Consejos

PORQUÉ DEBES QUITARTE TUS COMPLEMENTOS ANTES DE DORMIR

By  | 

Aunque no lleguemos al punto de Mr T y nuestros adornos sean más discretos, debes conocer porqué debes quitarte tus complementos antes de dormir, porque en ocasiones nos la estamos jugando…

Estamos tan cansados al llegar la noche que lo único que queremos es echarnos en la cama y dormir muchas horas seguidas.

Por ello cometemos algunos errores como, por ejemplo, no quitarnos el maquillaje, el sostén o incluso algunas joyas.

Por supuesto que todas tenemos un anillo, unos pendientes o una pulsera favorita que queremos usar en cualquier momento del día y de la noche. Por ello no las quitamos siquiera para dormir.

Sin embargo, a veces no pensamos en lo que ello puede acarrear.

Es preciso tener en cuenta que si nuestras joyas están limpias y los materiales no irritan la piel podría aceptarse su uso a todas horas.

Si tienes sensibilidad a las joyas la exposición prolongada puede provocar diversos síntomas y alergias como, por ejemplo, picazón, resequedad o aspecto escamoso. Incluso algunas personas desarrollan ampollas, enrojecimiento y erupciones.

Si la joya que tanto nos gusta no es de oro o de plata es más probable que provoque una reacción en la piel. Muchos anillos o pulseras tienen un metal llamado níquel que, al contacto con la transpiración y el agua, mancha la piel y la deja negra.

Esto también puede ocurrir durante la noche y cuando se hace ejercicio.

Los dermatólogos pueden detectar la dermatitis por contacto causada por joyas haciendo una prueba muy simple. Con este método se sabe si el paciente es alérgico al níquel, al cobre o a cualquier material que no sea plata, oro o platino.

Una cuestión muy importante es la limpieza (o, mejor dicho, la suciedad) de las joyas que estamos usando. Las bacterias, la transpiración y los aceites pueden dañar tu piel.

Puedes limpiarlas de vez en cuando con dentífrico o incluso con alcohol. Una vez a la semana es suficiente.

Además, si eres de moverte mucho cuando duermes, te puedes lastimar con las puntas de los anillos o los apliques de las pulseras.

Muchas mujeres no se quitan el anillo de compromiso o de matrimonio para dormir o para llevar a cabo los quehaceres domésticos porque tienen miedo de perderlo o que la pareja lo tome a mal.

Pero existen razones médicas para quitartelas…

El problema de los pendientes al dormir

No quiere decir que por usar pendientes todo el día ocurrirá algo malo con tus orejas, ni tampoco que al dejártelas para dormir se infecten o tengas que ir al médico.

No obstante, quizás te convendría prestar atención a estas típicas cuestiones que suceden siempre que nos olvidamos de quitarlos antes de acostarnos:

Dañar la joya

Supongamos que se trata de unos pendientes hermosos con piedras preciosas que te han regalado para tu cumpleaños. Los usas todo el tiempo porque te encantan.

Por supuesto que por la noche no quieres quitártelos. Pero si te los dejas para dormir corres el riesgo de que se rompan o que los apliques se desprendan.

Es muy probable que termines perdiendo esa pieza o, si tienes la suerte de hallarla y la pegas nuevamente, ya no quedará como antes.

Estirar la perforación

Si los pendientes que usas son pequeños y no sobresalen de las orejas esto puede no ser un problema, pero muchas veces usamos modelos largos y pesados y van abriendo cada vez más las perforaciones de las orejas.

Según los médicos, si el pendiente tira de la piel puede incluso provocar una división del lóbulo. Además de quedar muy antiestético es doloroso hasta que cicatrice. ¡Y nunca más podrás volver a usar pendientes otra vez!

Romper las sábanas

Hasta ahora hemos hablado solo de las consecuencias en tu propio cuerpo, pero no de lo que ocurre alrededor. Por ejemplo, con un pendiente se pueden rasgar las sábanas o la ropa o hacer que se quede enganchado en la almohada y eso puede ser doloroso.

Lastimar a otros

Si dormimos con nuestra pareja un arete puede ser un arma mortal. Haz la prueba de apoyar la cabeza en su hombro y en seguida empezará a molestar ese pendiente que no te has quitado.

Si el pendiente es pesado y tú te mueves mucho al dormir puedes también golpearlo en la cara.

Tener menos comodidad

Es imprescindible a la hora de dormir que estemos cómodos para que el sueño sea totalmente renovador. Si llevamos una ropa que nos molesta, hace mucho calor o demasiado frío en la habitación o nos duele el estómago no vamos a poder descansar como corresponde.

Lo mismo atañe a las joyas que usamos. Por ejemplo, un pendiente puede pincharnos si nos acostamos de lado o enredarse con el cabello.

La hinchazón y el uso de joyas

Con todas las actividades que realizas durante el día o por alguna enfermedad puntual (como, por ejemplo, mala circulación o presión arterial elevada) es probable que las extremidades se inflamen por las noches.

Esta puede ser la razón que necesites para quitarte las joyas antes de dormir.

Si tenemos un anillo en el dedo mayor y antes de acostarnos sentimos que nos aprieta o molesta, retíralo usando un poco de jabón y no lo uses hasta la mañana siguiente.

También quita las pulseras, los relojes y las tobilleras.

La hinchazón no tiene que ver con el uso de joyería sino con un proceso del cuerpo, pero lo cierto es que, además, estarás complicando el cuadro o agravando los síntomas si te dejas la bisutería para dormir.

Dificultades respiratorias:

Los collares largos pueden causar problemas al enredarse y aunque es muy dificil que lleguemos a asfixiarnos mientras dormimos si podemos darnos un buen susto..

El uso de gargantillas aumenta el problema por su cercanía con la garganta pues construye la respiración.

Mucho cuidado con los niños

Todo lo expuesto se multiplica hasta el infinito en el caso de bebés o niños pequeños…

Ellos si pueden morir asfixiados por la cuerda del chupete, o por la introducción de un cierre de pendiente caído.

Lo mejor es que no lleven ninguno de esos objetos mientras sean bebés, ellos ya son preciosos en si mismo, no necesitan adornos y además son muy peligrosos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *