Alimentos

ALIMENTACIÓN VENENOSA: E-102

By  | 

El colorante E-102: Alimentación venenosa para La Salud. Me pregunto si al igual que yo he hecho recientemente os ha pasado a vosotros el preguntaros que qué es lo que comemos diariamente en nuestras casas y qué hay de saludable en esos alimentos procesados que compramos, y que a su vez tienen esa pinta tan apetecible. Os habéis preguntado ¿qué es lo que les damos de comer a nuestros hijos? Seguro que alguna vez os habéis llegado a preguntar el porqué de la hiperactividad de nuestro chiquillo o por qué le resulta tan difícil prestar atención en clase.

ALIMENTACIÓN VENENOSA: E-102

Simplemente al final de nuestra poca cultura, o mejor dicho de nuestra poca información alimenticia, se lo atribuimos a que hoy en día los niños ya no son lo que eran antes, o que vivimos en un mundo lleno de ruido, que los niños son esponjas y ya aún teniendo seis años viven en el estrés constante de esta sociedad destructora. Bueno, tampoco esto no es que se aleje mucho de la realidad, pero ese es otro tema que discutiremos más adelante en otro artículo y que ustedes ya sabrán perfectamente.

ALIMENTACIÓN VENENOSA: E-102

El caso es que estaba leyendo tranquilamente un post sobre la industria alimenticia en el que mencionaban las pastillitas de caldos concentrados como un veneno legalizado, como tantos otros hoy en día, ya que por desgracia casi el 78% de los alimentos que ingerimos son manipulados químicamente de una manera u otra. En fin, que después de leer ese post y dado el hecho que yo en casa no uso estas pastillas de caldo concentrado, me quede con el nombre científico que se le daba y quise mirar en mis especias a ver si alguna de estas llevaban dicho componente, entonces fui a mi cocina y tomé un sazonador para paellas que suelo comprar para cuando hago arroces. En el paquete no había por ningún lado el nombre que yo buscaba, pero si leí un componente que me llamó bastante la atención y este era el E-102. Al leerlo ya me sonó a los compuestos químicos que se oyen en las pelis de ficción, me dio un poco de yuyu y quise buscar información, y de hecho la encontré. Este famoso E-102 es uno de los colorantes alimenticios más cotizados y más comercializados en Europa y parte del mundo y se le conoce como E-102, TARTRACINA, AMARILLO 5 o YELLOW 5.

Colorante E-102

Tartrazina

He de decir que siempre he usado colorante y que nunca me ha parecido peligroso, al contrario, creía que el colorante era un alimento neutro (dada mi ignorancia al respecto) pues nada más lejos de la realidad ?

Descubrí que este componente es usado en casi el 90% de las cocinas que conozco, es un potente colorante y aditivo alimenticio potencialmente cancerígeno y bioperjucial, que además de ser usado para dar un color más apetecible a los platos como los arroces y guisos, está presente en gran variedad de alimentos procesados que consumimos día a día, tales como las golosinas que les compramos a nuestros hijos, los helados esos tan ricos que venden en los supermercados que nunca sabemos qué demonios tienen para estar tan buenos que no podemos parar de comer, bebidas refrescantes, ya sean gaseosas o zumos anaranjados, que por cierto les encantan a los más peques, patatas fritas y chips de bolsa, repostería industrial tales como croisant o cañas hojaldradas, también aparecen en lácteos y en yogures bebidos, en embutidos también los podemos encontrar, pescados y mariscos procesados tales como el surimi, bebidas alcoholicas, conservas vegetales, salsas, mostazas, etc. Podría seguir y decir infinidades de ejemplos o facilitar una lista interminable de ingredientes y alimentos que llevan este dichoso componente, pero veo más fácil que os paréis a leer en el reverso de los alimentos antes de comprarlos, así podréis identificar este veneno legal y evitarlo.

Curiosamente y después de todos los datos añadidos anteriormente, leí también (la verdad que poco a poco concuerda todo) que la consumición de este colorante en dosis pequeñas no afecta, digamos a un nivel potencial, para desarrollar un cáncer y que se te pille en fase terminal, pero si se sabe a ciencia cierta de que este componente con el que aderezamos nuestras comidas es cancerígeno a largo plazo, al igual que se sabe que acelera la actividad del cerebro dando lugar a hiperactividad en niños y que produce trastorno en el déficit de atención, ya conocido como TDAH. Otro de sus efectos adversos es tos espasmódica, basta con que un enfermo de asma o un intolerante al ácido acetilsalicílico consuma más tartrazina de la que debiera para que le de un poquito de tos, que sin venir a cuento surja mientras coma una sabrosa patata o esté bebiendo un jugo de naranja pre embotellado.

En grandes dosis también favorece a ser un potente liberador de histamina, ya puestos os digo que la histamina es una hormona presente en el cuerpo humano de manera natural y también lo hace en numerosos alimentos tales como el queso, pero este colorante a dosis grandes hace que nuestros niveles de histamina se disparen provocando una dilatación de los vasos sanguíneos dando lugar a un pulso más acelerado, llegando a producir desde una migraña hasta una cefalea, insomnio o un ataque de asma.

Ahora bien, después de todo esto que he expuesto poneos a pensar, y quizás me digáis que estoy exagerando o que simplemente se ha sacado de contexto lo del colorante E-102, pero os cuento:

Imaginaos en casa en un día cualquiera, os levantáis y desayunáis una tostada con mantequilla y un café con leche, y tu hijo un zumo de naranja. En este fantástico desayuno en familia ya llevamos la primera dosis.

Colorantes

Y sí, queridos amigos, en la leche también va algún componente desastroso que no tiene que ser necesariamente el E-102, seguro que si miráis en el reverso encontrareis algún E-….., hay hasta 300 conservantes/colorantes/aditivos/cancerígenos/legalizados, así que no exagero, digamos que de una manera u otra, más bien me quedo corta, salvando la mantequilla y el zumo de naranja (salvo que sea 100% natural), en el caso de que hayamos hecho la guarrada de comprarlo embotellado ya la estamos cagando en el proceso de crecimiento mental y físico de nuestro hijo, y en el nuestro.

Ahora llega la hora de la comida, y sí, ponte a mirar cada cosa que vayas a hacer y mira los componentes que tiene, apuesto lo que quieras a que trae alguna de las porquerías que ya hemos hablado.

Los yogures más de lo mismo, no digo que lo evitemos todo, solo que seamos conscientes de lo que la industria alimenticia, más bien los de arriba, hacen con nosotros a diario. Estamos creando una sociedad llena de niños hiperactivos, con déficit de atención, madres a los 15 años, y una generación ni ni, basada en el adoctrinamiento y la destrucción, (por no hablar de que los indices de personal con cáncer están en alza) ya no a base de la informática, tales como los teléfonos móviles, tablets y maquinitas, si no en el día a día en nuestra alimentación, y lo peor es que no nos damos cuenta de lo que nos están haciendo.

2 Comments

  1. Dániza Barrera C

    Dániza Barrera C

    29/11/2016 at 04:58

    horrrrrrrrrorrrrrrr!

  2. Lula Martínez

    Lula Martínez

    05/03/2016 at 17:24

    Yanireth Tan

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *