Salud General

DOLOR AL PRACTICAR SEXO: 10 CAUSAS

By  | 

Cariño…es que me duele…. No estamos hablando aquí de la típica excusa de un oportuno o inoportuno dolor de cabeza, hablamos del dolor real al practicar sexo que es más que frecuente… y desesperante. Descubre en este post las 10 causas más probables que te impiden disfrutar como mereces de tus relaciones sexuales.

Alrededor de 3 de cada 4 mujeres han sufrido dolor alguna vez en una relación sexual, según el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos. Para algunas el dolor pasa rápido, pero para otras, es algo que les sucede siempre. Las causas pueden ser debido a problemas ginecológicos o por cuestiones relacionadas a la respuesta sexual, como falta de deseo o excitación.

Hay mujeres que sienten dolor en la vulva, otras en la zona que rodea la apertura de la vagina o también en el perineo, que es el dolor más común. También hay mujeres que tienen dolor en la parte baja de la espalda, en la zona pélvica, el útero o en la vejiga. Si el dolor es persistente es importante consultar al médico para que pueda indicar un tratamiento y descartar otro problema.

1. Problemas en la piel

Algunos desórdenes dermatológicos como úlceras en la piel de la vulva pueden ser la causa del dolor. La dermatitis por contacto es muy común y también puede afectar la vulva. Puede aparecer debido a la reacción ante algunos productos como el perfume del jabón o el lubricante

2. Vulvodinia

Es un desorden que provoca dolor en la vulva. Si afecta el vestíbulo –que es el área que rodea la apertura de la vagina- toma el nombre de “síndrome de vestibulitis vulvar”. Hay varios tratamientos que puede indicar el médico. Incluso también hay cirugías en casos que así lo requieran.

3. Cambios hormonales

Durante la perimenopausia (período que antecede la menopausia y se caracteriza por los sofocos e irregularidad menstrual) y menopausia disminuyen los niveles de estrógeno, la hormona femenina, y esto puede causar sequedad vaginal. Hay tratamientos hormonales que pueden lograr un balance. También, puede ayudar usar un lubricante durante el sexo o una crema humectante vaginal.

4. Vaginitis

La vaginitis o inflamación de la vagina puede ser causada por una infección bacteriana. Los síntomas son exceso de flujo vaginal, picazón y ardor en la vagina y vulva. El médico puede indicar diferentes terapias para el tratamiento.

5. Vaginismo

Es diferente a la vaginitis porque comprende una contracción refleja de los músculos de apertura de la vagina. La consecuencia es sentir dolor durante una relación o incluso no poder tener penetración, cuando la apertura no logra relajarse lo suficiente. Es muy importante consultar al médico apenas aparece un síntoma.

6. Episiotomía

El corte que se hace, algunas veces, en la vagina durante el parto o el desgarro en el perineo que también puede ocurrir durante el parto puede provocar que durante algunos meses la mujer experimente dolor al tener sexo. Algunos médicos indican terapia física, medicación y en algunos casos cirugía.

7. Tu mente

Las emociones como el miedo, la culpa, la vergüenza o la incomodidad sobre tener sexo pueden impedir que te relajes. Y si no te relajas, la excitación se hace difícil y como consecuencia puedes sentir dolor con la penetración.

8. Problemas de relación

Estos interfieren con tu respuesta sexual. Cualquier problema común de pareja puede interferir en el deseo sexual. Por eso es tan importante, antes que solucionar los problemas sexuales, poder conversar y buscar una solución a los problemas de comunicación de la pareja.

9. Medicamentos

Por ejemplo, ciertas pastillas anticonceptivas o también algunos analgésicos pueden tener como efecto adverso la falta de deseo sexual o incluso de lubricación, provocando dolor durante las relaciones.

10. Candidiasis

La candidiasis vaginal es una infección causada por un hongo llamado Cándida o levadura que se localiza en la vulva y/o vagina. Casi un 75% de todas las mujeres adultas han tenido al menos una infección genital producida por levaduras en su vida. Se trata de una afección muy común: toda mujer ha padecido una incomodidad similar al menos una vez en la vida, a cualquier edad, manteniendo o no una vida sexual.

Esta infección produce una especie de flujo maloliente, espeso, blanco-amarillento que puede estar acompañado de picazón, ardor e inflamación. También puede causar dolor al caminar, orinar o tener relaciones sexuales.la vagina y la vulva están inflamadas, lo que produce enrojecimiento y dolor. El rascado puede empeorarlo. Pueden aparecer úlceras en la vagina y en la vulva.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *