Muy Interesante

La Arcilla Blanca: remedios Naturales

By  | 

La arcilla es una sustancia extraordinariamente terapéutica en muchos sentidos (desinfectante, revitalizante, remineralizante, calmante, etc) y sus aplicaciones en la piel ofrecen resultados evidentes de manera casi inmediata. Aunque todas las arcillas tiene propiedades muy similares, cada una de ellas está indicada, o suele usarse, con fines determinados. A nivel interno es una sustancia viva que actúa con discernimiento y frena la proliferación de cuerpos parasitarios, microbios o bacterias patógenas, a la vez que favorece la reconstitución celular sana. La arcilla actúa en el foco de la enfermedad y efectúa una limpieza completa y la evacuación de elementos indeseables como pus. Por su poder de absorción neutraliza y drena las impurezas de los tejidos, retiene todo tipo de líquidos y absorbe los malos olores y decolora. Su poder de absorción, en cambio, permite la fijación y neutralización de toxinas y alcaloides: la arcilla capta para evacuar los elementos indeseables del cuerpo o los productos de desasimilación, impurezas que están en estado de suspensión en los líquidos corporales como sangre, linfa y bilis, que son drenados y eliminados.

Uso Interno:
En forma de leche de arcilla por su fuerte poder cubriente, su acción antibacteriana, antiinflamatoria y cicatrizante se prefiere como protectora de la mucosa gástrica e intestinal pues acelera la cicatrización. Disuelve las fermentaciones y absorbe las toxinas, lo que la hace muy beneficiosa ante hinchazón de vientre e intoxicación alimentaria. Por su efecto de arrastre ayuda a combatir el estreñimiento, y regula el ph.
Se utiliza para la colitis combinada con una buena dieta, la arcilla se bebe durante tres semanas, se diluye un poquito de arcilla en un vaso de agua y se bebe cada mañana y tarde al menos 30 minutos antes de comer o desayunar.

Externo: Mascarillas para la Piel
La forma más eficaz de utilizar la arcilla blanca de forma tópica (en la piel) es usarla en forma de mascarilla o emplasto. Para ello tienes dos opciones:

Sola
Para usar la arcilla blanca sola, simplemente mezcla la arcilla blanca en polvo con agua hasta que consigas una textura cremosa, aplica y deja actuar durante 20 minutos. Luego retira con agua abundante, tonifica con un hidrolato natural y aplica tus cosméticos caseros o tu crema natural para hidratar y nutrir.

Con otros ingredientes naturales
Este es el sistema que te recomendamos, ya que la acción de la arcilla se refuerza cuando la combinamos con otros ingredientes naturales para la piel elaborando mascarillas o emplastos caseros naturales. De todos los productos naturales para la piel que podemos usar, los aceites vegetales, los esenciales y las frutas son los que mejor sinergia hacen con la arcilla blanca. Si quieres saber cómo combinar la arcilla con estros elementos naturales visita nuestro reportaje cómo elaborar mascarillas caseras y naturales.

Tratamiento de pieles secas o envejecidas
La arcilla blanca está especialmente recomendada en el tratamiento de pieles secas, envejecidas o con arrugas. Si es tu caso, prueba a elaborar una mascarilla como te indicábamos antes… los resultados son sorprendentes:

Efecto tensor inmediato (efecto lifting natural)
Deja la piel fresca, tersa y rejuvenecida
Aporta numerosos minerales y otros nutrientes imprescindibles para la piel
Baja la inflamación
Descongestiona
Depura las capas profundas de la piel
Estimula la regeneración del tejido
A continuación, te sugerimos algunos de los elementos más adecuados para combinar la arcilla blanca en caso de pieles secas o envejecidas:

Los mejores aceites vegetales y esenciales para pieles secas
Los mejores aceites vegetales y esenciales para pieles envejecidas
Miel
Sal del Himalaya (exfoliación natural)
Naranja
Plátano
Así como los aceites vegetales en cosmética no ofrecen ningún riesgo, en el caso de los aceites esenciales, conviene conocer sus precauciones de uso.

Edema, celulitis y piernas cansadas
Para el tratamiento de retención de líquidos, celulitis, piernas cansadas o varices, la forma más eficaz de utilizar la arcilla blanca es en forma de emplasto. La diferencia entre la mascarilla y el emplasto reside en la cantidad de arcilla que se usa. Las mascarillas son más fluidas, mientras que los emplastos son más densos. En cualquier caso, la forma de hacerlos es la misma: mezcla la arcilla con agua hasta conseguir una textura cremosa, aplícala en la piel, déjala actuar durante 15 o 20 minutos y retira con agua abundante. Sus efectos son:

Genera frío
Descongestiona el sistema linfático y sanguíneo
Depura las zonas internas
Reduce la inflamación
Estimula la regeneración celular
Estos son algunos de los elementos con los que puedes mezclar la arcilla para estos casos.

Aceite esencial de ciprés
Aceite esencial de geranio
Aceite esencial de lavanda
Aceite esencial de tomillo
Aceite esencial de menta
Aceite vegetal de centella asiática
Aceite vegetal de sésamo
Aceite vegetal de rosa mosqueta
Algas
La mejor forma de llevar a cabo estos tratamientos es aplicar primero el emplasto de arcilla (dejar actuar y retirar con agua a los 20 min.) y luego tonificar la piel con un hidrolato y aplicar un producto natural a base de aceites vegetales y esenciales que hidrate y nutra la piel y que, además, refuerce el tratamiento. Para ello, consulta estos productos caseros para varices y circulación, para retención de líquidos y para celulitis. Mucho mejor si lo combinas con automasaje y vendas frías.

Tratamiento de pieles sensibles o dañadas

Tanto si se trata de una enfermedad de la piel como psoriasis, eccema, quemadura o herida, la arcilla blanca es un bálsamo calmante que proporciona un alivio inmediato. En el tratamiento para pieles sensibles, conviene aplicarla en forma de mascarilla ligera (fluida) que tiene los siguientes efectos:

Se trata de un compuesto extremadamente suave
Calma el dolor
Reduce el picor
Proporciona frescor y alivio
Baja la inflamación
Regenera el tejido dañado
Estos son los elementos con los que puedes combinar la arcilla blanca en estos casos:

Aceite esencial de lavanda
Aceite esencial de manzanilla
Aceite esencial de jazmín
Aceite vegetal de caléndula
Aceite de neem
Aceite vegetal de sésamo
Si quieres saber cómo combinar estos ingredientes puedes echar un vistazo a nuestros reportajes: cómo elaborar una crema natural para dermatitis o remedio casero para heridas y quemaduras.

Pasta de dientes natural
La arcilla blanca es un estupendo sustituto a las pastas dentífricas convencionales que contienen ciertos elementos químicos nada recomendables. Casi todas las cremas dentífricas que encontramos en las tiendas de productos ecológicos están hechas a base de arcilla blanca, así que puedes utilizarla directamente como dentífrico natural y casero para niños o para toda la familia.

Recomendaciones en el uso de la arcilla blanca
Estas son algunas indicaciones para obtener el máximo beneficio de las propiedades de la arcilla blanca:
Conviene comprarla siempre en forma de arcilla pura en polvo, no en forma de crema ya emulsionada. Las cremas ya emulsionadas han perdido parte de sus propiedades, son más caras, tienen fecha de caducidad y contienen ingredientes químicos.
Procura adquirir una arcilla cuyo recipiente sea de cartón, no de plástico.
Procura que la arcilla tenga procedencia ecológica o sello que certifique su calidad.
Una forma de reforzar sus propiedades es exponer la arcilla a los rayos del sol durante unos minutos antes de su aplicación.
La encuentras en herbolarios o tiendas especializadas.

2 Comments

  1. Ale Chávez Castillo

    Ale Chávez Castillo

    29/08/2014 at 07:50

    Gracias consejo importante

  2. Dora Maria Mollinedo Sibilla

    Dora Maria Mollinedo Sibilla

    29/08/2014 at 07:30

    Todas sus publicaciones me gustan y las comparto, gracias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *