Muy Interesante

CONSUELDA

By  | 

El hombre emplea esta planta, la consuelda (Symphytum officinale L.) desde hace milenios para curar heridas y fracturas de huesos, en la Edad Media se cultivaba en los monasterios tanto como planta medicinal como comestible. Pero no todo es positivo en esta planta tan útil para el aventurero, que debe conocer los riesgos para valorar la conveniencia de su uso.

La consuelda como medicina
Como ya hemos comentado, la consuelda posee un gran poder cicatrizante conocido desde muy antiguo y reconocido oficialmente al descubrirse entre sus componentes la alantoina, responsable de esta cualidad y componente de múltiples preparados farmacéuticos. Este compuesto la hace muy útil en casos de heridas que curan mal, llagas, úlceras, quemaduras; también posee cualidades como emoliente (calma la piel y las mucosas inflamadas), lo cual la hace eficaz en el tratamiento de eccemas, erupciones, irritaciones e inflamaciones cutáneas aplicado en forma de compresa o cataplasma. No debe aplicarse en heridas sucias, pues la rápida cicatrización podría atrapar la suciedad.

Como astrigente (cierra y contrae los tejidos capilares y orificios y tiende a disminuir la secreción de las mucosas) es útil en casos de faringitis, inflamación de las encías y estomatitis realizando enjuagues.

En uso interno como infusión se ha empleado para tratar úlceras, diarreas y tos entre otras afecciones, pero debido a la toxicidad sobre el hígado que parecen revelar recientes investigaciones es conveniente no abusar de su consumo o sustituirla por otras plantas. Tanto la raiz como las hojas y las flores son ricas en alantoina. Las raíces se recogen en primavera y otoño; las flores y las hojas, durante la floración a comienzos del verano. Para conservarlos en nuestro botiquín natural los secaremos rápidamente al sol.
Las compresas se preparan con 100 ó 200gr de raíz u hojas por litro de agua. Se hierve y se deja enfriar y macerar durante un par de horas. Luego se empapan las compresas y se aplican sobre la zona que queremos tratar cambiándolas 2 ó 3 veces diarias. La cataplasma se prepara con raíz de consuelda fresca triturada o machacada. Se renueva 2 ó 3 veces al día.

La consuelda como comestible
La consuelda se ha utilizado en la alimentación humana durante mucho tiempo, tanto recolectada en plena naturaleza como cultivada y es rica en vitamina B12. Los tallos se pueden consumir como espárragos, las hojas jóvenes en ensalada o hervidas. No obstante su toxicidad hace que deba moderarse o eliminarse su consumo.

Toxicidad
Estudios recientes parecen demostrar que esta planta posee alcaloides tóxicos sobre el hígado capaces de provocar cancer, por lo cual no debemos abusar de ella tanto en alimentación como en uso interno en aplicaciones medicinales.

Cultivo
La consuelda es una planta herbácea penenne que puede alcanzar una altura en torno a 1m. En la naturaleza prefiere situaciones soleadas o con poca sombra y tierra húmeda y fértil. Se Multiplica por semillas, pero es más sencillo dividirla por esquejes. Se puede plantar de mayo a septiembre. Su raíz es muy profunda, lo cual dificulta el trasplante, así que es mejor plantarla en el lugar definitivo donde queramos que crezca.

Otros usos y curiosidades
La consuelda pertenece a ese grupo de plantas cuyos usos parecen casi ilimitados a lo largo de la historia. Se ha empleado como afrodisiaco, para preparar sucedáneos del té y del café, para curtir el cuero, como amuleto mágico, como ornamental en los jardines medievales…
Antiguamente se creía que la naturaleza ponía señales para que el hombre pudiera reconocer las propiedades de las plantas. En este caso, era la forma en que las hojas se soldaban con el tallo lo que revelaba el poder cicatrizante y soldador de la consuelda.

Descripción y características
La consuelda es una planta vivaz que puede alcanzar 1 metro o más de alto, de flores con forma de campana y color amarillento rosáceo o violáceo. Las hojas son grandes, entre ovaladas y lanceoladas; las inferiores, más anchas y con peciolo. Crece en prados húmedos, bordes de ríos y arroyos y, en general, en terrenos húmedos y ricos en humus.

5 Comments

  1. Angel Guerra

    Angel Guerra

    29/10/2016 at 18:00

    Suelda consuelda

  2. Andres Amparan Leon

    02/03/2015 at 01:27

    de verdad es sorprendente

  3. Perromono Moscablue Chirile

    02/03/2015 at 00:56

    Qué bella!

  4. Raquel Martinez Lopez

    21/01/2015 at 03:57

    ES MUY BUENA, PARA LAS FRACTURAS.

  5. Ma Rita Gutierrez Hinojosa

    20/01/2015 at 02:42

    Nunca debemos perder ésos conocimientos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *