Consejos

8 trucos de bajo coste de la abuela para limpiar tu casa

By  | 

Que tu abuela cocina mejor que ninguna otra ya lo sabíamos: nos pasa igual con las nuestras. Pero seguro que nunca has aprovechado toda esa sabiduría popular que encierra la madre de tus padres sobre otro tema capital en el hogar: la limpieza.

Y cuidado, porque las abuelas son una fuente inagotable de trucos y consejos utilísimos para dejar salones y baños como una patena. Piensa que ellas nacieron en la prehistoria de los tensioactivos, mucho antes de la bayeta de microfibra y, desde luego, abrillantaban como nadie cuando Don Limpio aún no levantaba dos palmos del suelo.

Acompáñanos en un viaje por tu hogar de la mano de nuestra particular abuela y aprende nuevos y sorprendentes usos para ese producto doméstico que usabas para otra cosa. Sí, ese:

1. Coca-cola para limpiar y desinfectar el filtro del fregadero

La chispa de la felicidad es también un potente desincrustante de suciedad. De hecho, cuando veas lo que hará con esa pieza que retiene restos de comida cuando fregamos los cacharros, te pensarás dos veces consumir un litro al día.

Sumérgelo en un bol y ve a trabajar. Cuando vuelvas, habrá obrado el milagro. De paso, aclara, seca y aplica un poco de aceite de oliva de forma periódica, para crear una película antiadherente contra residuos.

2. Lavavajillas líquido para desincrustar la grasa del tupper

Si eres de los que no tienen lavavajillas en casa, entenderás el drama del que hablamos. No intentes fregarlos con el detergente en el estropajo. Aplícalo sin diluir directamente en el fondo de esas grasientas fiambreras, y deja actuar un buen rato. Actuará con todas sus propiedades desengrasantes para que el posterior frotado con estropajo sea mucho más efectivo.

3. Aceite y sal para abrillantar la bandeja del horno

Frotando con un estropajo, aceite de oliva y sal, generaremos un efecto abrasivo y desincrustante capaz de salvar al mundo. O al menos, a tu querida bandeja metálica.

4. Una media para dejar relucientes espejos y cristales

Misión imposible: un espejo sin marcas. Pues solo necesitas rescatar una media que ya no sea de utilidad y colocarla en tu mano, en lugar de en una pierna. Después, frota la superficie de ese cristal guerrero siempre en el mismo sentido, y comprobarás cómo sus fibras lo dejan como nuevo sin dejar huellas.

5. Lavavajillas para unas correas de persiana bien limpias

Una de las partes que más afea un hogar es este constante pasamanos. Pero hay una forma de dejarlo como el primer día: humedece una esponja y aplica lavavajillas, frota la correa apretando contra el marco de la puerta o ventana mientras la descorres. Voilà! blanca como recién instalada!

6. Alcohol y un bastoncillo de algodón para limpiar tu mando a distancia

Con el paso del tiempo, el mando a distancia se convierte en una placa de Petri del hogar, que recoge todo tipo de restos orgánicos de desagradable visión. Para devolverle el aspecto original, pasa minuciosamente un bastoncillo humedecido en alcohol o agua oxigenada entre sus teclas.

7. Vaselina y vinagre para abrillantar tu encimera de mármol, granito o piedra

Si tienes una encimera de mármol, granito o piedra, devuélvele el brillo perdido con este remedio doméstico y económico. En un bol, vierte vinagre blanco, un poco de agua y una cucharada de vaselina. Frota con papel de cocina mojado en esta solución, en círculos, y observa cómo rejuvenecen las superficies demacradas por el uso.

8. Leche para devolver el brillo a tus muebles lacados

¡Cleopatra no podía estar equivocada! Directamente en una bayeta, aplica leche a estas superficies y frota hasta verlas renacer.

4 Comments

  1. Dorita Dinamita

    Dorita Dinamita

    26/03/2016 at 21:23

    Xfa, poned a un chico limpiando…

  2. Msruska

    25/03/2016 at 17:27

    Hay información de palabras que no se entienden

  3. Esti Balitz

    Esti Balitz

    30/01/2016 at 18:12

    muy interesante el artículo, pero por qué tiene que salir una mujer en la foto? los hombres no pueden limpiar o qué?
    con la foto de la chica limpiando os lo habéis cargado, qué pena que aún se vincule a la mujer con ciertos comportamientos estereotipados y que el fomento de la corresponsabilidad se olvide.

  4. Maria Teresa

    31/07/2015 at 14:27

    Me gustan mucho sus articulos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *