Alimentos

DEFENDERSE DE RESIDUOS DE PESTICIDAS

By  | 

CÓMO DEFENDERSE DE RESIDUOS DE PESTICIDAS EN ALIMENTOS
¿Qué es un pesticida?
Un pesticida es una mezcla de substancias químicas utilizadas en granjas para destruir o prevenir las plagas, enfermedades y malas hierbas que afecten a los cultivos. De acuerdo a la USDA, el 45% de los cultivos del mundo se pierden por estas causas, por lo que los granjeros se apoyan en los pesticidas.
(CNN) -De acuerdo con un estudio realizado por el Grupo de Trabajo Del Medio Ambiente, si hoy usted come apio no-orgánico cultivado en Estados Unidos, podría estar ingiriendo 67 pesticidas.
Los pesticidas, plaguicidas o fitosanitarios son compuestos químicos que se añaden a los cultivos para protegerlos frente a las plagas y enfermedades que los dañan (insectos, roedores, malas hierbas, hongos, parásitos, bacterias…) durante la cosecha o después de la cosecha. Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación), actualmente las plagas y enfermedad arruinan entre un 25-35% de la cosecha mundial, y las malas hierbas un 10%.
Los pesticidas aumentan la producción mundial de alimentos al proteger contra plagas y enfermedades, mejoran el aspecto de los vegetales, contribuyen a alargar su vida comercial yprotegen al consumidor de algunos peligros (como la contaminación por hongos)
¿Cómo se acumulan en los alimentos? Qué son los residuos de pesticidas?
Los residuos de pesticidas son pequeñas cantidades de pesticidas o sus productos de degradación que permanecen y se acumulan en los alimentos recolectados o almacenados, de forma que al ser ingeridos por el ser humano en grandes cantidades pueden afectar a su salud.
El 85% de los alimentos no contienen residuos de pesticidas
Y los que tienen, se presentan en cantidades muy bajas seguras para los consumidores. Por ello, la Comisión Europea ha establecido los Límites Máximos de Residuos (LMRs) que son los máximos niveles de residuos de pesticidas permitidos legalmente en los alimentos o piensos. Los alimentos que cumplen los LMRs se consideran toxicológicamente aceptables.
23 tipos de biocidas, 4 categorías
Desinfectantes y productos biocidas generales.
Esta categoría incluye los productos biocidas destinados a la higiene humana, desinfectantes utilizados en el ámbito doméstico y en la salud pública, así como otros productos utilizados para desinfectar el aire, las superficies, los materiales, el equipamiento y el mobiliario y que no se utilizan en contacto directo con los productos alimenticios o alimentos para animales en lugares privados, públicos o industriales.
Productos de protección
Utilizados en el interior de contenedores, los productos de protección para el celuloide, la madera, las fibras, el cuero, el caucho y los materiales polímeros, etc.
Productos antiparasitarios
Dentro de esta categoría se encuentran los raticidas, los insecticidas y demás preparados para luchar contra los pájaros, los moluscos, los ácaros, etc.
Otros biocidas
Existen otros biocidas como los utilizados para la protección de alimentos o los alimentos para animales, los productos quitamanchas, los productos utilizados para embalsamar (taxidermia) o los utilizados contra los diferentes parásitos.
¿Cómo se evalúa su seguridad en los alimentos?
En la Unión Europea no se pueden utilizar pesticidas a menos que se haya demostrado científicamente que no produce efectos perjudiciales en los consumidores, agricultores o terceros, que no tienen efectos inaceptables en el medio ambiente y que son suficientemente eficaces. La evaluación de seguridad de consumidores de cada pesticida la realiza la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) de acuerdo a su toxicidad, niveles máximos esperados en los alimentos y diversas dietas de los consumidores europeos.
El grupo, sin fines de lucro y enfocado a temas de salud pública, ha emitido casi 100,000 informes de pesticidas al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y a la Dirección de Medicinas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) para determinar cuáles de las frutas y vegetales que comemos tienen los más altos y los más bajos niveles de residuos químicos.
¿En qué alimentos se encuentran principalmente?
Los residuos de pesticidas se encuentran principalmente en frutas y verduras. Entre estos grupos, existe una diversidad de alimentos más sensibles a la presencia de pesticidas: fresas, uvas, melocotones, albaricoques, nectarinas, lechugas, tomates, berenjenas, espinacas y acelgas.
En los cereales también se encuentran presentes residuos de pesticidas, pero el secado y tostado reduce considerablemente su contenido en grano.
También están presentes en el agua de bebida y en los forrajes que comen los animales, por lo que se pueden encontrar en sus productos derivados, carne, leche y huevos.
¿Pueden pequeñas cantidades de pesticidas dañar su salud?
El gobierno de Estados Unidos dice que consumir pesticidas en pequeñas cantidades no es dañino, pero algunos estudios demuestran la relación entre los pesticidas y los problemas de salud como el cáncer, el trastorno de déficit de atención (hiperactividad), problemas con el sistema nervioso y podría debilitar el sistema inmunológico.
El Grupo de Trabajo Del Medio Ambiente reconoce que los datos de los estudios a largo plazo no están disponibles, pero advierte a los consumidores de los peligros potenciales.
Algunos doctores advierten que los cerebros de los niños en crecimiento son más vulnerables a los pesticidas en los alimentos.
¿Cuáles son los efectos de los residuos para la salud del consumidor?
Existen varios tipos de efectos tóxicos dependiendo de la toxicidad propia de cada pesticida y a la exposición (dosis de pesticida ingerida y tiempo de exposición):
Intoxicación aguda: Exposición a gran dosis de pesticida en un momento puntual, lo que sucede, normalmente, por accidente a quienes manipulan los productos. Las consecuencias son graves causando trastornos digestivos, respiratorios, dermatológicos, nerviosos.
Toxicidad crónica: Para los profesionales: Exposición continuada a dosis considerables de pesticidas de las personas que fabrican o administran los pesticidas en los cultivos dando lugar a efectos reproductivos, carcinogénicos, mutagénicos, neurotóxicos e inmunosupresores.
Para los consumidores: Exposición a pequeñas dosis de pesticidas de forma prolongada generando efectos locales (irritación de piel y mucosas) o sistémicos (alteraciones del sistema hormonal, nervioso, etc)
Más que la cantidad de fungicidas, insecticidas, herbicidas y pesticidas encontrada en los alimentos, lo que plantea un problema, es la frecuencia de su consumo que, aunque se trata de cantidades mínimas, a largo plazo pueden causar graves perjuicios para la salud, pudiendo provocar patologías graves. Muchos experimentos comprobados ha relacionado, especialmente en el medio agrícola, la exposición a este tipo de sustancias con diversas enfermedades.
A menudo, los agricultores usan varios pesticidas para el mismo cultivo y las combinaciones pueden tener una toxicidad diferente que cabría esperar de la suma de los pesticidas por separado, faltando muchas investigaciones al respecto.
Por otro lado, los niños son más susceptibles porque tienen un menor peso corporal y sus órganos están en desarrollo, por lo que a igual dosis de pesticidas que un adulto, mayor efecto de su toxicidad.
El impacto de los pesticidas en la salud
Un estudio realizado en el CIML (Centro de Inmunología de Marsella-Luminy) en colaboración con la Unidad Mixta de Investigación del CNRS (Centro Nacional de Investigación Científica) con el INSERM (Instituto Nacional de la Salud y de la Investigación Médica) y con la Universidad del Mediterráneo, confirmó la relación entre pesticidas y diversos tipos de cáncer. Otros muchos estudios epidemiológicos han demostrado que la exposición a los pesticidas aumenta de forma importante el riesgo de contraer cáncer, alteraciones de la función reproductora y enfermedades neurodegenerativas (parkinson). Los agricultores tienen el doble de riesgo de padecer parkinson debido a la exposición a pesticidas, especialmente a los insecticidas de tipo organoclorados.
¿Cómo se puede reducir el uso de los pesticidas?
Los productores pueden reducir el uso de los pesticidas llevando a cabo Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) refiriéndose al uso seguro, recomendado y autorizado de los pesticidas en cualquier fase de la producción de los alimentos (plantación, recolección, almacenamiento y transporte).
Aparte de respetar los plazos de seguridad previos a la cosecha, donde no se pueden aplicar pesticidas, deben limitar su uso a lo estrictamente necesario para reducir el riesgo de su toxicidad para la salud humana. Para ello, es necesario implementar el control integrado de plagas y enfermedades previniendo mediante una mejor gestión de los cultivos, utilizando alternativas como el uso de enemigos, depredadores y parásitos naturales de las plagas y utilización de feromonas y toxinas para su control, rotando los cultivos, entre otras.
¿Se pueden lavar los pesticidas?
No necesariamente. Las pruebas de pesticidas que se mencionan anteriormente se llevaron a cabo después de que fueron lavadas por la USDA. Además, aunque algunos plaguicidas se encuentran en la superficie de los alimentos, otros plaguicidas están en las raíces y en la planta, y no se pueden quitar.
“Hemos encontrado que el lavado no tiene resultados”, dijo Rosenthal. “Pelar la fruta y la verdura puede ayudar, pero debe de tomar en cuenta que hay pesticidas en el agua, por lo que puede haber pesticidas dentro de la fruta debido a que tomar el agua de la tierra”.
Todos los productos frescos, ya sea que hayan sido cultivadas con o sin pesticidas, deben de ser lavadas con agua para quitar la tierra y las bacterias. Algunos expertos en la salud están de acuerdo que cuando se trate de la ‘docena sucia’, es mejor elegir productos orgánicos, de ser posible.
En la medida en que pueda darse el lujo de hacerlo, los padres deberían comprar productos orgánicos, ya que existen muy buenos estudios que demuestran que las personas que comen más productos orgánicos, reducen el 95% de los pesticidas de su cuerpo en dos semanas
Consejos de prevención en casa
Debido a que los pesticidas se acumulan principalmente en el exterior de las frutas y verduras, se aconseja seguir una serie de recomendaciones en el hogar que podría eliminar entre un 30-70% de los residuos de pesticidas. Aparte de la buena limpieza de las frutas y verduras, el cocinado de los alimentos elimina en gran parte los pesticidas.
Verduras:
Desecha las hojas externas de las verduras
Lava las verduras antes de cocinarlas
Consejo importante en el caso de niños, embarazadas o lactantes: Desecha el caldo de cocción de las verduras, porque puede llevar disueltos restos de pesticidas.
Lava las verduras frotándolas o cepillándolas con agua corriente, caliente y jabonosa durante al menos un minuto, antes de comerlas crudas.
Frutas:
Lava las frutas antes de cocinarlas
Lava las frutas frotándolas o cepillándolas con agua corriente, caliente y jabonosa durante al menos un minuto, antes de comerlas crudas
Pela la fruta ocasionalmente. Puede reducir los residuos de pesticidas, pero también reduce el aporte de fibra y nutrientes.
Lo más alarmante son las frutas y verduras llamadas la ‘docena sucia’, que contienen entre 47 y 67 plaguicidas por porción. Se cree que estos alimentos son más susceptibles porque tienen la piel suave, y tienden a absorber más pesticidas. “Se trata de personas que conocen lo que consumen”, dijo Amy Rosenthal, del Grupo de Trabajo. “La lista se basa en pruebas de pesticidas realizadas después de que la producción del Departamento de Agricultura (USDA, por sus siglas en inglés) fue lavada con agua a alta presión. Los números reflejan lo más cercano a lo que los consumidores compran en las tiendas”.
El grupo sugiere limitar el consumo de pesticidas reducidendo la compra de 12 frutas y verduras orgánicas. “Se puede reducir la exposición a los pesticidas hasta en un 80% si se compra la versión orgánica de la ‘docena sucia’”, dice Rosenthal.
La Docena Sucia
Apio
Duraznos
Fresas
Manzanas
Arándanos
Nectarinas
Pimientos dulces
Espinaca, col rizada y col verde
Cerezas
Papas
Uvas importadas
Lechuga
No todas las frutas y vegetales no-orgánicas tienen un alto nivel de pesticida.
Algunos tienen una cáscara o piel más resistente que actúan como una defensa contra la contaminación por plaguicidas. El grupo encontró un número de frutos y hortalizas no-orgánicos llamado ‘los 15 limpios’, que contienen muy poco o nada de plaguicida.
Los 15 Limpios
Cebollas
Aguacates
Elote dulce
Piñas
Mango
Chícharo dulce
Espárragos
Kiwi
Berenjena
Melón cantaloup
Sandía
Toronja
Cebollas dulces
Camote
Cinco razones para seguir comiendo frutas y verduras
Las frutas y verduras poseen un alto valor nutritivo y un papel protector para la salud debido a los siguientes beneficios:
1. Ricas en vitaminas A, E, C y B, y minerales como potasio y selenio.
2. Alto contenido en fibra, lo que las hace aconsejables cuando se sufren problemas cardiovasculares, estreñimiento, hemorroides o colon irritable.
3. Poseen compuestos antioxidantes que retrasan el envejecimiento celular y reducen el riesgo de desarrollar enfermedades coronarias y cáncer: carotenos (zanahoria), licopeno (tomate, sandía, albaricoques, pomelo rojo), flavonoides (cítricos, manzanas,cebolla), reverastrol (uvas negras)
4. Pobres en calorías.
5. La mezcla de ambos aprovecha mejor el hierro de los vegetales. Conviene tomar vegetales ricos en hierro (ej. legumbres) con frutas con vitamina C (ej. zumo de naranja, fresas o kiwi de postre).
Frutas:
Se recomienda consumir tres o más piezas de fruta al día, preferentemente fresca porque los zumos carecen de la fibra que aporta la fruta entera.
Verduras:
Se recomienda consumir 400 gramos de verduras al día equivalente a dos raciones, una de verduras crudas (ej. ensalada) y otra cocinadas.

2 Comments

  1. Ricardo Gallardo

    Ricardo Gallardo

    17/10/2016 at 21:18

    Hacer agricultura urbana

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *