Inteligencia Emocional

10 TÉCNICAS PARA SUPERAR LAS EMOCIONES NEGATIVAS

By  | 

Aun cuando hayas trazado tu camino hacia lo que quieres ser, superar y hacer en tu futuro no podrás evitar encontrarte con situaciones estresantes y momentos difíciles que amenazaran con desviarte de tu ruta. Por ello que es de vital importancia que aprendas como manejar estas situaciones y así poder conquistar tus objetivos.

Cuando te encuentras desmotivado, triste, enojado o con pereza, esas emociones te predisponen de determinada manera hacia las acciones que estas tomando en ese determinado momento. En cambio cuando te sientes confiado y motivado sentirás que una gran energía te invade y que puedes lograr cualquier cosa que te propongas. Es por ello que es tan importante estar atento a tus emociones y a tus estados de ánimo para que puedas intervenir en ellas y modificarlas para obtener los mejores resultados de las acciones que tomes.

Por ello cuando sientas que la depresión y el desanimo te están invadiendo utiliza estas sencillas técnicas que te ayudaran a salir mas rápido de las emociones que te están refrenando:

Dedica unos momentos para la escritura libre. Toma un cuaderno de notas y un lápiz y escribe todo aquello que esta pasando por tu mente en esos momentos. Debes estar al acecho de tus pensamientos. Esto te permitirá no solo desahogarte y clarificar la situación que te esta desmotivando, también te dará un esquema de pensamientos para que los puedas ir cambiando concientemente.

Aprende a aceptar las emociones que te embargan sin resistencia. Toda emoción tiene una causa y conlleva un aprendizaje. Esto te permitirá rescatar lo positivo dentro de la crisis y te dejara una enseñanza que podrás usar el día de mañana.

Haz memoria de los momentos felices de tu vida. Escribe cuando han sucedido y en que situación te encontrabas, trata de revivir las sensaciones que tuviste en esos momentos para que te ayuden a combatir las emociones negativas.

Escucha esa música que mas te gusta. Tomate unos momentos para cantar y bailar al son de alguna melodía. Es impresionante como la música tiene el poder de cambiar los estados de ánimo.
Ponte en contacto con aquellas personas que mas quieres y en quienes mas confíes, ellos son tu grupo de contención. Si quieres puedes hablar con ellos y pedirles que te den su opinión o que tan solo te brinden algo de simpatía.

Date un gusto que te levante el animo. Puede ser cualquier cosa desde ir a la peluquería, salir a dar un paseo a una plaza, jugar con tus hijos o ir a ver una película. Tomate un instante para mimarte, levantar tu animo y volver a la senda de tu futuro.

Haz planes, escribe detalladamente que es lo que te esta frenando o desmotivando, escribe posibles soluciones. Esto te ayudara a darte cuenta que es lo que necesitas para seguir adelante y a quien puedes pedir ayuda para hacerlo.

Ponte en contacto con tus sueños y tus metas personales. Recuerda por que estas haciendo lo que estas haciendo y ten presente las recompensas que recibirás cuando alcances tus objetivos.
Tómate un tiempo para relajarte. Esto puede ser algo tan sencillo como tomar un baño de inmersión o escuchar música tranquila. Concéntrate en tu respiración y pon tu mente en blanco. Relaja uno a uno todos los músculos de tu cuerpo.

Expresa tu amor a aquellas personas que están más cerca de tu corazón. Un gesto de afecto o una palabra de cariño puede alegrar inmensamente a las personas que tú mas quieres. El hecho de amar a una persona no quiere decir que esta debe saberlo de forma innata. Hay que expresarlo y demostrarlo para que crezca.

Y aquí tienes, 10 sencillas estrategias que puedes seguir cada vez que sientas que las emociones negativas se están apoderando de tu vida. Se que te ayudaran en los momentos mas difíciles de tu vida. Recuerda que estoy aquí para, con mis palabras, ayudarte en el camino a lo que tú quieres SER, HACER y TENER en tu futuro ideal.

Aquí quiero compartir contigo un cuento Zen, para que comiences a conocer el GRAN valor que tu tienes, comenzándote a valorar, porque eres único e irrepetible en el mundo!

El valor de las cosas

“Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?”

El maestro, sin mirarlo, le dijo:

-Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizás después…- y haciendo una pausa agregó: Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar.

-E…encantado, maestro -titubeó el joven pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas.

-Bien- asintió el maestro.

Se quitó un anillo que llevaba en el dedo pequeño de la mano izquierda y dándoselo al muchacho, agregó- toma el caballo que está allí afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Vete ya y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas.

El joven tomó el anillo y partió.

Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes. Estos lo miraban con algún interés, hasta que el joven decía lo que pretendía por el anillo.

Cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara y sólo un viejito fue tan amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo. En afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un cacharro de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro, y rechazó la oferta.

Después de ofrecer su joya a toda persona que se cruzaba en el mercado -más de cien personas- y abatido por su fracaso, monto su caballo y regresó.

Cuánto hubiera deseado el joven tener él mismo esa moneda de oro. Podría entonces habérsela entregado al maestro para liberarlo de su preocupación y recibir entonces su consejo y ayuda. Entró en la habitación.

-Maestro -dijo- lo siento, no es posible conseguir lo que me pediste. Quizás pudiera conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.

-Qué importante lo que dijiste, joven amigo -contestó sonriente el maestro-. Debemos saber primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. ¿Quién mejor que él, para saberlo? Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuanto te da por él. Pero no importa lo que te ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.

El joven volvió a cabalgar.

El joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó y luego le dijo:

-Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo.

-¡¿58 monedas?!-exclamó el joven.

-Sí -replicó el joyero- Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé… si la venta es urgente…

El Joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.

-Siéntate -dijo el maestro después de escucharlo-. Tú eres como este anillo: una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?

Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo pequeño de su mano izquierda.

30 Comments

  1. Natalia Ovalle Avila

    Natalia Ovalle Avila

    11/02/2016 at 20:07

    Gracias

  2. Jöscelyne Victoria Almarza Araya

    Jöscelyne Victoria Almarza Araya

    11/02/2016 at 17:42

    Amiga Natalia Ovalle Avila

  3. Nerea Mollá Rubio

    Nerea Mollá Rubio

    11/02/2016 at 10:59

    Sara Vidal mira la primera de todas ??

  4. Laura Rosa Rojas Ortega

    Laura Rosa Rojas Ortega

    24/01/2016 at 04:43

    Andres Gerardo Callejones

  5. Tete Nava

    Tete Nava

    24/01/2016 at 03:41

    Edith Macias, Janeth Alejandra Alvarez Macias

  6. Adri Vero

    Adri Vero

    24/01/2016 at 02:47

    Adri Vero

  7. Iván G. Ocampos

    Iván G. Ocampos

    24/01/2016 at 01:28

    Macarena Bobadilla

  8. Luis Roberto Sisa Perrazo

    Luis Roberto Sisa Perrazo

    24/01/2016 at 00:25

    Super.mensaje

  9. Adela Castro

    Adela Castro

    23/01/2016 at 21:44

    Namasté

  10. Lisveth Borges Santibañez

    Lisveth Borges Santibañez

    23/01/2016 at 21:27

    me encanto!!

  11. Hebe Zoika Azaña

    Hebe Zoika Azaña

    23/01/2016 at 18:05

    Hermoso 🙂 🙂 gracias por compartir.

  12. Veronica Iporre

    Veronica Iporre

    23/01/2016 at 18:02

    Excelente el cuento!

  13. Franko Kata

    Franko Kata

    23/01/2016 at 14:22

    Gastu Pilloff

  14. Virgi Ey

    Virgi Ey

    23/01/2016 at 14:20

    Excelente! ?

  15. Marisol Palma

    Marisol Palma

    23/01/2016 at 13:45

    Precioso el mensaje…

  16. Ninoska Alvear Herencia

    Ninoska Alvear Herencia

    23/01/2016 at 12:46

    Elio Marruffo

  17. María Belén Giordano

    María Belén Giordano

    23/01/2016 at 12:15

    Ailin Noria

  18. Yanina Jiménez Alcavil

    Yanina Jiménez Alcavil

    23/01/2016 at 11:51

    Caro Jiménez 🙂

  19. Susana Rodríguez

    Susana Rodríguez

    23/01/2016 at 11:16

    Hermoso !!

  20. Gabriela Colon

    Gabriela Colon

    05/01/2016 at 19:29

    Super genial . Me gusto. Lo pondré en practica

  21. Loop Miry

    Loop Miry

    05/01/2016 at 17:56

    Genial

  22. Pingback: Yo | Pearltrees

  23. Ricardo

    08/07/2015 at 01:09

    Muy bueno

  24. Judith Flores Ames

    Judith Flores Ames

    05/07/2015 at 11:24

    Importante

  25. Maria Africa Gonzalez Fernandez

    Maria Africa Gonzalez Fernandez

    05/07/2015 at 08:16

    Gracias por los consejos pondré en práctica todos menos uno.

  26. Johana Serna

    Johana Serna

    05/07/2015 at 04:34

    Sandra Patricia Varela Hernandez

  27. Sabiduria Milenaria Evolutiva

    Sabiduria Milenaria Evolutiva

    05/07/2015 at 02:06

    Gracias,gracias,gracias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *