Psicología

COMO ACALLAR EL DIALOGO INTERNO

By  | 

Probablemente en más de una ocasión te habrás dado cuenta de que estás sumergido en un diálogo interno que no termina, es como si fuese un disco rayado que se repite al infinito y tú lo único que deseas es que termine de una vez y por todas. Es algo que nos ha pasado a todos, fundamentalmente cuando debemos solucionar un problema o estamos pasando por una situación muy tensionante.

Sin embargo, el problema de este tipo de diálogo interior estriba en que no es beneficioso, no se trata de esa conversación que sostenemos con nosotros mismos cuando queremos solucionar un problema, se trata más bien de una voz molesta que nos recuerda continuamente cosas negativas que desearíamos y deberíamos evitar. Es esa voz que te dice que no lograrás lo que te propones o la que te detiene y te impide actuar mostrándote un cuadro catastrofista.

En esos casos, lo mejor es acallar el diálogo interior, limpiar la mente. ¿Cómo hacerlo? El budismo y sus técnicas milenarias vienen a darnos una mano.

Eliminar las ideas indeseadas controlando la respiración

Una excelente estrategia es concentrarse en la respiración. Cuando te des cuenta de que ese diálogo malsano ha comenzado, ve a un lugar tranquilo y concéntrate en tu respiración.

Cierra los ojos y toma lentamente el aire por la nariz, reténlo y luego expúlsalo aún más lentamente por la boca.

Focalízate en la manera en que se mueve tu pecho con cada inspiración y expiración.

Esfuérzate por hacer que cada inspiración y expiración sean siempre más largas.

Mientras tanto, percibe como tu mente se va despejando y te llena una sensación de tranquilidad.

Si lo prefieres, las primeras veces puede ser de ayuda que te repitas mentalmente un mantra cada vez que hagas la expiración: “estoy tranquilo”, “mi mente está vacía” o “me siento relajado”, lo que prefieras.

Cada persona necesitará tiempos diferentes para poder alcanzar ese estado de tranquilidad mental, lo usual es que las primeras veces te tome un poco más pero después, cuando tengas práctica, ni siquiera tendrás que ir a un lugar tranquilo, podrás realizar este ejercicio de respiración incluso en una oficina llena de gente.

Es posible que las primeras veces notes cómo las ideas indeseadas intentan colarse en tu mente. Es algo normal, no les PRESTESdemasiada atención y continúa con el ejercicio.

La técnica del anclaje

Otra técnica para acallar el diálogo interior consiste en crear un anclaje.
Es decir, tenemos que lograr que cuando hagamos un sencillo movimiento, nuestros pensamientos indeseados desaparezcan como por arte de magia, para ello tenemos que establecer una conexión entre el movimiento y las ideas rumiativas.

Pero será mejor que vayamos por pasos:

1. Busca una idea que te preocupe y que te suela dar vueltas en la cabeza una y otra vez. Deja que tome el control de tu mente, desata ese diálogo interior que antes querías acallar.
2. Concéntrate en ese monólogo, siente cuánto te molesta, experimenta todas las sensaciones que provoca en ti. ¿Lo has hecho?
3. Ahora simplemente aplasta rápidamente tu lengua contra la parte inferior de la boca y mira a ver qué pasa. De seguro habrás notado que el diálogo interior se acalló, al menos durante unos instantes. Disfruta de esa sensación de vacío mental.

¡Bien! Ahora no te queda sino practicar con frecuencia hasta que logres crear un reflejo condicionado que puedas usar en cualquier lugar, siempre que te asalten esos pensamientos indeseados.

Obviamente, puedes utilizar cualquier movimiento como anclaje que te sirva para cortar rápidamente la secuencia de pensamientos, hay a quienes les da resultado simplemente chasqueando la lengua.
Deberás encontrar el movimiento adecuado para ti.

8 Comments

  1. Patricia Alarcon

    Patricia Alarcon

    26/11/2016 at 15:35

    Patricia Suarez

  2. Lourdes Gil

    Lourdes Gil

    05/02/2016 at 16:19

    Gracias por las sugerencias ! Yo he sufrido accidentes por tener mi mente ocupada en malos recuerdos de mi pasado. Pondré en práctica sus consejos.

    • carmen Svira

      05/07/2016 at 01:33

      uy…, un accidente por rememorar un hecho que ya paso, que no tiene remedio.

  3. Octavio Carrazco

    Octavio Carrazco

    02/02/2016 at 05:40

    GRASIAS

  4. Marcos Videla

    Marcos Videla

    02/02/2016 at 02:31

    Genial, yo tengo una técnica de anclaje, me pego con la palma en el medio de la frente. Lo hacía de una manera instintiva ya que desconocía de este tema

  5. Ignacio Ortega

    Ignacio Ortega

    15/08/2015 at 15:16

    Tengo una duda que significa “chasquear la lengua” …?

  6. Luuis Migueel

    Luuis Migueel

    15/08/2015 at 14:01

    Impedir acallar el diálogo interno es como pedirle al viento que deje de soplar: lo mejor que se puede hacer es construir cometas, y sujetarlas con el hilo la Atención.

  7. Beatriz Sánchez Plaza

    Beatriz Sánchez Plaza

    14/08/2015 at 13:47

    Gracias???

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *