Conciencia

12 PASOS PARA VIVIR UNA VIDA AUTENTICA TANYA LEE MARKUL

By  | 

Comencemos con unas sabias palabras de Timothy Leary:
“Admítelo. Tú no eres como los demás. Ni siquiera un poco. Ocasionalmente podrás vestirte como uno de ellos, ver los mismos absurdos programas de televisión, tal vez incluso hasta comas la misma comida rápida que ellos comen. Pero tal parece que cuanto más intentas encajar, más te sientes como un extraño, viendo cómo las “personas normales” llevan a cabo sus existencias automáticas.

Porque cada vez que saludas con contraseñas que parecen sacadas de un club como: “Que tengas un lindo día,” y “El clima está terrible hoy ¿no?”, en tu interior anhelas decir cosas prohibidas como: “Dime algo que te haga llorar” o “¿Cuál es el significado de un deja vu?.” Acéptalo, incluso quieres hablar con esa chica en el ascensor.

Pero, ¿y si esa chica en el ascensor (y el hombre calvo que pasa junto a tu cubículo en el trabajo) están pensando lo mismo? ¿Quién sabe lo que podrías aprender al correr el riesgo de conversar con algún desconocido? Todo el mundo lleva consigo una pieza del rompecabezas. Nadie entra en tu vida por mera coincidencia. Confía en tus instintos. Haz lo inesperado. Encuentra a los demás…”
Comienzos intimidantes, finales tristes y todo lo que resulte significativo en medio de todo esto.
Estoy pensando en aventurarme. Me siento ansiosa y me pican los pies. Voy a hacerlo. Pero, se requiere de cierto tiempo, ¿verdad? Es decir, no puedo simplemente levantarme e ir, cambiar o hacer – o ¿puedo? ¿Se puede? ¿Podría yo hacerlo?
Para mí no se trata realmente de emprender una exploración del otro mundo, al menos no en este momento. Sólo quiero profundizar en la experiencia de una vida auténtica – ahora mismo, en estos zapatos o mejor aún, con los pies descalzos.
Entonces, ¿cuál es la fórmula y cómo puedo poner este secreto en práctica?
Estoy dispuesta a todo. A un nuevo paso de baile, a una voz impregnada de más confianza. Incluso estoy dispuesta a lavarme los dientes con mi mano menos dominante mientras envío sentimientos de amor a todos los zurdos del mundo. Estoy lista para desintoxicar, imbuir de amor, santificar, practicar, aplicar y cumplir con actitud consciente y diligente – los perennes pasos del Padawan para vivir una vida auténtica.
¿Estás conmigo?
(Algunas otras reflexiones, signos de interrogación e introspecciones corporativas: ¿Cómo nos volvemos reales, cómo nos salimos de la matrix, del simulador, del programa de computadora? ¿Cómo nos escapamos del Show de Truman? ¿Cómo podría asegurarme de que mis valores son realmente los míos? ¿Cómo abandonar nuestras rutinas mundanas y aún así sobrevivir? ¿Cómo hacer para que Dow, Exxon Mobil, Wal-Mart o Coca-Cola Company dejen de dirigir nuestras vidas? Por cierto, ¿acaso la gente seguirá creyendo que Hershey’s es en realidad chocolate?)
“Hay otro mundo, pero se encuentra dentro de éste”.
– Paul Éluard
Reconozco el círculo vicioso – He estado dando vueltas y vueltas y vueltas.
Estoy segura de que has escuchado la declaración de disco rayado de alguien más diciendo que él dijo esto, que ella dijo aquello, que esta es la razón por la que estoy haciendo esto o por qué no puedo hacer esto otro, pero me he dado cuenta que la verdadera pregunta es: ¿Eres tú capaz de escuchar tu propio discurso-de-disco-rayado?
¿Cómo podría apagarlo? ¡Está lastimando mis oídos!
Una vez que fui capaz de escuchar mi propio álbum cuádruple de platino con mis qué pasaría si…, pero…, es que… y todas las culpas incesantes – que tan alarmantemente se mantenía reproduciendo, incluso sin baterías ni electricidad – descubrí que todas las señales me llevaban a un mismo lugar.
Sí, todo llevaba una trayectoria como de boomerang que terminaba de vuelta en Mí.
También reconocí que este álbum auto-agotable incluye toda una gama de reacciones de opción múltiple: A) Negación secreta B) Me parece repulsivo y recurro entonces a una conducta de auto desprecio para enterrar o no admitir nada y C) No sé qué hacer al respecto y entonces pospongo las cosas y no hago nada – y entonces entra: la automedicación embrutecedora.
¿Quién está a cargo de los chalecos salvavidas?
La buena noticia es que, en realidad existe una opción D) pero tienes que realmente, realmente desearla. Y es: Averiguarlo.

Descansa En Paz, Viejo Yo. Hiciste Un Gran Trabajo.
Por mucho que me encanten las recetas, las fórmulas y los programas novedosos, a menudo descubro que a lo largo del camino, y después de mucha experimentación, fracasos, rabietas y lágrimas, tengo que escribir los míos propios. Siento que en cierto modo, todos esos libros, maestros, académicos, gurús y todos los Principios Universales en realidad quieren que hagamos precisamente eso. A través de compartir su sabiduría, experiencia y amor, quieren que descubramos lo nuestro… ¿bailas conmigo?
Así pues, aquí está lo mío. Mi programa de 12 pasos para vivir una vida auténtica.
Paso #1 – Hazte Tú.
No te disculpes por lo que eres. Si encajas, muy bien. Quizás haya encontrado a tu tribu. Si no encajas, no te rindas. Si sientes que las personas a tu alrededor no hablan tu mismo idioma, quizás sea el momento de explorar nuevos rebaños. Sé valiente y fiel a lo que eres – ponerte máscaras innecesarias sólo para encajar o evitar enfrentarte a la realidad de TI podría hacer que la vida se sienta inútil y limitante. Incluso entre una multitud de rostros, resulta fácil sentirnos solos si no estamos siendo nosotros mismos y si la gente que nos rodea no aprecia lo que somos.
Recupera tu derecho de ser tú frente a todos y bajo cualquier circunstancia. Cuando eres tú mismo, no sólo invitas a los demás a hacer lo mismo, sino que te conviertes en una brillante torre de observación para toda la gente que deseas que te encuentre.
“El camino más claro hacia el Universo es a través de un bosque salvaje.”
– John Muir
Paso #2 – Permite lo Salvaje.
Pararte en medio de lo salvaje hace maravillas a la energía que vibra en nuestros cuerpos y en nuestro sistema nervioso. Hay una sutil confirmación con respecto a que todo lo que necesitamos saber, ya lo sabemos, y que todo lo que no sabemos podría finalmente ser revelado en su propio tiempo, sin lucha ni desesperación.
Lo salvaje nos despoja del sentido de competencia y la comparación y nos invita a entrar en un estado de tranquilo asombro. También nos ofrece un reflejo de nuestra relación individual con la vida frente a ser sólo una mera parte de la raza humana. ¿Cómo eres cuando no hay gente? Quizás encuentres esta respuesta sólo cuando estás en medio de lo salvaje. Es una medicina poderosa.
“Cuando entiendes este asunto de la sábana puedes relajarte porque todo lo que podrías desear o ser, ya lo tienes o lo eres.”
– Bernard Jaffe, Extrañas Coincidencias
Paso #3 – Escucha las Voces.
Ábrete al propósito de tu vida y a los deseos más profundos de tu corazón a través de escuchar las voces dentro de ti. Hay mucho diálogo – uno insistente y a veces sin sentido – pero si aprendemos a escuchar con más cuidado, descubriremos que se está dando una conversación bastante sabia y profunda. Se necesita de práctica para escuchar esta guía así como también se necesita de práctica para escuchar el deseo de tu corazón; para confiar en tu instinto y para escuchar a tu intuición.
Presta atención a ese susurro y a los momentos en que se den casualidades que te recuerden lo que es importante para ti. Mantente escuchando y mantente siguiendo las señales. Tú tienes la capacidad de vivir una vida que sea fiel a lo que eres y una vida que realmente desees.
Escucha como si tu vida dependiera de ello.
“La creatividad surge de la confianza. Confía en tus instintos.”
– Rita Mae Brown
Paso #4 – Toma el maldito riesgo ya.
Toma decisiones que te pongan a ti mismo en primer lugar – por encima de todo y de todos, incluso de aquellos a quienes amas y aprecias más. Si tú no te ocupas de ti mismo, si no haces lo que es mejor para ti, tus relaciones terminarán sufriendo. Confía en el hecho de que hacer lo que es mejor para ti ES lo mejor para los demás, incluso si en un principio no se siente así. A veces es necesario hacer algunos sacrificios. La gente se molestará y habrá pérdidas, pero las recompensas ganadas por seguir a tu corazón son absolutamente todo en comparación.
Haz algo que te parezca difícil, por el simple gusto de hacerlo.

Paso #5 – Cree.
La fórmula secreta: Cree en ti mismo y la gente creerá en ti. No renuncies debido a percepciones predefinidas y a limitaciones de ti mismo. No te rindas por el esfuerzo percibido. Millones de personas se dan por vencidas incluso antes de empezar. No se dan cuenta de su potencial y renuncian tan pronto como llegan los primeros obstáculos. ¿Por qué? Porque no creen en sí mismos.
Si no crees en ti mismo, terminarás echando a la basura tu creatividad e ideas. Por otro lado, si crees en ti mismo, independientemente del resultado, encontrarás el éxito, incluso en lo que percibas como la mayor de las pérdidas.
“Y llegó el día en el que el riesgo de permanecer segura en un capullo se hizo más doloroso que el riesgo que se debe tomar para florecer”.
– Anais Nin
Paso #6 – Utiliza tu cuerpo y ama lo que eres.
Nunca se ha tratado de la simetría de tu cara o cuerpo. Se trata de la luz que brilla desde dentro.
¿Has sido testigo alguna vez de una persona que sufrió un trágico accidente que deformó su cuerpo y que se volvió más fuerte, más compasiva y sí, aún más hermosa? Su luz brilla tan fuerte que después de unos pocos minutos, dejas de ver su asimetría y simplemente sientes y te conectas con su luz.
Si te ves a ti mismo como una mera apariencia, si crees que tu valía está en lo superficial, los demás te verán y te juzgarán de la misma manera. ¿Acaso no eres más que eso? Recuerda, sin importar lo que hagas, tu apariencia terminará desapareciendo. Lo que permanecerá es el fuego que arde dentro. Deja de asfixiarlo con juicios absurdos y con la búsqueda de imágenes superficiales. Deja de sofocar tu vida argumentando que no luces lo suficientemente bien.
Un ejercicio de amor a ti mismo: Ve y mírate en el espejo y dite: Jamás te habías visto tan hermos@ como te ves en este momento. Créelo.
Usa tu cuerpo en todas las formas en que sabes hacerlo. Permite que la inteligencia de tu navío revele y comparta contigo los secretos del Universo – los secretos de Ti.
Paso #7 – Desafía tu genética.
Evoluciona desde el punto base en el que naciste. No dejes que las limitaciones de tus padres o de sus padres obstaculicen tu camino. Ve todo como un potencial para evolucionar tu línea de sangre, tu composición genética, tu vida hacia un lugar donde ni tú, ni tus antecesores, han ido nunca antes. TÚ llevas la antorcha.
Si eres la oveja negra de tu familia, siéntete agradecido. El camino podrá sentirse solitario, pero sabe que eres libre. Celebra esta libertad.
Tú eres el arquitecto de tu existencia.
Paso #8 – Intégrate en la totalidad.
Acepta todas y cada una de las partes de tu vida. Todas las partes. Este es uno de los más profundos elíxires curativos que te puedes ofrecer a ti mismo. Deja que todo se integre – tu mente con el cuerpo, tu cuerpo con el espíritu y todo tu ser con todas las experiencias de tu vida. Acepta tu totalidad irrevocable. Cuando aceptas lo que ha sido, lo que creías que era y lo que es, relajas tu agarre a lo absurdo, a las limitaciones y a las creencias obsoletas que impiden tu avance. ¿Qué queda? Espacio. Espacio y más espacio para expandirte y tomar tu forma natural, íntegra y plena con un sentido más profundo de verdad, sabiduría y compasión.
Paso #9 – Pinta un espectro de amor para todo.
Sirve y acepta a los demás – lo que quieran crear, lo que quieran ser y lo que quieran concebir. Recuérdales hacer todo lo que se necesite para no fallar. Recuérdales que el mal que viene junto con lo bueno ES el viaje y la más hermosa y satisfactoria experiencia que nadie jamás podría llegar a tener. Ofréceles y apóyalos para que tengan una nueva manera de vivir, de pensar, de crear, incluso de trabajar – escucha y mantente abierto a las formas de los demás.
Ten conversaciones que te hagan sonreír y reflexionar. Ofrece soluciones que acerquen aún más, en lugar de separar.
Paso #10 – Tómate el tiempo para no hacer nada.
Limpia tus listas. Borra la pizarra. Deja todo limpiecito. No hagas nada. Simplemente deja que todo sea como es. Sin importar de qué se trate, sin importar lo que tu mente esté gritando o qué confusión tengas en tu vida, tan sólo por unos segundos, o el tiempo que puedas cada día… déjalo ser. No hacer nada y sentarnos en paz, nos ayuda a reconocer todas las formas en las que no dejamos que las cosas sean. Explora la profunda, preciosa simplicidad y sutileza de no hacer nada… y todos los retos que esta actitud es capaz de soportar.
En la más simple instrucción de Andrew Cohen: toma asiento, estate en paz y no hagas nada.
En palabras de los Beatles: ‘Let it be’. Déjalo ser.

2 Comments

  1. Cris Coronel

    Cris Coronel

    04/05/2015 at 04:03

    Eve Solorzano

  2. Cris Coronel

    Cris Coronel

    04/05/2015 at 04:03

    Eve Solorzano

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *