Alimentos

BENEFICIOS DE LAS SEMILLAS DE ALBARICOQUE

By  | 

Los Hunza un pueblo que vive en el Himalaya, entre la India Paquistán y China, según algunos investigadores, viven más de 90 años y no padecen de cáncer hasta que abandonan su región y adoptan otras dietas. Además son muy longevos.
Los Hunza un pueblo de la región del Himalaya al oeste de Paquistán, también han popularizado sin quererlo las semillas de albaricoque, uno de los productos característicos de su dieta son las semillas de albaricoque, según cuentan ingieren entre 30 y 50 semillas de albaricoque al día, además elaboran aceite para cocinar con las semillas de albaricoque.

BENEFICIOS DE LAS SEMILLAS DE ALBARICOQUE

El albaricoque es tan importante que miden la riqueza de un hombre por la cantidad de árboles de éste fruto que poseen. Su dieta es rica en semillas, bayas, cereales y verduras, especialmente en verano. La semilla de albaricoque y algunos de éstos alimentos son ricos en B17.

BENEFICIOS DE LAS SEMILLAS DE ALBARICOQUE

Según la cultura popular, las semillas de albaricoque se consumían con cierta regularidad especialmente en épocas de escasez en el siglo pasado.

BENEFICIOS DE LAS SEMILLAS DE ALBARICOQUE

Las semillas de albaricoque, también llamadas Semillas de Damasco, Almendras Amargas, Chabacano, Almendras de Albaricoque, son la parte blanda que se encuentra dentro del hueso del albaricoque, tradicionalmente ha sido una fuente de alimento; antiguamente, especialmente en épocas de escasez, guerras y posguerras, la gente ha comido las semillas de los huesos de albaricoque con total normalidad.
Las semillas de albaricoque también se utilizan para producir aceite, muy popular por sus cualidades antioxidantes y nutritivas en el uso cosmético, especialmente en productos para bebés.
Y ¡qué hay del popular Amaretto Italiano de calidad!, es un licor elaborado con semillas de albaricoque amargas y almendras.
Según algunas informaciones las semillas de albaricoque se han utilizado como remedio alternativo coadyuvante en Rusia desde 1845.
La medicina tradicional China las recomienda en casos de tensión alta, indigestiones, enfermedades respiratorias y artritis entre otras.
Las Semillas de Albaricoque y la Vitamina B17
Las semillas de albaricoque son ricas en Vitamina B17 también denominada Amigdalina, Laetrile o Nitrilosida, aunque no son las únicas también la contienen las semillas de otras frutas como los melocotones, las ciruelas, las almendras, las nueces, las semillas de manzana, las pepitas de uva, las pepitas de sandía ……
Tipos de Semillas de Albaricoque
Almendras o Semillas Dulces, de sabor mas suave tienen menos amigdalina o laetrile
Almendras o Semillas Amargas, de sabor amargo por su contenido en amigdalina es la más utilizada en ciertas terapias.
http://www.clubsaludnatural.com/
Semillas de Damasco contra el estreñimiento
Entre los beneficios saludables de las semillas de damasco se encuentran los relacionados a la salud digestiva, ya quealivian el estreñimiento, según Jin Youyu, profesor de la Universidad Capital de Beijing, define en su libro, “El poder curativo de las hierbas medicinales chinas y recetas”, que los núcleos de estas semillas tienen potentes propiedades laxantes naturales, ya que humedecen la materia fecal promoviendo los movimientos intestinales de forma natural.
Como remedio tradicional chino para el estreñimiento las semillas de damasco se preparan en decocción, en una proporción de dos semillas de damasco y una almendra o semilla de durazno.
Otros beneficios de estas semillas
Las semillas de damasco contienen una alta concentración de vitamina B17, un nutriente que se cree es beneficioso en el tratamiento y prevención del cáncer, que según Elson M. Haas, director médico del Centro de Medicina Preventiva en California, el principal beneficio asociado con la vitamina B17 se encuentra en el tratamiento del cáncer, cuyos efectos puntuales son la capacidad de reducir el tamaño de tumores y prevenir su propagación a los tejidos sanos.
Otro factor relacionado a sus beneficios anti cáncer, es que también tiene propiedades analgésicas que ayudan a aliviar el dolor intenso asociado con el proceso canceroso. Otros beneficios reportados sobre la acción terapéutica de esta vitamina hacen referencia altratamiento del reumatismo y la hipertensión arterial.
Para tener muy en cuenta; el consumo exagerado y desmedido de semillas de damasco es muy grave, ya que posee altos niveles de cianuro en sus núcleos, los cuales en exceso pueden ser tóxicos y perjudiciales para su salud, por ello solo se deben consumir bajo control profesional..
Semillas de damasco y cáncer
En la época hacia los fines de la década de los años 60 y los comienzos de los 70 hubo gran agitación política-legal, primordialmente en el estado de California (EE.UU.) a causa de la prescripción médica de la vitamina B-17, también conocida como Laetril, para el tratamiento del cáncer. Proveniente de la pepita del carozo del damasco (chabacano, albaricoque), esta vitamina cura, decidida y definitivamente, el cáncer.
Sin embargo, en los EE.UU. las autoridades han prohibido todo tratamiento de cáncer que no fuere uno de los tratamientos tradicionales, aprobados por el sistema regente. Muchos médicos, enfermero(a)s, y un sinnúmero de otros practicantes de las artes curativas han sido encarcelados, inculpados de curar a pacientes de cáncer mediante tratamientos que no estaban en la lista oficial. Como resultado de estas litigaciones muchos de estos profesionales se han trasladado a otros países.
Como nos explica el Profesor Edward Griffin en sus numerosas exposiciones sobre las bondades de la amigdalina, los vaqueros el Medio Oeste Americano no entendían porque algunas reses desarrollaban cáncer en el morro durante el invierno para asombrosamente remitir hasta desaparecer durante la primavera, cuando finalmente los investigadores decidieron averiguar qué proceso se estaba produciendo, se dieron cuenta de que con el deshielo las vacas tenían acceso a los primeros brotes de hierba muy rica en amigdalina.
Se ha descubierto recientemente que las propiedades curativas de la vitamina B-17, específicas en contra del cáncer, se deben a que en presencia de agua y de la enzima beta-glucosamidasa, la molécula de B-17 genera cianuro y benzaldehido. Estos compuestos son, individualmente sumamente tóxicos, pero funcionando en simbiosis se multiplican sus efectos por un factor que se calcula los hace cerca de 100 veces más potentes. Esta enzima, la beta-glucosamidasa, se encuentra en cantidades significativas en las células cancerosas, y muy poco en el resto del cuerpo, por lo general hasta 100 veces más. Por consiguiente, estas sustancias tóxicas destruyen únicamente a las células cancerosas. Una verdadera quimioterapia, específica, localizada y muy eficaz.
Y, ¿cómo es que, con el tiempo, no se envenena el resto del cuerpo sano? Resulta que hay otra enzima, la rodanasa, que identificaremos como una “protectora” del organismo (desde 1965 se conoce a la rodanasa como tiosulfato de transulfurasa). La rodanasa neutraliza al cianuro y lo transforma en subproductos que no solamente no son tóxicos, sino que resultan en nutrientes benéficos para el organismo. Esta enzima abunda en todo el cuerpo, pero no la hay en las células cancerosas, que por lo tanto, no tienen protección ni defensa.
La semilla del damasco (albaricoque) destruye a las células cancerosas. Las preguntas y respuestas a continuación provienen del libro “World Without Cancer” (Un Mundo Libre del Cáncer) por G. Edward Griffin; y no constituyen forma alguna de diagnóstico, ni de recomendación o sugerencia de tratamiento alguno.
¿Qué cantidades se pueden ingerir?
Para quien tenga cáncer: Es muy importante comer semillas, las que se deben masticar lentamente; y que se deben conservar en la boca el tiempo necesario hasta que se licuen. Lo ideal es comer dos semillas, o pepitas, por hora, durante el transcurso del día. Los mejores resultados se han observado con el consumo de tres a cinco (3 a 5) pepitas cada hora de la actividad normal diurna.
La vitamina B-17 es hidrosoluble (se disuelve en agua) y no es tóxica. Hay quienes sienten algo de náusea cuando comen muchas de una vez, de manera semejante a como sucedería si bebieran grandes cantidades de agua salada. En tal caso se reduce la cantidad que se toman cada vez, pero se aumenta la frecuencia.
Dosis preventiva: Quien no tenga cáncer puede tomar siete a diez (7 a 10) pepitas diarias. El Dr. Krebs afirma que, aunque sean algo amargas, lo mejor es comer la semilla (la pepita) natural, entera. El doctor pregunta, “¿valdría la pena perder la vida por no querer comer unas semillas amargas?”
Nota del redactor: Recuerde, el lector, que únicamente las semillas contienen las enzimas que logran el resultado curativo en el organismo. Quien no pueda tolerar el sabor de las pepitas tendrá que complementar esa carencia en la B-17 con otras vitaminas y enzimas no tan eficientes. Vale la pena hacer el esfuerzo necesario para surtirle al organismo esas defensas tan vitales..
A principios del año 1974, la Comisión Médica del estado de California presentó acusación formal en contra del Dr. Stewart M. Jones por haber usado Laetril en el tratamiento de pacientes de cáncer.
Sin embargo, se supo más tarde, que uno de los miembros de esa comisión acusadora, el Dr. Julius Levine, usaba Laetril para su propio cáncer. Cuando esto salió a luz durante los trámites legales, el Dr. Levine renunció a su cargo antes de verse en apoyo al acusado Dr. Jones. Ref: Laetrile Tiff. State Medic Out, San Jose Mercury (Calif.), April 10, 1974.
¿Por qué motivo prohíbe la FDA el uso de B-17 y/o Laetril?
En EE.UU. se invierten miles de millones de dólares por año en investigaciones del cáncer, y se obtienen miles de millones de ganancias por la venta de medicamentos relacionados con el cáncer. Los políticos que logran votos ofreciendo respaldar programas oficiales del cáncer. Este sistema no puede permitir que se elimine el cáncer. En estos tiempos hay mucha más gente viviendo a costillas del cáncer que muriendo de cáncer.
Nota: La FDA, Food And Drug Administration, es la oficina federal de los EE.UU. que regula los medicamentos y alimentos de consumo público.

2 Comments

  1. Hortencia Delia Miranda Inocentes

    Hortencia Delia Miranda Inocentes

    18/11/2016 at 02:43

    La naturaleza q es creación de Dios es nuestra cura para nuestras enfermedades

  2. Elle Eleó

    Elle Eleó

    05/02/2016 at 04:04

    de esto me enteré hace muchos años ya, cuando leí por primera vez el libro Salve su cuerpo, de la dra. Kousmine.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *