Ley de atracción

11 PASOS PARA LLEVAR LA MAGIA A TU VIDA

By  | 

“Los once pasos de la magia” es una metodología para lograr objetivos creada por José Luis Parise. Se centra en once pasos para intentar crear un vínculo entre el universo, nuestro cuerpo y el ideal que se quiere alcanzar a través del procedimiento.

DESCRIPCIÓN DE LOS ONCE PASOS DE LA MAGIA

1.Pensar la idea

El primer paso es pensar la idea. Todo se compone en una imagen junto a una definición que representa una cosa. Hay que definir qué es lo que se quiere y “llamar” al resultado para que ocurra. En esta parte hay que visualizar el objetivo que se quiere lograr o la meta a alcanzar.

Todo lo que existe se crea dos veces, la primera en la mente de alguien, no existe creación sino recreación, así que a qué esperas para crear tu propia realidad? Ya veremos después quién se encarga de recrearla…

2.Guiar los pensamientos hacia el objetivo

Lo segundo es determinar con la palabra hacia dónde se dirige la persona. Esto representa la consciencia del camino y de la toma de decisiones. Hay que tomar en cuenta los pensamientos racionales e irracionales, e intentar guiarlos hacia la idea u objetivo a lograr.

Se quiere crear algo concreto, por lo que la mente no puede estar distraída o enfocada en otras cosas. Es bueno plantearse esto como una orden parecida a “Lograré el objetivo” o “Encontraré a mi futura esposa”.

El verbo es la fuerza creadora por excelencia, así que verbaliza el objetivo.

3. Verbalizar a dónde quiero llegar

El tercer paso es la forma, es decir, hacia dónde se dirige la persona. Es oportuno preguntarse cómo se va a alcanzar el objetivo y buscar la manera más accesible de cumplirlo. La idea original es “Yo le digo al Universo A Dónde voy, y el Universo me dirá Por Dónde llegar a Eso”.

4.Visualizo la meta

El cuarto paso es visualizar el objetivo o “cosa” a conseguir. Mientras se está realizando el trayecto, poco a poco el objetivo parecerá más cercano, por lo que hay que mantener los ideales e inspiración fuertes.

La visualización ayuda a la recreación, aporta los detalles que quizá pasamos por alto al pensar en el objetivo o verbalizarlo.

5. Lucho por ello

El quinto paso es el combate, que consiste en luchar por la dirección que se ha tomado. En este paso la “cosa” ya ha manifestado alguna señal y presenta relación con los procedimientos realizados. La persona debe utilizar toda su fuerza para luchar cada batalla contra aquello que se interponga en el camino para alcanzar el objetivo.

No apartarnos del camino aunque se presente tormenta es hacer un compromiso de determinación, de apuesta por lo que queremos, de merecimiento.

6. Poner nuestra energía al servicio del objetivo

En sexto lugar está la energía. Se piensa que el hombre está subordinado a que se deben encontrar las fuerzas necesarias para mover el universo.

No dispersar nuestra energía, focalizarla en la consecución del objetivo y no en lo que nos aparta de él, es un paso fundamental para su logro.

7. Atender a la casualidad

El séptimo paso es la casualidad, donde algo ocurrirá de manera que la persona estará mucho más cerca de su objetivo. Estar atento a las señales, a las sincronicidades a los eventos en apariencia casuales que nos conectan con la consecución del objetivo… la ayuda está en camino.

8.Conjugar nuestro deseo con nuestra vida

El octavo paso consiste en la negociación con los factores externos a la persona para mantener el equilibrio con la vida de los demás. Siempre se debe ser honesto y mantener la dirección en base al resultado que se busca.

9. Superar la prueba del miedo

El paso nueve consiste en un examen final por parte del universo que se manifestará en la realización de nuestros miedos y temores; hay que lograr superar esta adversidad porque faltará poco para alcanzar el objetivo.

10. La consecución y la reflexión

En el paso diez, se ha llegado al destino aunque no sea el capítulo final. Hay que pensar sobre el camino recorrido y las experiencias vividas, además de custodiar la entrada a ese objetivo que podría ser alcanzado por otros.

11. Disfrutar, agradecer y practicar

Finalmente, el paso once es celebrar lo logrado y crecer como persona y como “mago”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *