Conciencia

11 hábitos a liberar para ser feliz

By  | 

1. El conflicto.
¿Conoces a alguien que ha prosperado en conflictos y dramas? Físicamente y mentalmente es perjudicial. Tomar la decisión de limitar tu exposición a situaciones en las que pueda haber un conflicto es de sabios. Esto no quiere decir que pases de todo y no quieras discutir de nada, sino diferenciar las discusiones en “saludables” o “nocivas”. Alterarte y enfurecerte por cosas insignificantes no tiene sentido, así que evítalas y sonríe más.

2. El desorden material.
Claro que te pueden encantar las cosas bonitas, pero un bolso caro o un reloj nuevo no es sinónimo de felicidad, paz interior, o amor. ¿Qué ocurriría si dieras regalaras aquellos bolsos que no utilizas? Usarías los que de verdad te gustan y tendrías más espacio en tu armario sabiendo que alguien los está dando un buen uso. Pon orden en tus posesiones materiales y libérate ayudando a alguien que lo necesite más que tú.

3. Los amigos.
Hay un dicho interesante que dice: “Poco importante es tener un montón de amigos, y más importante contar con una amistad real” . Si empiezas a quitar de tu jardín las malas hierbas y empiezas a regar tu rosal con amor, será más alto y más bello.

4. Los alimentos.
Todos sabemos que nuestro metabolismo es más lento o más ágil según lo que comamos. Concéntrate pues en alimentos orgánicos de calidad, ecológicos, y en comer en porciones más pequeñas. Mantente alejado de los alimentos procesados, precocinados, y de los azucarados (pues el azúcar hace que nos baje la energía al depender de ella en exceso). Bebe bastante agua y prueba una semana a no comer nada que provenga de animales, ¡ya me dirás cómo te sientes después de esa semana!

5. Ser cool.
No trates de ser alguien que no eres. Si tu apariencia no parece tan cool como la de otros, y quieres ser uno de ellos, pues cambia. Pero no lo hagas por la opinión de los demás, sino porque sale genuinamente de ti. Si quieres bailar con la música de Greenday, hazlo, si quieres ir a pasear al perro con los pantalones de pijama puestos, hazlo. Lo importante es que tú estés bien contigo mismo, no pendiente de lo que opinen los demás.

6. Decir sí.
Si piensas que tienes que responder con un “Si” a todo el mundo, puede ser que no quieras decepcionar a nadie. Pero lo que conseguirás con esto es sentirte abrumado, quemado y resentido. Aprende a decir “No”, a poner límites con respeto. En definitiva: hacer lo que es correcto para ti. Este suele ser uno de los cambios más liberadores para tu mejora personal.

7. El chismorreo.
Tu vida será un poco más feliz y más positiva si asientas tus bases alejadas del chismorreo y la crítica. Verás el mundo con menos cinismo. Esta frase lo refleja: “Si no tienes nada bueno que decir, mantén la boca cerrada”

8. La lupa.
Mirar nuestras imperfecciones con preocupación es en sí mismo preocupante, porque nosotros no somos nuestro exterior, somos mucho más profundos que todo eso. Esa lupa puede servir para arrancarnos algunos pelos de las cejas de vez en cuando, pero no te quedes demasiado tiempo con esa lupa. El mundo te ve y te ama tal como eres, en tu forma natural.

La mayoría de las personas no se dan cuenta de las cosas que no nos gustan de nuestro cuerpo, entonces ¿por qué perder el tiempo obsesionándose con ellas? Y otra pregunta, ¿por qué le das importancia a la opinión de los demás sobre ti? La mayoría de las personas a las que queremos impresionar son completos desconocidos que no nos importan.

9. La preocupación.
Los estudios han demostrado que a medida que envejecemos, nos importa menos lo que otros piensen y también la manera en que nos perciben. Date cuenta de que estás en esta tierra para sacar todo el potencial que hay dentro de ti, no te preocupes por la opinión de los demás.

10. Las distracciones.
Ya sea demasiada televisión, medios sociales, o ir de compras por la red, la tecnología es un medio que nos quema el tiempo y nos aleja de las experiencias más significativas. Si le dedicaras una hora menos de tu tiempo libre a la tecnología para leer, meditar, cocinar, o tener un tiempo de calidad con los amigos y la familia, notarias un cambio significativo en tu forma de pensar y actuar.

11. El juicio.
Que regalo más grande de amor propio el dejar de herirnos a nosotros mismos, y a su vez a los que nos rodean. El ser menos crítico aumenta nuestra creatividad, la autoestima, el nivel de gratitud, y la amabilidad. Para esto necesitas ser consciente de ello y estar enfocado, pero pronto se convertirá en algo natural. Te haré una pregunta: ¿quieres ser ese anciano o anciana amargada que se queja de todo?, ¿o quieres vivir el resto de tus días en paz y armonía contigo mismo y con el mundo? Espero que algunas de estas ideas resuenen en ti, sin importar tu edad.

9 Comments

  1. Alma Lucero

    Alma Lucero

    06/11/2016 at 13:00

    b

  2. Rafael E. Degracia

    Rafael E. Degracia

    06/04/2016 at 07:49

    Shamir Diaz

  3. Mary de la Rambelje

    Mary de la Rambelje

    07/12/2015 at 13:24

    Este Mensaje Esta Muy Bonito Pero Ay que ber El Otro Lado de la Pagina me A Gustado Mucho Gracias,.

  4. Victori Crespi Reynes

    Victori Crespi Reynes

    02/04/2015 at 22:31

    Cristina Sanchez

  5. PACO

    02/04/2015 at 20:48

    MUY INTERESANTE

  6. miriam de andrea

    02/04/2015 at 17:23

    exelente!!!!!! gracias

  7. Mayra Alejandra

    Mayra Alejandra

    02/04/2015 at 15:33

    Maravilloso

  8. Yamile Gomez Galindo

    Yamile Gomez Galindo

    02/04/2015 at 14:40

    Muy cierto

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *