gripe! Va a haber esta tremenda epdemia de muertes!”

Mike: Yo estaba riéndome, también, porque esto lo sacan todos los años. Le dicen a la gente que habrá una enorme escasez, para que luego todo el mundo corra a conseguirla, y luego, la escasez es aún peor. Es como el mercadeo de la muñeca Cabbage-Patch para las vacunas.

Dr. Wright: (risas). Lo es, de hecho. Este año es un poco peor que lo usual, pero allí está, tiene razón. Y así, de lo que yo estoy escribiendo es:
“¡Gente! Lo primero que usted querrá hacer acerca de las enfermedades virales es prevenirlas – coma adecuadamente, saque el azúcar de su dieta, no coma cosas a las que sea alérgico. Utilice vitamina A, utilice vitamina C, tome su equinacea y estimule su sistema inmune.”
Haga todo eso y no cogerá gripe, en primer lugar, o por lo menos reducirá considerablemente sus probabilidades de contagiarse, en primer lugar. Pero si sucediera que sí le da, hay tratamiento, incluso si se pone serio.

Mike: Sí, Bien, esto suena como algo que la gente debería tener en sus manos, y para aquellos que están escuchando, nuevamente, el sitio es: www.WrightNewsletter.com Hoy estamos hablando con el Dr. Jonathan Wright y el número telefónico para suscribirse al boletín es 1-800-851-7100 1-800-851-7100. Y, por supuesto, estaremos poniendo artículos con los comentarios y el asesoramiento del Dr. Wright aquí, en la red NewTarget.

Dr. Wright: Bien, muchas gracias. Mencionaré de nuevo que si las personas son suscriptores del boletín, ellos pueden ir al sitio Web que usted acaba de citar, poner su nombre de usuario y su contraseña ya leer todas las ediciones de los últimos diez años, cualquier cosa que quieran leer.

Mike: Debe haber una gran abundancia de información allí.

Estroncio y vitamina D para revertir la osteoporosis

Dr. Wright: ¡Hay mucho allí! Por ejemplo, podemos citar, a partir de esto si usted así lo desea: No solo es la investigación mejor controlada, de doble cara y de placebo allí, que el elemento estroncio, cuando es combinado con el calcio y la Vitamina D, puede dramáticamente ayudar a revertir la osteoporosis.

El último estudio reporta una ganancia del 15 por ciento sobre tres años en los huesos de la columna vertebral, y un 9 por ciento en la cadera, y no existe medicina patentada en el Mercado que se le aproxime. Y el estroncio está en todas las tiendas de alimentos saludables. ¿Acaso hemos escuchado esto en los principales medios de comunicación?

Mike: (Risas) Por supuesto que no.

Dr. Wright: Y si usted lee los números atrasados, no solo encontrará la información, sino, como se lo mencioné, encontrará todas las notas de pie de página y las citas, y usted puede ir a buscarlas por sí mismo.

Mike: ¿y eso es cuando es combinada con la Vitamina D, entonces?

Dr. Wright: La investigación fue con el calcio, la vitamina D y el estroncio versus el calcio, la Vitamina D y el placebo. El grupo del estroncio salió dramáticamente bien, y el grupo del placebo perdió solamente un poquito más de hueso. Hay solamente una precaución que considerar con el uso del estroncio, y es que, puesto que los huesos tienen más calcio que estroncio, nosotros siempre, pero siempre debemos utilizar más calcio que estroncio – no queremos invertir la relación natural del cuerpo.

Pero mientras hacemos esto, funciona, y la cosa que podemos utilizar el calcio todos los días con la Vitamina D y no haremos grandes progresos, pero si le echamos estroncio a la mezcla – ¡wow! – ¡realmente comienza a funcionar!

Mike: Interesante. Ese es un mineral de rastro, ¿verdad?

Dr. Wright: No es realmente rastro, no, pero por otra parte tampoco es un macro-mineral, es algo intermedio.

Mike: Me estoy preguntando si las personas toman suplementos de rastros de minerales, ¿estarán consiguiendo un poco de estroncio?

Dr. Wright: No. La investigación estaba utilizando cientos de miligramos, y si usted toma suplementos de rastros minerales, usted obtiene unos pocos miligramos.

Mike: Interesante.

Dr. Wright: Y el estroncio se encuentra en la misma familia, curiosamente, si nos fijamos en la tabla periódica, que va de magnesio, calcio, estroncio – en la misma columna.

Mike: Vaya, que buena observación.

Dr. Wright: Así, ese es el tipo de cosas que están en esas ediciones de atrás. Hicimos lo que pensé que era bueno sobre toda la nueva investigación sobre la Vitamina D y cómo ayuda a proteger dramáticamente en contra de la enfermedad auto-inmune.

Aquí hay un artículo de investigación de Finlandia, y de Escandinavia, de todas formas, pudiera haber sido Finlandia. En una gran cantidad de niños, comenzando desde un año de edad, se les comenzó a dar 2,000 unidades (y nos dijeron de la FDA que esto los iba a matar si solo tenían un año de edad) de Vitamina D, y eso fue mantenido durante unos pocos años, y hay un grupo de control que no recibió ninguna Vitamina D.

Y cuando finalmente vieron las estadísticas, el número de nuevos casis de diabetes tipo-1 – diabetes juvenile – había sido reducido por un 80 por ciento.

Mike: ¡Esto es asombroso!

Dr. Wright: ¡Y eso es increíblemente importante! Y aquí tenemos la Asociación americana de Diabetes recolectando dinero para curar la diabetes. Disculpe – ¡alguien acaba de mostrarnos cómo prevenirla!

Mike: Debo secundarlo en esto. Tengo que comentar sobre eso también. Cada vez que una de esas organizaciones está pidiendo dinero, sigo pensando que la cura ya está allí afuera. Esto no es un problema de financiación, es un problema de conciencia.

Dr. Wright: Realmente lo es.

Mike: La gente dice, “¡vamos a correr para la diabetes!” – y… ¿adivinen quien está patrocinando la carrera por la diabetes? ¡Es la Coca-Cola!

Dr. Wright: ¡Está usted bromeando!

Mike: ¡No lo estoy! Recogí yo mismo el folleto porque me divirtió tanto esto. Aquí tenemos una compañía de bebidas de refrescos patrocinando – era una caminata, una caminata por la diabetes, patrocinado por una empresa de refrescos. Y me dije, ¿Qué es lo que no encaja con este cuadro?

Dr. Wright: ¡Esto me deja anonadado!

Mike: Voy a tener que enviárselo.

Dr. Wright: Ya parece como el diablo promoviendo la virtud (¡o repartiendo escapularios!)

Mike: ¡Lo es! Pero aparentemente nadie más pensó que era extraño. Después de todo, esas compañías patrocinan eventos deportivos, así es que, ¡¿porqué no caminar por la diabetes?! Bien, muchas gracias por su tiempo, Dr. Wright, ha sido instructivo y entretenido al mismo tiempo.

Dr. Wright: Muy bien. Bueno, espero que sí les ayude a sus oyentes y lectores, que les despierte un poco el interés y haga algo bueno para su salud, y gracias por la difusión de la información.

3 Comments

  1. Lida Franco

    Lida Franco

    17/05/2016 at 14:23

    Interesante artículo . Muy completo. Gracias por compartir .

  2. Felipe Moreno Zul

    Felipe Moreno Zul

    04/03/2016 at 05:56

    Mamba LaNegra

  3. Katiana Yalily Cardozo Canelon

    Katiana Yalily Cardozo Canelon

    03/03/2016 at 21:38

    Totalmente de acuerdo!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *