Conciencia Corporal

Cómo tratar el DOLOR DE ESPALDA, HOMBROS Y CONTRACTURAS

By  | 

En la mayoría de los casos, el dolor de espalda se origina por contractura muscular, traumatismo o deformidad de la columna. Aproximádamente, en uno de cada 10 casos, tiene su origen en una enfermedad sistémica.
El dolor de espalda puede aparecer en cualquier lugar de la columna, desde el cuello hasta la región lumbar y puede localizarse en una pequeña zona o extenderse a un área amplia; asímismo, puede irradiar a partir de la zona de origen.
El dolor de espalda tiene múltiples causas, incluyendo degeneración de las vértebras, infección, tumor, sobrecarga y traumatismos. La causa exacta puede ser dificil de identificar, ya que puede originarse en tejidos blandos, en el hueso, en el disco intervertebral o en los nervios que inervan estas estructuras.

Los factores de riesgo para el dolor lumbar incluyen trabajos que requieren movimientos repetitivos, exposición a la vibración ocasionada por vehículos o maquinaria industrial, incluso el consumo de cigarrillos. Ciertos deportes, como la carrera pedrestre, el esquí, o la conducción de vehículos durante períodos prolongados de tiempo, pueden asociarse también con dolor lumbar.
Enfermedades como la artrosis de la columna, espondilitis y osteoporosis pueden también , ser causa de dolor. Alguna de estas enfermedades son más prevalentes en los ancianos y, por lo tanto, las personas mayores tienen mayor riesgo de padecer dolor lumbar.

EJERCICIOS RECOMENDADOS

Lo primero, es hacer estiramientos suaves diariamente. Luego, colgarse relajado de una barra o del marco de una puerta. Lo ideal es una barra con tubo de acero a una altura en que al cogerse por las manos, te quedes colgando con los pies al aire.

El tubo puede ponerse en un pasadizo, por el que transites diariamente, y convertir en una costumbre el estirarte de dicha manera.

Si tienes problemas de dolores en los hombros, debes hacer calentamiento previo en esta zona.

Los dolores de hombros o en la zona de los omóplatos generalmente son debidos a contracturas.

Las contracturas se deben a un fatiga del músculo, ya que los intervalos de tiempo entre las contracciones normales que hacen los músculos son muy rápidas, no dando tiempo a que se relajen. Como se contraen demasiado, se origina un abultamiento o bola que se siente al palparse la zona dolorida.

Esta fatiga muscular puede deberse a una causa física, por exceso de trabajo de un grupo de músculos, pero también por estrés, miedo o nerviosismo y posturas incorrectas.

Para eliminarlas, se puede intentar los masajes con los dedos o palmas de las manos. Adicionalmente, se puede oprimir cada contractura, con lo que se incrementará el dolor momentáneamente.

La técnica del pellizco, como si se cogiera una pelota de tenis con las manos, es muy útil. Imagina de la misma manera como una gata lleva a sus gatitos por el cuello, solo que en este caso tu lo debes hacer con la mano.

Este pellizco puede hacerse más intenso elevando la piel lo más posible, originando una liberación y descongestión del área contracturada.

Para el tratamiento de los dolores de espalda en general, y que incluye los omóplatos, también es recomendable la práctica de acostarse en un plano inclinado.

Esto se puede hacer, con unos 30 grados de inclinación, en una tabla inversa (como se ve en la foto adjunta) y acostarte en ella con la cabeza hacia abajo, decúbito dorsal, por espacio de unos 5 minutos todos los días. Puedes empezar con unos 3 minutos. Máximo 10 minutos. No debes hacerlo si acabas de ingerir alimentos.

La acupuntura ayudará mucho. Igualmente, ir al osteópata o quiropráctico.

Los estiramientos de yoga son muy aconsejables, así como los masajes en general.

Si el dolor es crónico, puedes agregar magnesio y colagéno en tu dieta, así como consumir bicarbonato de sodio, cuando se trata de dolores producto de la acidificación de los tejidos del cuerpo.

Lo de colgarse de un tubo, es la recomendación principal y debes hacerlo por siempre. Con el paso de los años, existe la tendencia de perder estatura. Con este ejercicio, en donde no tienes que hacer nada más que sostenerte de ambas manos y que tus pies queden colgando, evitarás o prolongarás en el tiempo esta disminución a la que todos somos propensos.

Con solo colgarte aliviarás los dolores y prevendrás problemas mayores.

En otro primer orden de importancia, también puedes acostarte de espaldas sobre una pelota grande, de las que se utilizan para hacer ejercicios en las clases de los gimnasios.

Al acostarte sobre la pelota, de aproximadamente 65 cms. de diámetro, reacomodarás las vertebras y te aliviarás de muchas dolencias. Sobre todo, vas a prevenir el desgaste de los espacios intervertebrales.

Puedes hacer diversos movimientos sobre la pelota y hasta hacer vibrar todo el cuerpo para que adquieras mayor beneficio.

10 Comments

  1. Gloria Bonavia Ramio

    Gloria Bonavia Ramio

    11/03/2016 at 14:31

    Gracias

  2. Maria Leticia Cervantes

    Maria Leticia Cervantes

    11/03/2016 at 09:24

    .

  3. Karina Armas

    Karina Armas

    26/12/2015 at 01:31

    Jorge De la Isla

  4. Angélica Cogollo

    Angélica Cogollo

    21/10/2015 at 01:50

    Camilo Cogollo Calderon

  5. Martha Ayon Ramirez

    Martha Ayon Ramirez

    20/10/2015 at 20:39

    Ramon Arce Ruiz

  6. Guadalupe Alvarez Sanchez

    Guadalupe Alvarez Sanchez

    20/10/2015 at 16:02

    Buena informacion.

  7. Elizabeth Manrique

    Elizabeth Manrique

    20/10/2015 at 04:27

    buenos consejos

  8. Javier Sosa

    Javier Sosa

    20/10/2015 at 01:06

    De hombros ,tambien

  9. Marina

    15/06/2015 at 07:14

    Me encanto esta pagina me gustaria q siguieran enviando de todo tipo para q nos enseñen como cuidar nuestro cuerpo y q hacer con nuestras dolencias gracias

    • ANA LUCIA matute

      04/11/2015 at 04:29

      Muchas gracias.. Por todas estas publicaciones que son tan importante. Yo lo tomare muy en cuenta…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *