Muy Interesante

Infusiones con malvavisco para la acidez, dolor de estomágo y halitosis

By  | 

El malvavisco (Althaea officinalis) es una planta perenne robusta que pertenece a la familia de las Malváceas.
Tiene una raíz principal carnosa y tallos verticales con hojas ovaladas y dentadas y flores de color rosado claro.

El malvavisco prefiere los terrenos húmedos, y se suele encontrar silvestre en los Estados Unidos, sur de Canadá, Europa occidental, Asia central y norte de África. La malva real (Althaea rosea) pertenece al mismo género.

Se debe recoger las hojas y las flores desde mediados de junio hasta otoño, y recoger las raíces en otoño. En los herbolarios y tiendas de alimentación/salud alternativas se encuentra la raíz seca.

Propiedades curativas
Las partes del malvavisco que se emplean, para fines curataivos, son las flores, hojas y raíz.
Es importante observar que las hojas y raíces calma las membranas mucosas; diurético; expectorante; calma, limpia y cura las heridas externas mientras que la flor resulta un buen expectorante.
En este sentido, la raíz de malvavisco, por su alto contenido de mucílago, resulta útil para aliviar las inflamaciones del tracto digestivo, de los ríñones y de la vejiga; las úlceras gastroduodenales; la colitis ulcerosa; la enfermedad de Crohn; la uretritis; la hernia de hiato; la cistitis; la diarrea y la gastritis.
Las hojas de malvavisco se emplean para tratar inflamaciones bronquiales como la bronquitis, y en infusiones para la acidez y trastornos ulcerosos internos. La flor de malvavisco se emplea en jarabes expectorantes para la tos.

Infusiones con malvavisco
Infusión con malvavisco para la hernia de hiato: En un cazo pequeño, verter 1 taza de agua hirviendo sobre una cucharadita de raíz seca picada de malvavisco. Dejar reposar hasta el día siguiente. Colar y tomar 1 taza al día.

Infusión con malvavisco para las infecciones urinarias: Hervir 2 cucharadas de hojas secas de abedul, 2 de raíz de malvavisco y 2 de hojas de equiseto. en medio litro de agua por 10 minutos. Tomar 2 tazas al día..

Infusión con malvavisco para acidez estomacal Mezclar 2 cucharaditas de hojas seca de malvavisco y 2 de malva. Extraer 1 cucharada de esta mezcla y verter en una taza de agua que esté caliente. Tapar y dejar refrscar. Beber 3 tazas al día.

Infusión con malvavisco para los dolores de estómago: Mezclar manzanilla, raíz de malvavisco, orozuz y semillas de hinojo a partes iguales y extraer 1 cucharada de esta mezcla. Hervir por 5 minutos en una taza de agua. Retirar del fuego, colar y dejar reposar. Beber 3 tazas al día.

Infusión con malvavisco para la halitosis o mal aliento: Mezclar 2 cucharadas de malvavisco, dos de manzanilla y una de menta piperita y extraer 1 cucharada de esta mezcla. Hervir en medio litro de agua por 10 minutos, dejar reposar otros 10 minutos y colar. Realizar gárgaras con esta infusión varias veces al día.

Remedios con malvavisco
Remedio diurético con malvavisco Enrollar en forma de bola de 4 a 6 ramitas de mvalvavisco, previamente lavadas, e introducirlas por el tubo de la licuadora junto con un puñado de perejil y una taza de agua. Tomar a diario.

Remedio con malvavisco para la bronquitis Machacar un par de hojas secas de malvavisco hasta reducir a polvo fino y mezclarlo con un vaso de jugo de una naranja. Mezclar hasta integrar perfectamente. Tomar hasta 3 vasos diarios.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *