Crecimiento personal

APRENDIENDO A VIVIR SIN RESENTIMIENTOS

By  | 

Quedarse atorado con los resentimientos, en el pasado hace difícil el poder perdonar y volver a sentir paz. El recuerdo que produce cada vez que se revive un evento desagradable, una situación dolorosa o un incidente molesto torna los pensamientos en un equipaje pesado y difícil. Impregna de reproches y sentimientos que amargan y contaminan las nuevas experiencias limitando e impidiendo a la persona la posibilidad de sentir alegría, paz y felicidad.

La realidad es que la vida se pasa más rápido de lo que la persona que retiene el dolor cree. Desafortunadamente, pierde gran número de oportunidades, enfrasca su dolor e impide que el tiempo pueda liberar el malestar, Como resultado, se vive con resentimiento, rencor, tristeza y mucha soledad. Es casi como estar abriendo constantemente una herida y no dejarla cicatrizar jamás.

Poder limpiar los malos entendidos y superar los sentimientos negativos, es la mejor receta para recuperar el bienestar y la tranquilidad.

Mauricio y Samuel son hermanos ambos, tienen una edad avanzada y se encuentran atrapados en un terrible resentimiento. Las peleas por la herencia ocasionaron grandes disgustos, enojos y frustraciones que el tiempo aun no ha podido borrar. El rencor los ha envenenado y hasta, les impide acompañarse y apoyarse, incluso cuando están pasando por momentos tan difíciles que se necesitarían mutuamente.

Cuando crecían eran inseparables y se protegían mutuamente. La buena relación continuó por muchos años. Luego de casarse, las familias se reunían casi todos los fines de semana.

Mauricio está sufre por a su mujer, hace poco le diagnosticaron un cáncer mortal. Tristemente no hay nada que se pueda hacer para curarla. Este hombre sufre viendo como su pobre mujer pierde lentamente la vida en las manos de esta cruel y maligna enfermedad.

Samuel por su parte, acaba de salir por una operación muy delicada del estómago y su recuperación ha sido lenta, angustiante y lo ha llenado de temor. A este hombre lo acompañan su mujer, hijos y nietos. Sin embargo, Samuel sufre porque su único hermano nunca lo llamó ni se preocupó por él, incluso luego de que fue informado que Samuel preguntaba por él con mucha insistencia.

El resentimiento solo envenena el alma, casi es como tomar veneno y esperar que la otra persona se muera.

El rencor y el resentimiento hacen que Mauricio y Samuel sufran en silencio, sin poder contar el uno con el otro. Si bien podrían acompañarse en su dolor y apoyarse durante este amargo periodo, ninguno de los dos puede dejar ir del resentimiento que los carcome por dentro y no les permite ver cuánto mejor se podrían sentir si compartieran sus penas. Es cierto que ambos cuentan con sus respectivas familias y seres queridos, pero el lugar del único hermano se halla vacío.resentimiento_eckhart_tolle

La receta: Elimina el rencor

Ingredientes para poder vivir mejor:

1 taza de responsabilidad, dejar la culpa y el sentirse victima
2 cucharadas de valor, para perdonarse y perdonar, para seguir adelante
Raspadura de esfuerzo, determinación para sobrepíntese al orgullo
1 manojo de reconocimiento del cariño de la importancia de vivir bien
1 pizca de ojo noble, cambiar el foco de atención y buscar un punto positivo
1 sobre de perdón y cariño, para reparar el daño y el dolor.
Recomendación del chef: reconozco que el resentimiento solo me daña y me aísla de las personas que quiero. Voy a olvidar el pasado que me duele y no me deja vivir para poder disfrutar el presente.

Modo de preparación:

La vida se pasa demasiado rápido para desperdiciarla en cosas que no llevan a nada. El tiempo y el esfuerzo personal son valiosos, por lo que es primordial aprovecharlos al máximo y evitar colocarlos o quedar pegados a aquello que no lleva a ningún buen resultado.
Elegir un sentimiento positivo facilita encender una llama constructiva. Sustituir los sentimientos negativos que recubre la oscuridad del corazón y el malestar del alma, permite seguir adelante, con gusto y sin reproches.
No se puede cambiar lo que ya sucedió. Pero sí se puede determinar qué actitud se debe tomar. Ciertamente, es más difícil permanecer positivo cuando pasan situaciones difíciles o dolorosas; pero cuando se deja ir al enojo, la ira y al resentimiento, el más beneficiado es uno mismo.
Aprender a perdonar y perdonarse es el secreto más valioso. Recordar que nadie es perfecto y que es de humanos equivocarse. Aprender a tener compasión y comprensión libera el alma y ayuda a vivir con un mejor sabor.
“Un resentimiento, por más pequeño que sea, si no se resuelve se multiplica y crece rápidamente; pudre el alma llenándola de amargura y dolor.”

2 Comments

  1. Alejandro Rocher

    Alejandro Rocher

    25/08/2016 at 06:17

    Erika Martinez

  2. Juan Jomedicen

    Juan Jomedicen

    29/12/2015 at 14:14

    Cierto

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *