Salud General

Cómo funciona la vacuna contra la gripe

By  | 

La gripe, gripa o influenza es una enfermedad infecciosa de mamíferos causada por un tipo de virus de ARN de la familia de los Orthomyxoviridae. Las palabras gripe y gripa proceden de la palabra francesa grippe (procedente del suizo-alemán grupi) (acurrucarse), mientras que influenza procede del italiano.

En los seres humanos afecta a las vías respiratorias, inicialmente puede ser similar a un resfriado y con frecuencia se acompaña de síntomas generales como dolor de garganta, debilidad, dolores musculares (mialgias), dolor estomacal, articulares (artralgias) y de cabeza (cefalea), con tos (que generalmente es seca y sin mucosidad), malestar general y algunos signos como pueda ser la fiebre.

En algunos casos más graves puede complicarse con pulmonía (neumonía), que puede resultar mortal, especialmente en niños pequeños y sobre todo en adultos mayores. Aunque se puede confundir con el resfriado común (catarro), la gripe es una enfermedad más grave y está causada por un tipo diferente de virus. También puede provocar, más a menudo en niños, náuseas y vómitos, que al ser síntomas de gastroenteritis hace que se denomine gripe estomacal o abdominal.

La gripe se transmite desde individuos infectados a través de gotas en aerosol cargadas de virus (procedentes de secreción nasal, bronquial o saliva que contenga alguna de ellas4 ), que son emitidas con la tos o los estornudos o sólo al hablar. Ya mucho más raramente, a través de las heces de pájaros infectados. También es transmisible por la sangre y por las superficies u objetos contaminados con el virus, que se denominan fómites.

Tipos de virus de la gripe

Orthomyxoviridae, H5N1.
El virus de la gripe es un virus ARN de la familia de los Orthomyxoviridae, que comprende cinco géneros:28

Influenzavirus A
Influenzavirus B
Influenzavirus C
Isavirus
Thogotovirus

La gripe es una enfermedad infecciosa de las vías respiratorias que se origina a causa de un virus. Destaca sobre todo por su alta capacidad para transmitirse de una persona a otra. La temporada con más incidencia se registra entre los meses de noviembre y marzo. Los síntomas se reflejan en un principio con fiebre y escalofríos, que suelen ir acompañados de congestión nasal, molestias en la garganta, dolor de cabeza, pérdida de apetito, dolores musculares, tos seca y malestar general.

Cómo funciona la vacuna contra la gripe

La vacunación de la gripe se aconseja sobre todo a aquellos grupos de población que tengan un alto riesgo de sufrir complicaciones. Entre ellos se encuentran las siguientes personas:
Los que tengas edades superiores a los 65 años y que residan en espacios cerrados como pueden ser residencias de mayores.

Personas menores de 65 años que sufran un alto riesgo de complicaciones a consecuencia de la gripe, entre los que están los adultos con enfermedades pulmonares y cardiovasculares, los que sufran obesidad mórbida, insuficiencia renal, enfermedades neuromusculares graves, trastorno que conllevan disfunción cognitivia, hemoglobinopatías y anemias, entre otros.

Trabajadores que puedan transmitir la enfermedad a aquellos que cuenten con un elevado riesgo de presentar complicaciones, entre los que se encuentran los profesionales de los centros sanitarios, personas que prestan servicios de cuidados domiciliarios a ancianos o personas que conviven con alguno de los grupos de alto riesgo.

Profesionales que prestan un servicio público esencial, como pueden ser los bomberos, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, trabajadores de instituciones penitenciarias y los que realizan su labor en los servicios de emergencia sanitarios.

La fecha del inicio de la campaña de la vacuna de la gripe viene marcada por la época en la que empieza a aparecer el virus, que suele ser octubre y noviembre en el hemisferio norte. Por eso, en las comunidades autónomas de España los centros de salud empiezan a mediados de septiembre o comienzos de octubre a suministrar la vacuna. Empieza a hacer efecto al cabo de dos semanas desde que se aplica, por lo que no aconsejan demorarse en exceso a la hora de ponerla.

La vacuna antigripal para los adultos se debe administrar en una sola dosis, por lo general por vía subcutánea o intramuscular en la parte superior del brazo. Entre los seis meses y hasta los tres años el contenido de la vacuna es de 0,25 ml, para pasar al doble a partir de los tres años.

Su capacidad protectora dependerá de dos factores básicos: el estado de salud y la edad de la persona, y la similitud de los virus circulantes y los contenidos de la vacuna.

5 Comments

  1. Begoña Carril

    Begoña Carril

    16/05/2016 at 09:36

    Como que como funciona? Pues Mal, ¿no?

  2. Rosa María De Oliveira

    Rosa María De Oliveira

    03/02/2016 at 07:44

    comparto gracias

  3. Ethel

    16/11/2015 at 15:36

    Hola: Leì el artículo, muy interesante para mi, sobre todo porque no estoy muy de acuerdo con esa vacuna, y justo quería saber como funcionaba, sin embargo, aun cuando lo pones como un subtítulo, lo que desarrollas es el tipo de personas candidatas a usarla. Me gustaría que profundizaras en como funciona. Yo me la puse una vez, y el brazo me quedó inutilizado por varios dias, me dolìa muchísimo y sin fuerzar para accionarlo. Por supuesto, no la usè mas, ni la recomiendo. Gracias de antemano por tu comentario

  4. Yolanda Moros

    Yolanda Moros

    15/11/2015 at 23:14

    Asociación pro libertad de vacunación.

  5. Ale

    14/11/2015 at 19:19

    En toda la nota jamás menciona cómo funciona la gripe. A quién suministrarla y cómo suministrarla no explica cómo funciona física y químicamente el virus en el cuerpo humano.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *