Muy Interesante

CONSEJOS PARA ALIVIAR LA GASTRITIS

By  | 

La gastritis es el término empleado para la inflamación de la mucosa gástrica, la gastritis puede variar en intensidad, puede que se trate de una gastritis crónica o aguda y los síntomas se caracterizan por:

Dolor urente o ardor en la boca del estomago
malestar estomacal
halitosis
mal sabor en la boca.
Pérdida de apetito
Náuseas
vómitos

Cuando la persona presenta alguno de estos síntomas, se recomienda que consulte a su médico para un diagnostico y tratamiento adecuado, pero debemos destacar que existen remedios caseros y naturales que podrían ayudar en su tratamiento. Además son de gran ayuda las técnicas y tratamientos que ayudan a reducir el estrés y la ansiedad.

Remedios caseros para la gastritis

El ajwain, una cucharadita en un vaso de agua tibia mezclada con una cucharada de miel, se ha utilizado por mucho tiempo para mejorar los síntomas de la gastritis.

El agua de coco, es rico en ácidos grasos insaturados, los cuales tendrían un efecto anti-inflamatorio, que al parecer serían muy eficaces eficaz en el tratamiento de la gastritis, usualmente las personas acostumbran tomar 1 vaso de agua de coco dos veces al día.

Masticar el jengibre fresco antes de las comidas o el hinojo asado después de las comidas podría ser útil para prevenir y curar la gastritis.

El jugo de patata, ½ vaso media hora antes de las comidas también ha sido utilizado con aparentemente muy buena efectividad para mejorar la gastritis.

Usualmente las personas con gastritis suelen recurrir a una mezcla de 200 ml de jugo de espinaca con 300 ml de jugo de zanahoria, tomándola una vez al día.

Colocar 2 cucharaditas de hojas de durazno o de melocotón, en una taza agua hirviendo, deje enfriar por unos 10 minutos, se acostumbra tomar 1 taza 3 veces al día. Otro podría ser el beber un té de regaliz tres veces al día.

Tome de 3 a 4 higos y póngalos en 3 tazas de agua tibia durante 10 minutos, deje reposar y tome 1 taza tres veces al día para ayudar a la gastritis tratamiento.

Tomar alrededor de 8 a 10 vasos de agua a temperatura ambiente, ayuda a obtener alivio de la gastritis.

Compresas con calor en el abdomen a nivel del estómago se ha descrito como efectivo.

NO consuma: Alimentos picantes, comidas muy calientes o muy frías, cítricos o alimentos ácidos, encurtidos, chiles, condimentos y especias, especialmente pimienta roja, las bebidas cafeinadas y el cigarrillo (la nicotina).

 

MAS INFORMACIÓN SOBRE LA GASTRITIS

Existen varios tipos de gastritis:

Aguda: Se le llama Gastritis Aguda cuando la inflamación es repentina. Los síntomas de gastritis son mas pronunciados. Es mas fácil de aliviar con un buen plan de tratamiento.

Crónica: Se le llama Gastritis Crónica cuando La inflamación dura por tiempo prolongado. (meses o anos) En la mayoría de los casos, la persona afectada, puede controlar los síntomas pero por lo regular la inflamación sigue allí. Existen varios subtipos de gastritis bajo la categoría de la Gastritis Crónica.

Erosiva: Se le llama Gastritis Erosiva cuando se presentan erosiones superficiales (dentro del estomago). No tan mala como la ulcera.

Atrofica: Se le llama Gastritis Atrofica cuando la mucosa se a danado o perdido en su totalidad. (es la ultima fase de la Gastritis Crónica). Es decir, es cuando la capa protectora se a gastado en su totalidad. Se cree que la Gastritis Atrofica es cancerosa.

 

OTROS FACTORES:

Los factores etiológicos son múltiples pudiendo agruparse en infecciosos, irritantes químicos, inmunológicos y genéticos.

En cuanto a la etiología infecciosa, varios gérmenes pueden causar lesiones inflamatorias del tipo de gastritis crónica. El germen más frecuentemente asociado a las gastritis crónicas antrales con úlcera duodenal es el H. pylori.

Se encuentra presente también en las gastritis de antro y cuerpo (pangastritis) no asociadas a ulcus gastroduodenal. La colonización gástrica comienza en el antro, debido a la actividad del tipo ureasa, penetrando en el epitelio, con lo que consigue desencadenar una cascada inflamatoria.

Entre los irritantes químicos, la alcalinización del pH intragástrico por la presencia de bilis puede producir una gastritis crónica. Esta situación es frecuente en los pacientes con estómagos operados (gastrectomía).

En las gastritis de cuerpo con atrofia gástrica que cursan con aclorhidria y anemia perniciosa pueden existir anticuerpos anticélulas parietales y/o antifactor intrínseco.

También se acepta que la infección por H. pylori en pacientes predispuestos genéticamente puede originar esta forma de gastritis crónica atrófica. Así, los pacientes con gastritis crónica atrófica y anticuerpos pueden padecer otras enfermedades autoinmunes asociadas (tiroiditis, lupus eritematoso sistémico…).

Las gastritis crónicas no tienen unos síntomas específicos de la enfermedad. Hay pacientes asintomáticos, otros presentan síntomas dispépticos del tipo molestia en epigastrio, pesadez postprandial, aerofagia…

Existen estudios que demuestran que los síntomas dispépticos aparecen en igual proporción en las gastritis producidas por H. pylori que en las que no tienen este germen.

Otras formas de presentación pueden ser anemia perniciosa, anemia ferropénica inespecífica…

No existen estudios epidemiológicos extensos de gastritis crónica en España que se puedan aplicar a la totalidad de la población, aunque se conoce que la incidencia aumenta con la edad.

Desde que se aceptó que el agente etiológico principal es el H. pylori, existen estudios sobre la infección por este germen. La mayoría de los pacientes infectados tienen cierto grado de gastritis crónica, por lo que se pueden deducir los datos de la enfermedad analizando los estudios sobre prevalencia de H. pylori.

En los países en vías de desarrollo, con un sistema sanitario deficiente, bajo nivel cultural y económico, la prevalencia de gastritis crónica asociada a H. pylori es de 60-80% en niños y de 100% en adultos y ancianos.

En los países desarrollados, con mejor asistencia sanitaria y cultural y mayores ingresos económicos, la prevalencia en niños es de 5-10% y en adultos 20-30%, siendo de un 60-70% en los mayores de 40 años.

1 Comment

  1. Amarilis Soto Medina

    Amarilis Soto Medina

    19/01/2016 at 06:28

    Mixzalee Gorritz Ramos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *