Conciencia Corporal

Actividades en familia con los hijos

By  | 

Una de las preocupaciones de los padres conforme los hijos se hacen mayores es el alejanmiento. En la adolescencia los chavales buscan su propia identidad y para ello tienden a ser más independientes y querer pasar menos tiempo en familia. Una buena fórmula para mantener esos lazos sin discusiones es organizar actividades que se puedan practicar en familia y que sean del agrado de todos. El deporte es una gran alternativa.

Organizar actividades deportivas para toda la familia servirá para fomentar hábitos de vida saludable, mejorar la salud general de todos y además permitirá pasar un rato agradable.
En términos generales, habrá que buscar actividades que se puedan realizar en una o dos horas como mucho y que tampoco requieran un esfuerzo adicional para el adolescente. Si ya está en edad de salir, planear algo que requiera levantarse pronto es un fracaso seguro, por ejemplo.
Estas son cinco recomendaciones.

Ciclismo

Un clásico que no suele fallar y que puede adaptarse a las necesidades de cada día. Si hay tiempo se pueden escoger rutas de campo que requieran un desplazamiento y sino, bastará con enfundarse el caso y coger la bici para hacer un recorrido urbano que no tiene por qué exceder la hora u hora y media.

Además, es una excusa ideal para organizar escapadas de fin de semana.

Running

La fiebre del running está más integrada en padres que en hijos, pero salir a correr en familia es una gran actividad. Si crees que será difícil convencer a tu hijo, prueba a utilizar una prueba en familia o una carrera concreta como incentivo. Mientras se entrena y se prepara tendrá tiempo de sobra para ‘cogerle’ el gusanillo.

Tenis, Paddel o frontón

La posibilidad de jugar por parejas hace que este deporte sea ideal para familias con dos hijos. El único inconveniente en este punto es que tendrás que alquilar una pista y que es más divertido conforme aumenta le nivel de los participantes. Además, la diferencia de nivel ente miembros de la familia puede resultar un problema.

Senderismo y escalada

Estas actividades requieren un poco más de tiempo por los desplazamientos y por eso son ideales para llevarlas a cabo en fines de semana alternos, por ejemplo. El contacto con la naturaleza y la posibilidad de disfrutar de impresionantes vistas serán un gran incentivo. Además, la posibilidad de registrar las rutas y comprarlas con anteriores a través del móvil y aplicaciones gratuitas hace que sea todavía más fácil engancharse.

Yoga

Una excelente alternativa que además ayudará a calmar los ánimos de toda la familia. El Yoga potencia el equilibrio, la flexibilidad y el resarrollo psicomotriz. Además, ayuda a mejora rla concentración y a relajarse.

En el gimnasio con un monitor e incluso en casa, es un deporte ideal para practicar en cualquier momento, por ejemplo para cerrar el día o para iniciar un sábado o un domingo.

Otras actividades:

Atletismo: conlleva un ejercicio físico bastante completo, porque se unen la carrera, el salto y los lanzamientos. Su inicio suele estar indicado a partir de los 10 años de edad.

Balonmano y baloncesto: deporte muy recomendado y entretenido, suele empezarse como un juego sobre los siete–ocho años de edad. Cuando se quiere alcanzar un nivel más elevado, se realiza un
entrenamiento más regular a partir de los 12 años.

Ciclismo: el entrenamiento de este deporte no tiene que ser fuerte hasta que el cuerpo no esté completamente desarrollado (no antes de los 18 años).

Judo: se puede competir cuando el cuerpo esté totalmente desarrollado. Antes se debería tomar como un juego.

Esquí: en edades tempranas, deberá tener carácter de entretenimiento y diversión. Cuando el cuerpo se desarrolle completamente podrá empezarse un entrenamiento más serio.

Tenis: este ejercicio necesita un complemento, ya que es un deporte asimétrico, en el que se desarrolla mucho más la musculatura de una mitad del cuerpo que la otra. Si se desea un
entrenamiento a nivel de competición, a partir de los 12 años habría que entrenar una hora al día.

Fútbol: se debe tomar como un juego siempre antes de los 11 años. Se pueden hacer competiciones infantiles a partir de los 12, con una duración de partido corta, acorde a su edad, un campo de
dimensiones más pequeñas y un balón especial. A partir de los 15 años se podría competir de una manera más real.

Natación: no debe realizarse un entrenamiento fuerte e intenso hasta que el niño no tenga el cuerpo totalmente desarrollado.

1 Comment

  1. Isabel Beristain

    Isabel Beristain

    09/03/2016 at 00:55

    Aser algo en familia es bueno y nos une

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *