Salud General

DISTONÍA NEUROVEGETATIVA

By  | 

La distonía neurovegetativa no expresa ya un capítulo determinado de la psiquiatría sino más bien constituye un cuadro complejo de neurosis asociada al llamado trastorno de somatización, a la hipocondría o a trastornos del humor pero con los síntomas orgánicos integrándose con los emocionales en un todo único.
La distonía neurológica, en cambio, estrictamente analizada en neurología, define una distorsión o desarmonía o distonía física espasmódica o atáxica de cualquier etiología en cualquier órgano pero no de naturaleza emocional. De este modo, por ejemplo, la corea de Huntington define una distonía pero que en toda su expresión es de naturaleza somática (atrofia de centros basales) incluso cuando se expresa en su sintomatología mental.

DISTONÍA NEUROVEGETATIVA Y MEDICINA BIOLÓGICA

Puesto que como vemos liga un cuadro emocional con otro somático se trata de un cuadro no bien definido y confuso y no puede esperarse que ni psiquiatras ni neurólogos aporten una luz sobre las causas de este mal y acaba siendo imprescindible para su comprensión la visión holística que propugnamos.
Imaginemos una enferma de 40 años, con profusa historia psiquiátrica largamente tratada con benzodiazepinas y relajantes y antipsicóticos desde los 17 años y con diagnósticos varios.
Puesto que los síntomas son de naturaleza somática y mental y puesto que alterna un estado de normalidad con otro súbitamente alterado, la enfermedad se expresa de modo tan fuera de la etiología conocida que ha sido clínicamente inimaginable, inaprensible e intratable hasta ahora.
Así pues, esta paciente presenta poliuria (con orina grisácea) que llega a la incontinencia urinaria. A la vez, una pérdida de cabello severa e intermitente ha sido imposible de controlar. A la vez, un frío general sentido y vívido se apodera de ella alternándose con sudores y calores nocturnos. Las palpitaciones cardíacas se presentan en cualquier momento. Los dolores lumbares también. El pulso fino, lento y débil como expresión de una debilidad cardiaca, también.
Ahora bien, lo clínicamente interesante es que a la vez, formando parte del mismo cuadro, iniciándose en el mismo instante, se constituye un síndrome neurótico en el que el extravío mental, las ofuscaciones de pensamiento, los cambios de humor de cólera a tristeza, las excitaciones y anhedonías sexuales seguidas de breves espacios de tiempo, la neurastenia seguida de agitación mental, las pesadillas y sueños eróticos, el sueño agitado siempre y la memoria decaída están presentes.
Todo ello prolonga un tormento integral, físico y mental, por años, una desesperanza vital y una impotencia asociadas que le niegan toda posibilidad de trabajo y de vida normal. No obstante, a lo largo de intermitencias más o menos largas esta enferma consiguió terminar la carrera de medicina, casarse y tener una hija y sacar a trancas su familia y su vida.
Comentario: Puesto que es obvia una relación entre el cuadro somático y el mental (hasta el punto de que ella sabe perfectamente que va a desencadenarse todo el cuadro una vez comienzan las palpitaciones) se hace imprescindible entender qué ejes metabólicos ligan ambos síndromes, mental y somático.
Este objetivo, supone, creemos, un imposible para la psiquiatría actual pero no tanto por su dificultad en sí sino por la falta de hábito reflexivo sobre las relaciones biológicas que asocian mente y órganos.
Por el contrario en la experiencia clínica en Medicina Tradicional China es evidente que todo afectado de distonía neurovegetativa expresa un Vacío de Jing con desarmonía entre Corazón y Riñones por Vacío de Yang y de Yin.
Lamentablemente, como siempre ha ocurrido hasta ahora, una certidumbre como esta de un incalculable valor diagnóstico, no ha valido para nada puesto que los símbolos como tal solo tiene un impreciso valor referencial.
Nuestra propuesta general es traducir en todos los casos la semiología china a la fisiología para conseguir una luz mayor sobre cualquier mapa clínico. De este modo, ¿Qué significa el Jing? ¿Y que significa Vacío de Yin con desarmonía entre Corazón y Riñones?
El Jing especifica la energía hormonal córtico-suprarrenal ligada a un equilibrio exquisito en el metabolismo adrenérgico y del simpatismo en la médula suprarrenal, es decir, el Jing explica la energía correcta, completa suprarrenal y su acción global sobre toda la biología humana.
Una debilidad cortical (Vacío de Yang) asociada a una desarmonía funcional en la médula (Vacío de Yin) concreta un cuadro neuroendocrino específico en cada coyuntura biológica, en cada ser humano.
Ahora bien, imaginemos una situación endocrina en la que los cambios en la corteza suprarrenal inducen subidas y bajadas de las tasas de aldosterona, costisol y corticoides sexuales. Imaginemos a la vez una desarmonía medular que lleva a subidas y bajadas de tono simpático y de la producción adreno-noradrenolínica. Se consolida entonces una caótica funcionalidad suprarrenal en la que se entienden bien síntomas como poliuria, incontinencia, fríos y sofocaciones, sensibilidad sexual y anhedonia.
Sin embargo, en la distonía neurovegetativa otros síntomas atañen, además, al corazón como las palpitaciones y otros al campo emocional, los más importantes, (neurosis, memoria disminuida, insomnio, sueños agitados, sueños eróticos o con pesadillas, neurastenia y agitación).
Lo que ocurre es que el Vacío de Jing, tal y como fisiológicamente lo hemos definido, actúa sobre el “corazón que late” y, siguiendo la expresión de la Medicina Tradicional China, sobre el “corazón que siente” o ámbito espiritual en los que produce agitación específica y distonía neurovegetativa.
He aquí pues descrito un terreno neuroendocrino primero, cardíaco después y mental finalmente que explica en su totalidad la distonía neurovegetativa.

Conclusión: Si este análisis es tan coherente como la observación centenaria en Medicina Tradicional China garantiza, se impone como terapia una estimulación del Yang renal, una consolidación de Yin, una armonización del corazón y del espíritu (del Shen y del Zhi) tal y como se define en Medicina Biológica.
TRATAMIENTO BIOLÓGICO: B-4, B-5 conseguirán, por consiguiente una cura de fondo. No obstante, dada la singularidad del eje alterado y del cuadro de síntomas y señales que induce, se impone un preparado específico para la distonía neurovegetativa consensuado en hospitales de China que cerrará la cura. En esta situación oscilante de excitación y decaimiento emocionales el uso alterno de F-401, F-405 supondría una ayuda final.
El preparado específico para Distonía neurovegetativa estudiado en China se basa en Canela, Genjibre, Jojoba, Regaliz, Peonía pero también alta proporción de Hisopo, Hipérico y extracto de bulbo de lirio chino BAI HE que le otorga el papel biológico corrector, B-101.

FA-401 (plantas estudiadas):
Muérdago, Azahar, Sauce, Valeriana, para corregir el exceso metabólico y relajar.
Tila, Espino blanco, Melisa, para corregir el exceso de Corazón y relajar.
Pasiflora, Fumaria, Malvavisco, para corregir el exceso mental y relajar.
Remania, Ruibarbo, Angélica, Scutelaria, Rizoma Coptidis, para corregir el bloqueo hepático, el calor por Vacío de Yin y el exceso metabólico.
Aceites esenciales: Azahar, Ylang-Ylang, Lavanda, Limón.

FA-405 (plantas estudiadas):
Cardo mariano, Angélica, Romero, Agracejo, Ginseng, Hinojo, Fenogreco, Fucus, Fumaria, helenio, Equinacea, Ajedrea, Albahaca, Pino.
Aceites esenciales: Menta, Romero, Ajedrea.

Notas:
1) Puesto que las pesadillas, los sueños agitados o sueños eróticos y los delirios son componentes habituales de la distonía neurovegetativa aconsejamos ver estas fichas específicas para ayudar al terapeuta en su reflexión global del problema.
2) Acabamos de describir un terreno biológico en lo que la Distonía Neurovegetativa se expresa. En él, el Vacío de Yang y Yin involucra el ámbito digestivo, cardiaco y emocional que decaídos metabólicamente y alterados da origen a diversas patologías además de la distonía que nos ocupa. Así pues, el enfermo afectado por este terreno podrá padecer diabetes o tendencia a tenerla (por el Vacío de Yin), enuresis o incontinencia urinaria, prolapso uterino, espermatorrea, trastornos sexuales de todo tipo que podrán ser corregidos con la misma fitoterapia, B-4 y B-5.
3) El preparado específico debe tratar este preciso terreno y necesita para ello la asociación de las familias de plantas que hayan demostrado una acción específica correctora. Canela, Jengibre, Jojoba, Regaliz, Poligala, Grosellero Negro, Ylang Ylang, a dosis especialmente percentilizadas en el sentido, de mayor a menor, planta Emperador, plantas Ministro y plantas Tropa, constituyen el mensaje terapéutico corrector adecuado.

1 Comment

  1. Ayurveda Atman

    Ayurveda Atman

    29/02/2016 at 03:00

    Excelente Información

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *