Ecolimpieza

7 TRUCOS PARA LIMPIAR TUS GRIFOS SIN QUÍMICOS

By  | 

Además de las bacterias y hongos que no apreciamos a simple vista, los residuos de cal, las huellas de los dedos deslucen nuestros grifos dando una sensación muy antihigiénica, hoy te traemos 7 trucos para limpiar tus grifos de forma rápida, económica y sin utilizar productos químicos contaminantes y abrasivos.

Los grifos de la cocina y el baño suelen descuidarse la mayor parte del tiempo hasta que comienzan a tener una apariencia desagradable u ocasionan problemas en las tuberías.

Su falta de mantenimiento por suciedad o fugas puede dar lugar a la aparición de varios insectos que se desplazan a través de estos para ingresar al hogar.

Si bien casi siempre se ignora a simple vista, estos se van poniendo opacos y oxidados debido a las llamadas “aguas duras” que, entre otras cosas, también dejan manchas de cal.

Por fortuna, gracias a las propiedades de algunos ingredientes naturales podemos darles brillo y eliminar sus bacterias sin tener que gastar de más.

A continuación vamos a revelar 7 curiosos trucos que todos pueden tener en cuenta para mantener sus grifos como nuevos. ¡Toma nota!

1. Limón

Este fruto cítrico que tantas aplicaciones tiene en la limpieza del hogar es uno de los mejores productos para eliminar todo rastro de sarro de la grifería cromada.

¿Cómo utilizarlo?

Corta un limón por la mitad y frótalo sobre la superficie hasta untarla por completo.
Enjuaga con agua tibia y seca con un paño limpio.

2. Vinagre blanco
Las propiedades antibacterianas del vinagre blanco y sus compuestos ácidos sirven para desinfectar el grifo y eliminar sus manchas.

¿Cómo utilizarlo?

Diluye el vinagre en un poco de agua y frota la mezcla sobre el grifo con la ayuda de un paño.
Repítelo varias veces a la semana para conservarlos en buen estado.

3. Sal gruesa

La sal gruesa puede utilizarse como alternativa para remover las manchas y suciedad de varias superficies del hogar.

En este caso la podemos humedecer con un poco de vinagre blanco para potenciar sus cualidades aclarantes y antibacterianas.

¿Cómo utilizarla?

Prepara una pasta de sal y vinagre, aplícala en la superficie y déjala reposar 5 minutos.
Enjuaga con agua tibia y finaliza sacando brillo con un paño.

4. Harina

Una buena opción para abrillantar los grifos de bronce o latón es frotándolos con un poco de harina combinada con vinagre.

Sus propiedades facilitan la eliminación de las manchas de cal y le dejan una apariencia limpia por más tiempo.

¿Cómo utilizarla?
Humedece un poco de harina con una cucharada de vinagre blanco y frótala sobre los grifos de tu hogar.
Déjala actuar 5 minutos, enjuaga y sécalos con un paño.

5. Agua salina

La combinación de agua con sal puede ser bastante útil para quitar las pequeñas manchas de crema dental y cal que van quedando en este elemento.

¿Cómo utilizarla?

Diluye una cucharada de sal en media taza de agua caliente y frótala sobre los grifos con la ayuda de un paño.
Repite este proceso todos los días para garantizar su limpieza y brillo.

6. Bicarbonato de sodio

Este popular polvo blanco no solo sirve para desinfectar sino también para remover esas suciedades que se van quedando adheridas sobre las superficies.

Su aplicación reduce la presencia de bacterias y disminuye de forma notable esas manchas oscuras que le dan una apariencia desagradable a estos objetos.

¿Cómo utilizarlo?

Prepara una pasta de bicarbonato con agua o limón y frótala con la ayuda de un cepillo de dientes.

Déjala reposar 10 minutos y enjuaga.

7. Vinagre y bicarbonato de sodio

La combinación de vinagre blanco con bicarbonato de sodio como método de limpieza para los grifos está llamando mucho la atención.

Este remedio combina las propiedades de ambos ingredientes para quitar las manchas, reducir el número de hongos y remover el sarro.

A diferencia de los anteriores, en esta ocasión no se frota con un paño, sino que hace efecto mediante el remojo del objeto.

Ingredientes
1/3 de taza de bicarbonato de sodio (40 g)
1 taza de vinagre blanco (250 ml)
1 bolsa
1 alambre engomado ( como los cierres del pan de molde)

¿Qué debes hacer?

Una vez adquieras los elementos, procede a mezclar el bicarbonato de sodio con el vinagre en un recipiente grande. Espera unos segundos antes de verterlo en la bolsa, ya que tiene un efecto efervescente.

Cuando haya pasado, incorpora los ingredientes en la bolsa e introdúcela en el cabezal del grifo.

A continuación, asegúrala con el alambre engomado, de modo que quede bien firme.

Déjalo en remojo toda la noche o, por lo menos, tres horas.

Pasado este tiempo, frota el grifo con un cepillo y déjalo como nuevo.

Como puedes notar, son soluciones 100% naturales y muy económicas para conservar en perfecto estado este elemento al que damos tanto uso. ¡Pruébalos y comprueba su eficacia!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *