Conciencia Espiritual

EL MITO DE LA ILUMINACIÓN

By  | 

Así que eres un buscador de mito, ¿cierto? Buscas el Santo Grial… la felicidad absoluta permanente, la dicha de cientos y cientos de orgasmos, el fulgor de miles de soles, la Luz eterna, al Brahman, la Consciencia de Dios… o cualquier otra etiqueta fantástica que te haga decir: ¡Ajá! ¡Iluminación! “Quiero ESO.” Y te conviertes en un buscador.

Una nota aquí acerca de “ser un buscador:” ¿acaso crees que TÚ eliges imponerte a ti mismo la tortura de ser un buscador? ¡Piénsalo de nuevo! Surgió un pensamiento, apareció un libro, un Maharishi se presentó en la televisión y se veía tan encantador con su vestimenta blanca y rodeado de devotos que lo amaban… algo sucedió, y algo se apoderó de ti, y como lo dijo un sabio, “Tu cabeza se metió en la boca del tigre.“ Y cuando el tigre muerde la cabeza, nadie se entera. Pero si tú eres como yo solía ser, rezas para que el tigre te muerda y termine con tu sufrimiento.

Porque, no nos engañemos, buscar a Dios o cualquier otra cosa ES sufrimiento puro.

Ahora tú (¡seamos honestos!) estás deseando que ESTE libro lo “Haga por Mí.” ¿Verdad? Conozco el sentimiento… he estado ahí, lo he hecho, compré todas las camisetas (un montón, por cierto.) Tengo buenas noticias y malas noticias. La mala noticia es que NO existe un “estado personal” de iluminación que puedas alcanzar jamás.

La buena noticia es que NO existe un “estado personal” de iluminación que puedas alcanzar jamás. Entonces, puedes dejar de buscar, ¿o no?

Bueno, ¡quizás no! Conforme avances en esta pequeña guía para ir de lo irreal a lo real, podrás, con un poco de suerte, descubrir que todo el asunto es irrelevante, porque ¡Ta da! ¡no hay ningún yo que pueda iluminarse! Y todo lo que hay ya ES lo Real.

Mira, la VERDADERA buena noticia es: todo lo que es (hay), es “iluminación” y tú ya eres eso. Lo único que pasa es que “TÚ” no puedes APROPIARTE de eso… porque ESO es la ausencia de ese que quiere apropiarse de Eso, que es la Naturaleza Real de Eso.

Entonces, ¿que queda por hacer? Leer el libro, intenta buscar en las vías que se sugieren, y toma lo que puedas. Entonces lo que podrías descubrir es la Broma Cósmica: No hay nadie que necesite encontrar a Dios o a la Fuente, porque Aquel que está buscando YA ES la Fuente.

Escucha: Tú ERES lo que buscas. TÚ ERES la Unidad. Paz Perfecta. En última instancia, ¡no hay ningún “yo” separado! Todo lo que es, está Siendo – apareciendo como tú y como otros.

TÚ ERES “El Secreto Abierto,” como Wei Wu Wei apodó a Esto.

Si eres, eres Ser.

Si no eres, eres Ser.

Las contradicciones aparecen. Ser es TODO.

Hay una idea sumamente popular en los círculos “espirituales” y es que los “Grandes Seres” o “Maestros Espirituales” son de alguna manera especiales, y que tienen poderes milagrosos otorgados a ellos por “Gracia” o alguna otra tontería. Mira: NO hay GENTE iluminada. No hay ninguna “CARNE” iluminada. El organismo cuerpo-mente es una máquina. ¡No más especial que un pato o un árbol!

Cuando hay “Auto Realización,” entonces no hay ninguna persona que posea eso. Sólo hay VIDA viviéndose a sí misma a través de miles de millones de objetos, algunos sintientes, otros no… en una maravillosa fantasmagoría, en un profundo y brillante despliegue de luz, color, sonido, silencio, movimiento, quietud… todo apareciendo frente a tus ojos en una impresionante saturación de estímulos que aparentemente enmascaran la naturaleza de ensueño ilusoria de toda la obra.

Todo es el Juego de la Consciencia.

¿Increíble? Sí. Como creencia, estas palabras son inútiles. Mira hacia lo que las palabras apuntan y podrías ver claramente lo que es Real… y lo que no lo es.

Para quien la realización ha surgido y madurado, todo es posible; cualquier cosa puede surgir en la Vitalidad del momento presente del ser atemporal, y desaparecer.

Un mito popular:

Los seres iluminados nunca se enojan.

La realidad: El organismo mente-cuerpo tiene su función en la Totalidad de todo lo que es. Esto incluye la “programación,” por así decirlo…. el ADN esencial y el condicionamiento subsecuente… y si aparece el estímulo apropiado, la respuesta puede ser la ira o cualquier otra emoción. Así que sería bueno olvidar la idea de que jamás va a surgir la ira. Lo HACE… pero para nadie. (¡Esto tendrá más sentido después!)

Esta imagen idealizada de algún Maestro perfecto vestido de blanco, sonriendo beatíficamente a su “rebaño” puede ser fácilmente disipada con un poco de imaginación: Imagina que eres capaz de seguir a uno de esos tíos hora tras hora. Tarde o temprano él tendrá que comer, dormir, y hacer algunas visitas al baño. ¡Garantizado! Entonces, podrás ver a través de la farsa y darte cuenta, “¡Hey, él es igual que yo!” ¡El acto del Gurú es todo un show! Y nos mantiene embelesados, y aparentemente “separados” del Gran Maestro Gurú que parece ser MUCHO más santo de lo que somos nosotros.

Luego está el mito siempre popular de “Algún día.” ¿Si te sabes este, verdad? “Algún día realizaré mi verdadera naturaleza. Un seminario más, un libro más (¡Tal vez ESTE!) o un satsang más… un retiro más y ENTONCES, ‘Lo lograré’… pescaré ESO, ¡que es tan escurridizo! Algún día.”

Míralo: ¿No te has dado cuenta de que ¡ALGÚN DÍA NUNCA LLEGA!? ¿Dónde está el futuro ahora mismo, aquí mismo? ¿Qué es ese futuro? Sin el lenguaje, ¿acaso HAY algo como eso? Detente y mira. Tu vida… tu vitalidad… sucede algún día? ¿O ahora? Echa un vistazo… no pienses en ello, sólo siéntate en tu propia vitalidad y observa.

¿Dónde está algún día?

Ausente.

Sin embargo el mito persiste en la historia mental, imaginando que es “real,” que “yo” lo “Alcanzaré” “Algún día.”

Ve a través de esto. Después considera la posibilidad de que el Yo que buscas se alcanza aquí y ahora. En este momento presente, la vida ES. Esa eseidad, ese experimentar, ES lo que eres. Este libro proporciona señaladores hacia el ver natural de esto por ti mismo. No los pases por alto… ÚSALOS realmente para que comprendas que ya eres libre, íntegro, completo… tú eres la esencia del amor y la felicidad, conectado naturalmente a todo lo que es… porque tú ERES todo lo que es (hay).

Entiende esto, detente y ENTIENDE esto realmente, ahora:

El Sufrimiento Psicológico es Opcional. El Sufrimiento Psicológico es Irreal. El Sufrimiento Psicológico NO existe, en Realidad. Deja que el sufrimiento termine aquí y ahora.

(Un extracto traducido por Tarsila Murguía del libro ‘Perfect Peace,’ de Charlie Hayes.)

4 Comments

  1. Maria Lopez

    Maria Lopez

    08/06/2016 at 06:32

    Tal vez se real lo que dices , pero entras en las mismas dudas que esos libros .

  2. Manuel Dantas

    01/06/2016 at 08:30

    Muy bueno ✨ En palabras de S Francisco,”lo que buscas está en…desde donde lo estás buscando”,siempre estuvo ahi❤

  3. Hilda Angelica Diaz

    Hilda Angelica Diaz

    31/01/2016 at 13:54

    Wow!!! Interesante!
    Gracias Namaste.

  4. Helena Pardal Monteiro

    Helena Pardal Monteiro

    18/01/2016 at 20:41

    Excelente artigo!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *